Navigation

Kiev dice que los separatistas han derribado un avión de combate ucraniano

Los rebeldes separatistas prorrusos derribaron un avión de combate MIG-29 ucraniano en la región de Luhansk en el este de Ucrania durante la noche, dijo un portavoz militar el domingo. El piloto salió expulsado de la cabina y fue encontrado después de una búsqueda, dijo el portavoz, Oleksiy Dmytrashkivsky. En la imagen, soldados ucranianos buscan explosivos con un perro al este de la ciudad ucraniana de Debaltseve, el 16 de agosto de 2014. REUTERS/Valentyn Ogirenko reuters_tickers
Este contenido fue publicado el 17 agosto 2014 - 12:22

Por Natalia Zinets y Thomas Grove

KIEV/DONETSK (Reuters) - Los separatistas prorrusos derribaron un avión de combate MIG-29 ucraniano en la región del este de Ucrania durante la noche el domingo mientras que murieron al menos 10 civiles en los enfrentamientos con artillería y morteros en la ciudad rebelde de Donetsk, dijeron las autoridades locales.

La reanudación de los combates, que se produjeron después de que los rebeldes dijeran que estaban recibiendo cargamentos de equipo militar pesado de Rusia y 1.200 combatientes, ensombrece la reunión internacional de alto nivel sobre Rusia y Ucrania en Berlín.

El conflicto de cuatro meses en la región rusófona de Ucrania ha llegado a una fase crítica, con Kiev y los gobiernos occidentales pendientes de si Rusia interviene en apoyo de los cada vez más asediados rebeldes - algo que Moscú niega.

Las fuerzas del Gobierno ucraniano han tomado una estación de policía en Luhansk, una ciudad en la frontera con Rusia, que había estado bajo el control de los rebeldes desde abril, y levantaron la bandera ucraniana, dijo el domingo un portavoz militar.

El portavoz, Andriy Lysenko, también dijo que habían visto entrar equipo militar desde Rusia, incluyendo tres sistemas de misiles Grad. Añadió que los drones rusos habían invadido el espacio aéreo ucraniano en 10 ocasiones.

Otro portavoz militar ucraniano dijo que los rebeldes habían derribado un avión de combate MiG-29 sobre la región de Luhansk, una de las dos zonas donde los separatistas atrincherados luchan con acciones de retaguardia para mantener a raya a las fuerzas del Gobierno, que avanzan posiciones.

El piloto salió expulsado y fue localizado y recuperado tras una búsqueda, dijo el portavoz, Oleksiy Dmytrashkivsky, a Reuters.

Donetsk, la mayor ciudad de la región donde los rebeldes siguen atrincherados a pesar de la ofensiva del Gobierno, sufrió las explosiones y el ruido de la artillería pesada durante toda la noche.

Al menos 10 civiles murieron, dijeron las autoridades locales.

La Guardia Nacional de Ucrania dijo que sus fuerzas habían capturado a un comandante de campo rebelde de la región de Luhansk y a otros 13 sospechosos de "actividad terrorista".

"Los terroristas están usando ropa común, llevando consigo nada más que su pasaporte e intentando hacerse pasar por ciudadanos normales y pacíficos para atravesar los puntos de control ucranianos", dijo. "Entre los capturados está un comandante de campo del grupo terrorista de Luhansk".

El sábado, Alexander Zakharchenko, primer ministro de la autoproclamada República Popular de Donetsk, dijo que los rebeldes estaban en proceso de recibir cerca de 150 vehículos blindados, incluyendo 30 tanques, y unos 1.200 combatientes que habían estado cuatro meses entrenando en Rusia.

"Se están sumando en el momento más crucial", dijo Zakharchenko en el video. El líder rebelde no especificó de dónde provendrían los vehículos.

La reanudación de los enfrentamientos y la declaración de refuerzos de los rebeldes por parte de Rusia serán parte de las conversaciones seguramente durante un encuentro previsto en Berlín el domingo entre los ministros de exteriores de Ucrania, Rusia, Alemania y Francia.

Francia dijo que la reunión podría ser el primer paso para un acuerdo de paz.

Moscú ha sido objeto de duras sanciones de Occidente tras anexionarse la península ucraniana de Crimea y ser acusado de estar apoyando a separatistas en el este de Ucrania con tropas y financiamiento. Rusia rechaza las acusaciones.

SEÑAL DE PREOCUPACIÓN

En una señal de preocupación por los últimos comentarios de los rebeldes, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, acordaron el sábado en una conversación telefónica que los envíos de armas a los separatistas debían detenerse y que tenía que lograrse pronto un alto al fuego, dijo un portavoz del Gobierno alemán.

El riesgo de una guerra abierta entre los dos ex estados soviéticos más poderosos provocó el viernes una ola vendedora en las acciones de todo el mundo.

Rusia dice que se trata de una misión solo humanitaria en apoyo a los civiles de las zonas afectadas por el conflicto, pero Ucrania está preocupada de que podría servir como una suerte de caballo de Troya para infiltrar suministros militares o crear un pretexto para una intervención armada.

Naciones Unidas dijo esta semana que alrededor de 2.086 personas han muerto en el conflicto de cuatro meses en Ucrania, con casi 5.000 heridos.

Funcionarios del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dijeron que la mayoría de los protocolos habían sido acordados por parte de Rusia y Ucrania, pero que ambas partes aún necesitan encontrar la manera de garantizar la seguridad antes de que el convoy avance.

Un periodista de Reuters informó desde el asentamiento ruso de Kamensk-Shakhtinsky, en donde está esperando el convoy, que 16 camiones de los camiones salieron en dirección de la frontera ucraniana.

El gobierno de Ucrania, dijo a última hora del sábado que había designado el convoy ruso como ayuda humanitaria, en principio habilitándolo para cruzar la frontera bajo los auspicios de la Cruz Roja. La columna de Rusia comprende cerca de 280 camiones en total.

La crisis ha afectado las relaciones entre Rusia y Occidente a su punto más bajo desde la Guerra Fría y desató una ronda de restricciones comerciales que están perjudicando las economías en dificultades, tanto en Rusia como en Europa.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.