Navigation

Vicepresidente argentino vuelve a los tribunales por supuestas irregularidades en compra de auto

Imagen de archivo del vicepresidente argentino, Amado Boudou, en una recepción oficial en Buenos Aires, jul 7 2014. El vicepresidente argentino, Amado Boudou, en el ojo de la tormenta tras haber sido procesado en una causa por corrupción, volvió el miércoles a los tribunales para declarar en otra investigación por la supuesta compra irregular de un vehículo. REUTERS/Enrique Marcarian reuters_tickers
Este contenido fue publicado el 23 julio 2014 - 15:34

BUENOS AIRES (Reuters) - El vicepresidente argentino, Amado Boudou, en el ojo de la tormenta tras haber sido procesado en una causa por corrupción, volvió el miércoles a los tribunales para declarar en otra investigación por la supuesta compra irregular de un vehículo.

Boudou está bajo sospecha de haber adquirido hace 20 años un automóvil mediante documentación falsa. La causa fue abierta tras una denuncia del organismo estatal a cargo del registro de la propiedad de los automotores.

El vicepresidente concurrió por mañana a los tribunales federales de la capital argentina pero se negó a responder a las preguntas del juez Claudio Bonadío, informó el Centro de Información Judicial (CIJ).

En cambio, el funcionario le dejó al magistrado un escrito en el cual expuso su defensa, agregó el CIJ.

Boudou se convirtió el mes pasado en el primer vicepresidente de la historia argentina en ser procesado durante el ejercicio de sus funciones, cuando un magistrado lo acusó formalmente por haber participado en la compra irregular de una compañía que imprime papel moneda para el Estado.

El funcionario ha asegurado que es inocente y que es víctima de una campaña mediática en su contra.

La situación judicial del vicepresidente suele ocupar la primera plana de la prensa local, lo que ha golpeado la popularidad de la mandataria Cristina Fernández, quien ha rechazado los reclamos de la oposición para que Boudou pida licencia hasta que se resuelva su situación judicial.

Por su calidad de vicepresidente, Boudou podría ser juzgado pero no detenido, a menos que sea destituido por el Congreso. Eso es poco probable, dado que ambas cámaras están controladas por el oficialismo.

(Reporte de Alejandro Lifschitz)

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.