Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Schengen no preocupa mucho a los guardias fronterizos

Policías fronterizos buscan droga en un vehículo en la población de Diepoldsau, cantón de San Gallen.

(Keystone)

No espere grandes cambios cuando Suiza desmonte sus fronteras terrestres para unirse a la zona europea de Schengen este 12 de diciembre, advierten los guardias fronterizos.

Las fronteras para el tránsito vial ya no tendrán puntos de control de pasaportes; empero, el tráfico de bienes seguirá sujeto a controles aduaneros regulares. Y los chequeos en los aeropuertos de Suiza -que no es miembro de la Unión Europea - probablemente serán anulados hasta marzo.

Los ministros del Interior de la Unión Europea (UE), que se reunieron recientemente en Bruselas, aprobaron de manera unánime el tratado con Suiza que entra en vigor este viernes.

Desde hoy, los controles sistemáticos de personas serán suprimidos y se incrementará la cooperación en la lucha contra el crimen fronterizo.

Pero como la Confederación no es miembro de la Unión Aduanera de la UE, los guardias de las fronteras suizas mantendrán el control de las aduanas en lo que concierne a mercancías ilegales, armas u otros artículos.

Para contribuir a evitar posibles confusiones, los guardias fronterizos suizos presentarán el próximo lunes (15.12) su nuevo programa Schengen a la prensa.

"Schengen significa no más controles sistemáticos en las fronteras internas suizas. Sin embargo, se mantendrán los controles en las aduanas, con lo que la gente que cruza las fronteras internas no notará mucho los cambios", dijo a swissinfo Michaela Rickenbacher, jefe de personal de la guardia fronteriza suiza.

"La mayor parte del tráfico puede continuar sin problemas, pero todavía es posible seleccionar algunos automóviles y realizar controles sobre bienes e individuos", señaló.

Mientras las fronteras terrestres serán desmontadas este 12 de diciembre, el transporte aéreo en la zona de Schengen seguirá sujeto al control de pasaportes hasta la introducción del nuevo horario de vuelos a finales de marzo de 2009.

La unión con Schengen significa estrechar la vigilancia de las fronteras externas con esa zona. Por lo tanto, los guardias fronterizos suizos reemplazarán a los policías internacionales en los aeropuertos helvéticos para la realización de los controles de los pasajeros que cruzan tales fronteras.

Otro cambio importante este 12 de diciembre implica los visados. Los extranjeros de terceros países que residen en Suiza ya no necesitarán un visado Schengen para entrar en esa zona. Y los turistas de países exteriores a la Unión Europea que viajen por Europa también podrán visitar Suiza con ese documento.

¿Menos trabajo?

Para los guardias fronterizos, el cambio significará un mayor énfasis en las aduanas, pero mantendrán las labores policiales encomendadas por los cantones y cuando existan sospechas, podrán efectuar controles de identidad.

Entonces, la unión con Schengen no necesariamente significará menos trabajo para los guardias fronterizos suizos.

"Aparte de los controles de aduanas, también tendremos equipos móviles de control dentro de las fronteras", explicó Rickenbacher, y añadió que se organizan algunas patrullas móviles con guardias fronterizos de países vecinos.

Recientemente, los guardias fronterizos suizos inauguraron una nueva unidad móvil en el norte de Ginebra, donde pueden llevarse a cabo mayores controles de personas o vehículos sospechosos.

Según las autoridades suizas, Schengen proporciona una base legal clara y práctica para que la policía y los guardias fronterizos fortalezcan la cooperación con otros 27 países que pertenecen a la zona sin fronteras.

Mayor seguridad

Uno de los instrumentos principales en la lucha contra el crimen fronterizo es el Sistema de Información Schengen (SIS), un banco de datos utilizado por todos los países con información sobre personas buscadas y mercancía robada.

Desde la presentación de la base de datos del SIS el pasado 14 de agosto, las autoridades suizas la han consultados unas 130.000 veces por día.

En total se lograron más de 2.000 acciones exitosas desde agosto, sobre todo en los cantones de Zúrich, Tesino, Basilea-Ciudad, San Gall y Ginebra.

Entre tales aciertos, el SIS encontró a 25 personas buscadas en otros países europeos en conexión con crímenes serios. Aproximadamente unas 900 medidas tuvieron que ver con personas a las que se había negado la entrada en el de área Schengen, mientras que otras 500 estuvieron relacionadas con desaparecidos.

"Esto nos permite contar con una red internacional para hallar a los verdaderos criminales... y contribuye a efectuar controles humanos más eficientes", dijo Rickenbacher.

swissinfo, Simon Bradley
(Traducción: Marcela Águila Rubín)

Guardia fronteriza suiza

Los guardias fronterizos suizos son el servicio armado de la Administración Federal de Aduanas, un departamento del Ministerio de Finanzas.

Hay aproximadamente 2.000 guardias fronterizos, incluidas 100 mujeres. Trabajan en 91 ubicaciones fijas y en 35 unidades móviles a lo largo de 1.881 kilómetros de fronteras suizas.

Sus tareas principales son la lucha contra la inmigración ilegal, el crimen fronterizo y el contrabando, pero también tratan con la falsificación y el contrabando de armas, plantas y animales.

Detienen a unos 30.000 sospechosos cada año. Descubren aproximadamente 4.000 casos de contrabando fronterizo y unas 2.000 falsificaciones de documentos, y procesan unas 30.000 infracciones de tránsito vial.

Fin del recuadro

ACUERDO DE SCHENGEN

El área Schengen comprende 24 países, la mayor parte de los cuales son miembros de la Unión Europea, así como los cuatro países integrantes de la Asociación Europea de libre Comercio - Islandia, Noruega, Suiza y Liechtenstein.

El tratado de Schengen toma su nombre de una ciudad en Luxemburgo donde fue firmado por Alemania, Francia y los Estados de Benelux en 1985.

En el contexto de acuerdo, la cooperación internacional facilita los viajes con al eliminación de controles sistemáticos en las fronteras comunes de los Estados signatarios.

Al mismo tiempo, la introducción de nuevas medidas ha mejorado la cooperación internacional entre la autoridades de justicia y policía para combatir el crimen, incluidas acciones de seguridad, controles reforzados en las fronteras externas de Schengen externas y mayor cooperación de policía fronteriza mediante el Sistema de Información Schengen (SIS).

Suiza firmó el acuerdo de Schengen el 26 de octubre de 2004. Los votantes suizos lo aprobaron el 5 de junio de 2005 con el 54.6% de los votos.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×