Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Sociedad y medios, monitores contra la corrupción

TI recomienda que las empresas suizas firmen su código de conducta contra el soborno.

(www.schreib-lust.de)

Pese a que Suiza tiene instituciones políticas y económicas sólidas, los hechos corruptos no desaparecen del todo.

Sin embargo, la ONG Transparencia Internacional (TI) advierte que Suiza mejoró su posición en el índice de percepciones sobre este flagelo.

La corrupción ocurre en todos los países y en todos los sectores de la sociedad. Suiza no es la excepción.

Según la organización no gubernamental Transparencia Internacional (TI), Suiza ocupa una calificación de 8,8, que la sitúa en noveno lugar en su listado de 133 países.

La posición líder en el llamado ‘índice de percepciones de corrupción’ la ostenta Finlandia con 9,7 de 10 posibles puntos, seguido de Islandia (9,6), Dinamarca (9,5), Nueva Zelanda (9,5), Suecia (9,3), Canadá (9,0), Holanda (8,9), Singapur (8,9) y Noruega (8,8). La última posición la ocupa Bangladesh con 1,3 puntos.

Transparencia Internacional (TI) -dedicada a combatir la corrupción-, congrega a la sociedad civil, al sector privado y a los gobiernos en una vasta coalición global.

El propósito es comprender y enfrentar los dos rostros de la corrupción: quien corrompe y quien permite ser corrompido. TI crea conciencia sobre los efectos de la corrupción y promueve reformas políticas para su lucha.

Cabe señalar que TI no denuncia casos individuales de corrupción, sino que orienta sus esfuerzos hacia logros sustentables a largo plazo.

Suiza gana posiciones

En comparación con el año anterior, Suiza ha ganado varias posiciones en el índice de percepciones de la corrupción. En el 2002 aún no figuraba en la lista de los diez países mejor posicionados.

Según TI, Suiza muestra aún deficiencias en los procesos de licitación pública, permisos y concesiones, en el ámbito de la policía, en aduanas y, en un menor grado, en la administración de la justicia.

IT señala también que Suiza hizo avances en materia de lavado de dinero y en la batalla contra las transacciones financieras ilícitas.

La organización recomienda a la Confederación que las empresas firmen el código de conducta contra el soborno, elaborado por la misma IT.

Para que el combate a la corrupción sea exitoso, es fundamental que los organismos que controlan e imparten justicia funcionen de forma profesional, independiente de intereses políticos y privados.

IT señala que “a los corruptos se les están agotando los escondites“ gracias, por una parte, a la tecnología, que facilita la difusión de información actualizada y precisa; y por otra parte, gracias a los medios de comunicación y a la sociedad civil, quienes exigen cada vez más que los sectores públicos y privados rindan cuentas.

Cuando la gente opina sobre la corrupción en Suiza

De gran interés es el resultado de una encuesta elaborada por Gallup sobre la percepción de la corrupción en Suiza. 73% de las personas cuestionadas opinan que la corrupción no es significativa en su vida privada y familiar.

Pero más del 80% de los interrogados creen que los negocios, las empresas y el sector político sufren de un significativo grado de corrupción.

Transparencia Internacional está convencida de que las iniciativas internacionales como la Convención de Lucha contra el Cohecho de Funcionarios Públicos Extranjeros, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), pueden desalentar conductas corruptas.

TI insiste también en que esta Convención todavía no ha causado un impacto suficientemente revelador y lamenta la falta de voluntad política para procesar judicialmente a personas u organismos involucrados en notorios casos de cohecho.

Tan fuerte como el eslabón más débil

Los recientes escándalos en torno a Enron, WorldCom y otras sociedades que cotizan en las grandes bolsas de valores del mundo, han sensibilizado al público en general sobre el tema de la corrupción y las conductas no éticas.

Para alivio de los suizos, este país tiene estructuras políticas y económicas serias con un alto grado de transparencia y un control eficaz del gobierno a través del parlamento, que impiden la corrupción a gran escala.

Sin embargo, TI señala que el sistema internacional político y económico en su conjunto no será mejor que su eslabón más débil “si no se realizan esfuerzos para modernizar las instituciones jurídicas”.

“Los futuros acuerdos internacionales no se podrán ejecutar y nuestras democracias seguirán amenazadas por la incapacidad que demostramos en la persecución de la corrupción y de otras actividades delictivas”, advierte IT.

swissinfo, Erwin Dettling, Zúrich


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×