Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Buceo para mantener limpias las aguas suizas

Los buceadores de la Suat están en acción incluso en las noches, como aquí, en el lago de Zug.

Los buceadores de la Suat están en acción incluso en las noches, como aquí, en el lago de Zug.

Un pequeño grupo de buceadores comprometidos quiere eliminar la basura que la mano del hombre ha depositado en los lagos y ríos helvéticos.

Con tal fin, estos deportistas y ecologistas fundó el verano pasado la Asociación Suiza de Buceadores por el Medioambiente: un proyecto generacional.












































Bicicletas, neumáticos  de autos y tractores, motocicletas, chimeneas, refrigeradoras, bancos de jardín, municiones, barriles de aceite, cubos de pintura, gran cantidad de botellas de plástico y de vidrio, latas...

Más o menos así se ve ‘el botín’ que los 17 buceadores han ‘pescado’ de ríos y lagos en el corto tiempo desde que se ha fundado su asociación, Suat.ch (por sus siglas en alemán).

  

“Estoy escandalizado por la irresponsabilidad de algunas personas frente a la naturaleza",  dice Thomas Niederer, presidente y fundador del grupo, a swissinfo.ch. “Esto me hace reflexionar mucho”.

Pasatiempo se convierte en proyecto ambiental

Este hombre de 45 años, especialista en equipos de ventilación, empezó a bucear recién en 2008 después de un curso de prueba en Grecia. Para Niederer, quien actualmente se capacita como instructor de buceo, este deporte es hoy más que un hobby - se ha convertido en un proyecto ambiental.

"Originalmente empecé con el buceo para relajarme, recuperarme. Pero al ver todo aquello que se encuentra bajo el agua, el relax ya no fue posible”, explica Niederer. 

El buceo, expresa, es para el como una misión. ”No puedo cerrar los ojos ante tantos desechos, ante esta civilización que produce tanta basura y que uno encuentra también bajo el agua. Y tampoco puedo bucear a través de esos residuos”.

Sostenibilidad: por ahora, una ilusión

En Suiza hay 1500 lagos y para Thomas Niederer es una ilusión mantenerlos limpios de manera sostenible con apenas 20 buceadores voluntarios. La asociación está dando sus primeros pasos.

"Si continuamos desarrollándonos, si más buceadores tienen conciencia ambiental y para ellos nuestras aguas también representan mucho, se si dejan inspirar y nos acompañan en esta misión, en poco tiempo seremos 50 o 100 y en un par de años tal vez 250 o 500 miembros. Y entonces estaremos en condiciones de llevar a cabo mucho más y de manera muy eficiente”.

Trabajo para 200 años

Según el presidente de la Suat, solamente el Vierwaldstättersee (Lago de los Cuatro Cantones) tiene 170 kilómetros de orillas. Se necesitarían 1200 inmersiones para rastrear la basura del lago por todas partes. “Entre 300 y 400 lagos suizos son aptos para el buceo. Pero aun cuando los buzos de la Suat estarían cada día bajo el agua, tendrían un trabajo para 200 años”.

Niederer habla de un proyecto generacional. “Tengo un hijo de 20 años que ha comenzado a acompañarme en esta labor. El todavía tiene 50 años por delante para bucear y puede continuar el proyecto sin problemas. Y le seguirán otros, ojalá”.

Cooperación con los cantones

Entretanto, se ha establecido un contacto muy estrecho con algunos cantones, informa Niederer. “Hacemos un trabajo voluntario y sin costo. Pero no quisiéramos tener que cubrir los costos del tratamiento de la basura que sacamos. Para eso necesitamos la colaboración y el apoyo de las autoridades”.

Después de muchas conversaciones con diversas oficinas, Niederer quedó sorprendido positivamente de la buena predisposición de las autoridades para participar del proyecto.

…y de personas privadas

En las últimas semanas, los buceadores de la Suat, en cooperación con el Hotel Palace y el barco-restaurante-Guillermo Tell, ejecutaron una acción exitosa a orillas del Lago de los Cuatro Cantones, en la parte de Lucerna: liberaron la zona entre ambos puntos de todo tipo de basura que con el paso del tiempo se había acumulado, también en las profundidades del lago.

  

“Para nosotros fue estupendo que incluso el director de Turismo de Lucerna, Marcel Perren, haya presenciado nuestra acción de limpieza y la cantidad de basura acumulada”, refiere un orgulloso Niederer.

Voluntario y gratuito

Todos los miembros de Suat ejercen una profesión. “Pero como el proyecto es tan importante para nosotros, nos reunimos durante la semana una o dos veces, luego del trabajo y hasta muy entrada la noche, y los fines de semana. Entonces vamos en busca de la basura”.

Los buzos de la Suat cumplen su trabajo ambiental no solo voluntaria, sino también gratuitamente. No obstante, los trajes de buceo, el equipo, así como los instrumentos y aparatos para la ejecución de sus acciones de limpieza son caros. 


"Hasta ahora lo financiamos con nuestras contribuciones de asociados y subsidios de algunos miembros. También por la seguridad, que está por encima de todo, debemos pagar algo. Pero no queríamos esperar para empezar con nuestro proyecto hasta que se animen a apoyarnos algunos patrocinadores o donantes, pues para nosotros esto es demasiado importante”, enfatiza Niederer.

Por cierto, también están en busca de patrocinadores. “Nos ayudaría mucho si los cantones y las comunas, o personas privadas, también participarían financieramente”, señala el presidente de la Suat.

“Se nos puede contratar además para trabajos de limpieza, buceo de inspección o para búsqueda y recuperación de objetos. Estamos en condiciones de hacer trabajos de buceo hasta una profundidad de 100 metros”.

Ni idealista, ni fundamentalista

Thomas Niederer ya fue encasillado como ‘idealista incorregible’ o incluso como ‘ecologista fundamentalista’. Ante estas etiquetas reacciona con calma: “No soy ni uno ni lo otro. Simplemente que el buceo ha cambiado mucho mi actitud ante el medioambiente. Antes también fui uno de esos que tenía muy poca consideración con la naturaleza. Ahora todo ha cambiado de golpe”.

La gente debería ser consciente de que el mundo subacuático es, en realidad, el fundamento de nuestra vida, opina el presidente de la Suat. “Y quien lo conoce una vez, cambia su actitud hacia él inevitablemente”.

PECES Y CONTAMINACIÓN DEL AGUA SUBTERRÁNEA

Sustancias químicas, componentes que matan toda forma de vida, medicamentos que se depositan en las aguas subterráneas tienen consecuencias negativas para el ser humano, las plantas y los animales. 

La población de peces, un indicador importante sobre el estado de las aguas, se ha reducido en los últimos años en muchos ríos y lagos.

Todavía no está claro qué consecuencias tiene la micropolución o sus productos derivados para la vida acuática.  

Si tales sustancias dañinas llegan a las aguas subterráneas, pueden afectar la calidad del agua potable y, en el peor de los casos,

la salud humana.

La disminución de la calidad del agua subterránea tendría como consecuencia costos todavía más altos en la depuración del agua para consumo humano. O habría que buscar fuentes sustitutas.

 

(Fuente: Oficina Federal de Medio Ambiente) 

Fin del recuadro

THOMAS NIEDERER

Nació el 17.06.1965  en Stein-Säckingen, cantón de Argovia.

Es padre de dos hijos.

1972-1976: Escuela primaria.

 

1976-1979: Escuela secundaria.

Profesión: Constructor de equipos de ventilación.

Primera clase de buceo: en las vacaciones de 2008 en Grecia.

Actualmente: Formación como instructor de buceo.
 

300 inmersiones  en lagos suizos. 

Fin del recuadro


Traducción, Rosa Amelia Fierro, swissinfo.ch


Enlaces

×