Endurecen medidas locales por aumento de contagios de COVID-19

Sábado por la noche: Una persona controla su aplicación SwissCovid antes de salir de casa. Se han registrado infecciones en diversos centros nocturnos. Keystone / Jean-christophe Bott

Las autoridades suizas manifestaron su preocupación ante el incremento de infecciones por coronavirus en las últimas semanas. Este viernes se registraron 134 casos confirmados, durante el tercer día consecutivo en que los casos superaron los 100.

Este contenido fue publicado el 03 julio 2020 - 17:18
Keystone-SDA/swissinfo,ch/ilj

“No fue posible predecir qué tan rápido volvería a aumentar el número de casos”, declaró Patrick Mathys, responsable de la gestión de crisis y cooperación internacional de la Oficina Federal de Salud Pública (OFSP), en conferencia de prensa.

El miércoles, los casos aumentaron a 137, más del doble que el martes. El jueves, se registraron 116.

Suiza, que ha levantado muchas de sus restricciones de cierre, ha registrado un total de más de 32 000 pruebas positivas para COVID-19 hasta ahora, mientras que 1 965 personas han muerto. Las estadísticas decrecieron considerablemente con lo que, el pasado 19 de junio, las autoridades suprimieron la “situación extraordinaria”.

Pero la cantidad de infecciones comenzó a aumentar nuevamente desde mediados de junio, lo que generó preocupaciones sobre una segunda ola.

La cantidad de personas hospitalizadas por COVID 19 también ha aumentado ligeramente, dijo la OFSP. Actualmente, 12 personas se encuentran con respiradores en unidades de cuidados intensivos de hospitales suizos.

La situación internacional tampoco es halagüeña, agregó Mathys, “Hay varios puntos críticos en todo el mundo donde los casos están explotando”. Mencionó a Estados Unidos, Brasil y Rusia en particular y añadió que la situación en los países vecinos de Suiza también genera inquietud.

Mathys recordó la entrada en vigor desde el lunes 6 de julio de dos nuevas medidas para contrarrestar el aumento de infecciones en Suiza: el uso obligatorio de mascarillas en el transporte público y una cuarentena de diez días para las personas que lleguen a Suiza desde 29 países considerados de riesgo, incluidos Estados Unidos y Brasil.

Enfoque en los cantones

Con el levantamiento de la “situación extraordinaria”, mediante el cual las decisiones eran tomadas a nivel federal, los cantones reasumen sus poderes.

“No es nuestro objetivo reintroducir medidas generales nacionales”, subrayó Mathys. Los cantones deben “trabajar con el bisturí y las pinzas en las zonas donde sabemos que hay problemas de transmisión”, añadió.

Algunos cantones ya han anunciado sus propias medidas específicas. El Tesino, que se ha visto muy afectado por la pandemia dada su proximidad con Italia, severamente golpeada, informó este viernes que quedan prohibidas las reuniones de más de 30 personas y estableció un límite de 100 personas para bares y clubes.

Actualmente el límite para clubes nocturnos y pubs es de 300 para toda Suiza. Pero se han planteado preguntas después de que un “súper esparcidor” infectara a varias personas en un club de Zúrich, obligando a 300 a permanecer en cuarentena. Ha habido otros casos de infecciones en otros clubes, así como en escuelas en los cantones del Jura y Vaud.

Estos dos últimos cantones anunciaron este viernes que a partir de la próxima semana los residentes tendrán que usar mascarillas cuando vayan a las tiendas y negocios locales.

Compartir este artículo