Navigation

En Bolivia, acuerdo entre Glencore y obreros

Mineros potosinos de la Cooperativa La Candelaria, realizan trabajos de extracción manual de piedra. Keystone

La empresa Sinchi Wayra, gestionada por el consorcio suizo Glencore, recobró el control de su centro productor de plomo, plata y zinc ‘Tres Amigos’ tras la ocupación de miembros de la cooperativa Unificada de Potosí, que reclaman nuevas áreas de explotación.

Este contenido fue publicado el 25 noviembre 2010 - 14:09
Félix Espinoza R., La Paz, Bolivia

Clarificada la pertenencia legal del yacimiento, los obreros pusieron fin a su acción de cuatro días, el domingo, con un acuerdo que les abre la posibilidad de nuevos parajes.

No obstante, la toma de la mina y la retención de cinco personas entre profesionales y obreros son tipificadas como delitos de secuestro e invasión de la propiedad privada. Sinchi Wayra no presenta cargo alguno.

Aun cuando son situaciones distintas, el conflicto resuelto en principio trajo a la mente la nacionalización de la planta fundidora de estaño de Vinto, ordenada en el año 2007 por el presidente Evo Morales, un asunto todavía abierto con la filial de Glencore.

“El problema es que los cooperativistas acceden a yacimientos marginales o residuales porque no tienen capital para hacer inversiones en exploración y tienen que ir a donde ya está demostrado que hay mineral”, señala a swissinfo.ch el Viceministro de Desarrollo Productivo Minero Metalúrgico, ingeniero Héctor Córdova Eguivar.

Considerando que el costo aproximado para perforar un metro y sacar pruebas ronda los 100 dólares, no es difícil calcular la cantidad en millones invertida por Sinchi Wayra en el centro minero ‘Tres Amigos’ .

Es un yacimiento de plomo, plata y zinc; los precios están altos y los obreros de la Cooperativa Unificada han quedado sin parajes de explotación. Y al suponer que Sinchi Wayra lo explotaba ilegalmente optaron por reclamarla.

Cabe recordar que el minero cooperativista se agrupa en sindicatos privados que negocian con el Estado el control de yacimientos enteros o parte de ellos.

Sinchi Wayra y la figura legal

La filial de la suiza Glencore opera en cinco centros mineros situados en los departamentos de Oruro y Potosí. Son zonas productoras de estaño, plomo y zinc.

‘Tres Amigos’ se ubica en la población potosina de Colquechaquita – a 27 km de la Villa Imperial-, y ha pasado por algunos dueños antes de pertenecer a Sinchi Wayra.

Una disposición del Tribunal Constitucional permitía transferir las concesiones mineras hasta mayo o junio de 2008. Quienes entonces tenían la posesión de Tres Amigos deciden pasar la concesión a la sociedad minero metalúrgica Reserva Ltda. Acto seguido, Sinchy Wayra compra a Reserva Ltda todas las acciones y se convierte de hecho en el nuevo operador del yacimiento , señala en resumen el Viceministro Córdova Eguivar.

Pero en el Registro Nacional de Minas se les dice a los cooperativistas que Tres Amigos está a nombre de Reserva Ltda. y no de Sinchi Wayra. Esta confusión apresura la ocupación. Hechas las aclaraciones posteriores, la filial de Glencore convence a los cooperativistas de Unificada.

El acuerdo

Lo que se acordó entre la empresa y la cooperativa, con mediación del Ministerio de Minería, es que “en un área que el Estado va a conceder a los cooperativistas, la empresa Sinchi Wayra ayudará a los cooperativistas mineros a realizar la exploración, les dará apoyo técnico para la perforación de la mina y también les colaborará en la construcción de una vía de acceso a la mina, hasta una distancia máxima de cinco kilómetros. Si esta fuera mayor será la Gobernación de Potosí la que se haga cargo del saldo”.

De acuerdo con esta explicación sucinta del Viceministro de Desarrollo Minero Metalúrgico, los obreros de la Cooperativa Unificada dejaron las instalaciones ocupadas.

swissinfo.ch trató, infructuosamente, de recoger el comentario de la filial de Glencore. Sus directivos estarían de viaje.

¿Pone este hecho en tela de juicio la seguridad jurídica de los inversores?

“En ningún momento el aspecto jurídico o de seguridad que da el Estado ha sido puesto en duda por este problema”, sostiene el viceministro Héctor Córdova Eguivar y añade, porque “lo único que ha ocurrido es que algunos cooperativistas que estaban trabajando en áreas marginales querían tener acceso a un yacimiento mejor”.

En todo caso, la filial de la suiza Glencore Sinchi Wayra supera amigablemente un conflicto que exigió el esclarecimiento adecuado.

EL CONFLICTO

En la madrugada del 18.11 irrumpieron en las instalaciones del campamento minero ‘Tres Amigos’, sur de Bolivia, unos cien obreros de la Cooperativa Unificada.

La mina productora de plomo, plata y zinc pertenece a Sinchi Wayra, filial del consorcio suizo Glencore.

Tras cuatro días de negociaciones con la participación de autoridades del gobierno, la empresa y los cooperativistas se puso fin a la ocupación que además había retenido a cinco empleados de la empresa.
Sinchi Wayra opera en cinco centros mineros situados en Potosí y Oruro.

En los casos de Bolívar y Colquiri con contratos de riesgo compartido y en el de Porco con contrato de arriendo, porque son minas pertenecientes a la entidad estatal Corporación Minera de Bolivia.

End of insertion

Minería

Potosí es un departamento minero por excelencia.

Situado a 4.067 m.s.n.m. sigue luciendo el histórico y legendario Cerro Rico (Sumaq Orcko en quéchua) que sirvió de arca abierta a los colonizadores españoles.

Ya en épocas posteriores los yacimientos de estaño en Catavi y Siglo XX enriquecieron a los llamados ‘Barones del Estaño’ Aramayo, Hoschild y Patiño.

La tradición minera persiste en distintas formas: la empresarial con la presencia de consorcios extranjeros, como es Glencore y su filial Sinchi Wayra, además de otras con capacidad de inversión.

Al lado, casi sin recursos, están los cooperativistas mineros que explotan lo que queda de algunos yacimientos concedidos por el Estado.

Tampoco se puede olvidar a la ‘palliri’, la mujer que araña las últimas pizcas de mineral restante en los pedazos de roca descartada.

En la ciudad patrimonio mundial de la humanidad de la Unesco viven aproximadamente unas 200.000 personas.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.