Navigation

Skiplink navigation

La nube de ceniza volcánica se acerca a Suiza

La enorme nube de ceniza provocada por el volcán Eyjafjalla en Islandia. AFP

La erupción del volcán Eyjafjalla, en Islandia, afectó de forma considerable al tráfico aéreo europeo por segundo día consecutivo. Esta tarde se anunció el cierre del espacio aéreo suizo hasta el sábado debido a la nube de ceniza procedente del volcán islandés.

Este contenido fue publicado el 16 abril 2010 - 17:26

La Oficina Federal de la Aviación Civil (OFAC) informó que la medida se extenderá hasta las 09.00 hora local del sábado. Durante este viernes se habían cancelado en el país numerosos vuelos de llegada y salida en los principales aeropuertos del país: Ginebra, Zúrich y Basilea.

Además, las agencias meteorológicas avisaron hoy que la nube negra creada por el volcán se trasladaba hacia Francia, Polonia y la República Checa, antes de su llegada a Suiza, Austria y Hungría, prevista para la medianoche. Hecho que también confirmó el servicio meteorológico suizo, 'Meteosuisse'.

Vulcanólogos dicen que la ceniza podría causar problemas en el tráfico aéreo hasta un periodo de seis meses si continúa la erupción, pero aunque sea menos tiempo, el impacto financiero en las aerolíneas podría ser significativo.

Un total de 203 vuelos que debían salir de Zúrich fueron cancelados este viernes por la mañana. Un portavoz de la aerolínea suiza Swiss dijo que todos los vuelos con destino al norte de París y Fráncfort desde Ginebra, Zúrich y Basilea habían sido cancelados.

El aeropuerto de Ginebra suspendió todos los vuelos con dirección al Reino Unido este viernes, además de los programados con destino París, Ámsterdam, Fráncfort y Bruselas, según informó un portavoz del aeropuerto ginebrino.

Se recomienda a los pasajeros que no acudan a los aeropuertos y que contacten con sus compañías o que consulten las páginas web de las aerolíneas.

Clausura de aeropuertos

Según los expertos, la ceniza volcánica contiene partículas de polvo altamente abrasivas que al entrar en las turbinas de los aviones pueden llegar a parar los motores, motivo por el cual, desde el jueves, se restringió la navegación y se cerró el espacio aéreo del norte de Europa.

Junto a Suiza, la cancelación de vuelos se dio por igual en Francia, Dinamarca, Noruega, Suecia, Finlandia, Gran Bretaña, Bélgica, Holanda y Suiza. El resto del continente también sufrió retrasos y se vio obligado a reajustar sus itinerarios.

Además, la clausura de aeropuertos afectaba este mediodía a 16 países europeos: Reino Unido, Alemania, Holanda, Finlandia, Suecia, Bélgica, Noruega, Dinamarca, Irlanda, Francia, Polonia, Austria, República Checa y los tres Estados bálticos, Letonia, Estonia y Lituania, que también cancelaron todos sus vuelos por la falta de visibilidad.

Hasta el domingo

El jefe de operaciones de Eurocontrol, Brian Flynn, advirtió de que el panorama para este viernes era peor que el de ayer, “el pronóstico era que la mayoría de los aeropuertos del norte de Europa iban a permanecer cerrados durante la mayor parte del día”. Las aerolíneas podrían cancelar hasta la mitad de sus vuelos de hoy, lo que supondría cerca de 15.000 conexiones (por las 8.000 del jueves).

La amenaza continuará al menos hasta el próximo domingo, 18 de abril, en Europa, por lo que las interrupciones relacionadas con la erupción islandesa podrían durar al menos 48 horas más, como reconoció una portavoz de Eurocontrol.

Web de Swiss

La aerolínea helvética Swiss anunció en su página web a las 9 de la mañana la lista de vuelos cancelados para este viernes. Además de los aeropuertos de Ginebra y Zúrich, hoy también aparecían cancelados cuatro llegadas y cuatro salidas desde el aeródromo de Basilea.

En total, la lista incluía ya a esas horas 120 vuelos, tanto de llegada como de salida. Swiss ofertó un horario 'online' para seguir los distintos vuelos.

Swiss también anunció en su web que en función de la situación se esperaban nuevas cancelaciones en las conexiones entre la Confederación y el norte de Europa. Mientras que los vuelos de larga distancia no se habían visto afectados.

Asimismo, la aerolínea informaba de los posibles retrasos en el tiempo de respuesta del servicio de atención al cliente y en las respuestas a través de correo electrónico. Swiss recomienda a los viajeros que habían contratado su vuelo a través de agencias de viajes que contactaran con ellas para cambiar su reserva.

En Suiza el jueves fueron suspendidos unos 120 vuelos operados por la empresa Swiss, de los cualtes 70 europeos, según indicó el portavoz de la empresa. El aeropuerto de Zúrich canceló 80 salidas y llegadas. En Ginebra la erupción del volcán afectó a unos 100 vuelos. El aeródromo de Basilea tampoco se libró de la grave alteración en el tráfico aéreo del norte de Europa.

swissinfo.ch y agencias

Eyjafjalla

El volcán comenzó su erupción el miércoles (14.04.) por segunda vez en un mes desde la parte inferior del glaciar Eyjafjalla, arrojando a la atmósfera una nube de ceniza de entre 6 y 11 kilómetros que se propagó al sureste durante la noche.

El volcán está bajo el citado glaciar, el quinto mayor de Islandia, y ha hecho erupción en cinco ocasiones desde que Islandia fue habitada en el siglo IX.

Islandia se encuentra en un lugar candente en la cordillera mesoatlántica y tiene erupciones relativamente frecuentes, aunque la mayoría se producen en zonas escasamente pobladas y suponen poco peligro para personas o propiedades.

Antes de marzo, la última erupción se produjo en 2004.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo