Suiza ratifica compromiso con derecho humanitario

Micheline Calmy-Rey, ministra suiza de Exteriores. Keystone

Al inaugurar los trabajos de la cumbre sobre Irak, la ministra de Exteriores, advirtió que un eventual enfrentamiento tendría efectos devastadores en el plan humanitario.

Este contenido fue publicado el 15 febrero 2003 - 21:11

Micheline Calmy-Rey insistió en la preocupación de su país sobre la suerte de la población civil.

"La infraestructura sanitaria y el aprovisionamiento de agua potable son insuficientes. La población iraquí no tiene más que una débil capacidad de resistencia y el riesgo de una crisis humanitaria de una gran amplitud es elevado", subrayó la responsable de la diplomacia helvética.

Ante 150 representantes provenientes de 29 Estados y 21 organizaciones internacionales, Micheline Calmy-Rey se situó entre aquellos que rechazan que la guerra es un hecho inevitable y reafirmó el compromiso de la Confederación Helvética en pro del derecho humanitario.

Entre los asistentes a la conferencia humanitaria convocada por Suiza y que concluirá este domingo (15.02) se encuentran Rudd Lubers, Alto Comisario de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y Jabok Kellenberger, presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Un objetivo bien preciso

La ministra suiza reconoció que en la coyuntura actual se antoja difícil imaginar escenarios que no sean catastróficos y explicó que la convocatoria a esta conferencia tenia un objetivo muy concreto:

"Suiza quiere poner a disposición de los actores humanitarios una plataforma de diálogo; es decir, una plataforma para el intercambio de información entre países vecinos, donadores y organizaciones humanitarias, para el refuerzo de las redes de coordinación, para hacer el inventario de los recursos necesarios (incluyendo los financieros), ahora y en caso de conflicto", afirmó.

swissinfo, Luis Vázquez, Ginebra

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo