Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza va al tiempo suplementario

Tranquillo Barnetta, como el resto del equipo, sabe que no todo está perdido.

(Keystone)

A la selección suiza le faltó muy poco para clasificarse para el Mundial de Fútbol del 2006. Todo depende ahora de los partidos de repesca.

Sea como fuere, su actuación a lo largo de los partidos de clasificación merece respeto. Combativos, generosos y unidos, los chicos de Köbi Kuhn se han revelado como un equipo que promete.

Eran las 22.35 horas cuando se fallaba el veredicto. Suiza no queda automáticamente clasificada para del Mundial de Fútbol en Alemania, y eso que su selección no ha sufrido ninguna derrota durante los partidos de clasificación.

Pero no todo está perdido pese al empate en Dublín. Todavía hay una posibilidad de jugar el Mundial 2006 de Alemania. De hecho, el segundo lugar que ocupa la selección en el grupo 4 le deja las puertas abiertas para la repesca.

El 12 y 16 de noviembre los suizos se enfrentarán a las selecciones española, checa o turca. Este viernes se celebrará el sorteo. Y aunque sus tres rivales tienen una mejor clasificación, Suiza puede conseguir llegar al Mundial.

Solidaridad, confianza y abnegación

En diciembre del 2003, durante el sorteo de los partidos de la fase preliminar, muchos observadores pronosticaron que los jugadores de Köbi Kuhn llegarían a ser segundos del grupo. Y el tiempo les ha dado la razón.

Nadie predijo, en cambio, que los suizos le disputarían el liderazgo del mismo a los franceses hasta el último minuto. Nadie se imaginaba que empatarían con los campeones del mundo de 1998 tanto en el Estadio de Francia en marzo de este año (0-0), como en el Estadio de Suiza siete meses más tarde (1-1).

No cabe duda. La selección helvética ha avanzado a pasos agigantados. Como aquella que brilló a mediados de los años 90, que se clasificó para el Mundial de Estados Unidos (1994) y la Eurocopa de Inglaterra (1996).

Su entrenador entonces, el inglés Roy Hodgson, supo sacar lo mejor de su equipo. Diez años después, Köbi Kuhn (62 años), seleccionador desde el 2001, está a punto de repetir esos logros. Así es que hace dos semanas obtuvo la prolongación de su contrato hasta el 2008.

Köbi Kuhn ha sabido inculcar a sus hombres unos valores simples, pero eficaces: solidaridad, confianza y abnegación en todo momento. Y el resultado de esta estrategia es que la única estrella del equipo es el equipo mismo.

Los recientes ataques aparecidos (dos lapsos en los últimos partidos) en la prensa contra el portero de la selección y del FC Basel, Pascal Zuberbühler, lo confirman. Los once jugadores no mostraron el mínimo signo de debilidad. En una palabra: siguieron unidos.

Una organización eficaz

El mérito no es sólo del entrenador, sino también de los jugadores, sin olvidar a los seleccionadores que trabajan infatigablemente en el relevo y que han permitido a las diferentes selecciones nacionales helvéticas protagonizar momentos brillantes.

Así, en el 2002, la selección juvenil SUB-17 se convirtió en campeona europea, mientras que la SUB-21 disputó la semifinal. Dos años después, la SUB-19 fue derrotada en el penúltimo partido de la Eurocopa. Y en junio de este año, la SUB-20 participó en el Mundial en el País Vasco.

Además, muchos de los jugadores que forman hoy el núcleo de la selección nacional han sido los protagonistas de una de esas brillantes victorias. La pujanza del fútbol suizo radica en su juventud.

Exceptuando a Zuberbühler (34 años), ninguno de los jugadores seleccionados ha cumplido las 30 primaveras. Es más: cuatro de ellos tienen apenas veinte años y – en el caso de los tres primeros - ya se perfilan como titulares incontestables: Philippe Senderos (20 años), Tranquillo Barnetta (20 años), Johan Vonlanthen (19 años) y Valon Behrami (20 años).

Eurocopa 2008 en perspectiva

Esta Suiza tiene un gran futuro por delante. Es, además, un producto de exportación, ya que 14 de los 20 hombres de Köbi Kuhn juegan en un club extranjero.

La perspectiva inmediata es el Mundial de Alemania, pero luego seguirá la Eurocopa del 2008, que se desarrollará en Austria y Suiza.

En su tierra, los suizos prometen. Hasta ahora ya han demostrado que tienen buenas cartas en la mano. Y no son pocas.

swissinfo, Raphael Donzel
(Traducción del francés: Belén Couceiro)

Datos clave

La edad media de la selección suiza es de 25,3 años.

14 de 20 de sus jugadores juegan en un club extranjero.

Sólo seis jugadores han disputado más de 30 partidos con la selección: Johan Vogel, Raphaël Wicky, Patrick Müller, Alexander Frei, Pascal Zuberbühler et Ricardo Cabanas.

Fin del recuadro

Contexto

Los 27 países (de 32) ya clasificados para el Mundial de Fútbol son:

Europa (14): Alemania (país organizador), Ucrania, Holanda, Polonia, Inglaterra, Croacia, Italia, Portugal, Serbia, Suecia, Francia.

Asia (4 o 5): Japón, Irán, Corea del Sur, Arabia Saudí.

Norte, Centroamérica y Caribe (3 o 4): Estados Unidos, México, Costa Rica.

Sudamérica (4 o 5): Argentina, Brasil, Ecuador, Paraguay.

África (5): Angola, Costa de Marfil, Ghana, Togo, Túnez

Quedan cinco puestos por asignar en la eliminatoria de las repescas.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×