Navigation

Skiplink navigation

Suiza y Alemania por el diálogo

La disputa concierne principalmente los vuelos nocturnos. Keystone

Representantes de ambos países replantearán el tema del tráfico aéreo si el legislativo helvético no lo aprueba.

Este contenido fue publicado el 18 junio 2002 - 19:56

El secretario de Estado del Ministerio suizo de Asuntos Exteriores, Franz von Däniken se reunió en Berlín con su homólogo alemán, Gunter Pleuger.

Al término del encuentro destacó que aunque no podía "pronosticar el destino que tendrá el acuerdo", ambas partes están dispuestas a hacer todos los esfuerzos necesarios para que, las relaciones bilaterales "no se vean perjudicadas", si eventualmente no se aprueba el documento.

El acuerdo prevé una drástica reducción de los sobrevuelos sobre territorio suralemán de los aviones que aterrizan o despegan del aeropuerto de Zúrich, la principal terminal aérea internacional de Suiza.

La diputación helvética decidirá este miércoles (19.06) si ratifica el acuerdo, y en septiembre, la Cámara Alta deberá pronunciarse al respecto. Es probable que "las diferencias" que surjan entre ambas instancias obliguen a recurrir al procedimiento de "purificación" del proyecto de ley de ratificación, dijo Däniken.

Inmediatas conversaciones

"Hemos coincidido en que (Suiza y Alemania) reentablen de inmediato conversaciones, si el acuerdo no es ratificado", agregó. "No deberíamos esperar mucho tiempo para hablar con las autoridades alemanas y ver cómo haríamos para salir del callejón, siempre en caso de que ambas consejos (cámaras) digan que 'no' al acuerdo", señaló.

Los funcionarios analizaron asimismo asuntos internacionales y de política exterior, principalmente relacionadas con los preparativos para la incorporación de Suiza a las Naciones Unidas y a sus organismos internacionales.

Alemania respaldará a Suiza en su solicitud de ingreso a la ONU, para el cual la Confederación Helvética necesita una mayoría de dos tercios de los países miembros del organismo mundial. Berlín apoyará asimismo a Berna en su aspiración a integrar la Comisión Internacional de Derechos Humanos, con sede en Ginebra, donde se libra "cierta lucha" para ocupar puestos, dijo Däniken.

Suiza, por su parte, analizaría su respaldo a Alemania en el deseo de este país de ingresar como miembro permanente al Consejo de Seguridad de la ONU. Ambas cancillerías comenzarán este año o a comienzos de 2003, una serie de consultas regulares para analizar conjuntamente temas relacionados con las Naciones Unidas.

El Tribunal Penal Internacional

Otro de los asuntos analizados fue el de la situación con respecto al planeado Tribunal Penal Internacional, tras la decisión de Estados Unidos de no integrarlo.

Los funcionarios de Asuntos Exteriores de Alemania y Suiza coincidieron en que la Corte "debe funcionar con Estados Unidos y no sin Estados Unidos" y en que hay que continuar fortaleciendo los contactos diplomáticos con ese objetivo. Sin embargo, Däniken expresó en la rueda de prensa que, por el momento, no tiene muchas esperanzas de que la actual administración del presidente George W. Bush revise su decisión.

Sobre la situación en el Cercano Oriente, el representante de la cancillería de Berna se sumó al "ambiente pesimista" que reina internacionalmente sobre la falta de progresos en la región. Suiza subrayó su interés en el respeto del derecho humanitario internacional, y afirmó que continuará manteniendo contactos, tanto con el gobierno israelí como con la Autoridad Palestina para convencerlos de esta tesitura.

Respeto al derecho humanitario

El respeto al derecho humanitario internacional contribuiría a reducir el odio y el menosprecio recíprocos y permitiría ir avanzando, a largo plazo, en la creación de medidas de confianza entre isreaelíes y palestinos.

La cooperación en el sureste de Europa y los Balcanes, también fue tema de análisis en la reunión, así como los planes de la Unión Europea (UE) para la ampliación hacia el este, con especial énfasis en la complicada cuestión de las subvenciones agrícolas, y los mandatos para continuar negociando acuerdos bilaterales con Suiza.

Este martes precisamente comenzó en Berna una nueva ronda de conversaciones entre la UE y la Confederación Helvética sobre el delicado problema de la fiscalidad del ahorro. Sobre éste y otros temas de discusión, "estamos dispuestos a actuar y celebrar negociaciones de inmediato, ni bien haya de parte de la Unión Europea mandatos respectivos", dijo Däniken, "postura que fue aceptada en Bruselas", concluyó.

Juan Carlos Tellechea, Berlín.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo