Navigation

Tom Lüthi prepara su asalto al Mundial de Moto2

El piloto de Berna en una espectacular imagen en el circuito inglés de Silverstone. paddock-gp-racing.mediarace.de

El piloto suizo Tom Lüthi disfruta de sus merecidas vacaciones tras un intensa temporada en el Mundial de Motociclismo, en la que volvió a subirse de nuevo a los más alto del podio en el Gran Premio de Malasia.

Este contenido fue publicado el 19 diciembre 2011 - 10:11
Iván Turmo Ferrer, swissinfo.ch

Fue la primera victoria en Moto2 del corredor bernés que además lo hizo a lomos de una Suter-MMXI, de fabricación helvética.

A pesar de las informaciones que aseguraban que el piloto originario de Linden disputaría la categoría reina del campeonato, MotoGP, finalmente Lüthi seguirá compitiendo en Moto2, la clase intermedia del Mundial, con el objetivo de volver a proclamare campeón del mundo como ya hiciera en 2005.

Con apenas 25 años, Lüthi es ya todo un veterano. Así, el próximo mes de abril iniciará en el circuito catarí de Losail su onceava campaña en el ‘gran circo’ del motociclismo. Hace seis años, un jovencísimo Lüthi ganaba el Mundial de 125cc con una Honda tras sumar cuatro victorias y ocho podios. Fue el primer piloto suizo en ganar un campeonato mundial de motociclismo después de 20 años, para suceder a Stefan Dörflinger.

A diferencia de otros pilotos que practican motocross u otras modalidades en invierno para prepararse y mejorar sus condiciones técnicas, Lüthi, realiza “una preparación corporal, de fuerza y condición física. Practicar motocross resulta complicado en Suiza, hago más bien esquí”, explica el piloto de 25 años a swissinfo.ch.

Ansiada victoria

Lüthi acabó la pasada temporada en la quinta plaza del Mundial, en la que subió cuatro veces al podio (Catar, España, Japón y Malasia) y ganó en el trazado malayo de Sepang su primera carrera en Moto2, que le causó una “indescriptible sensación de satisfacción plena”. Su anterior victoria databa de 2006, cuando defendía el título de ganador en 125cc.

Ya en la primera carrera del año, disputada en Catar, el corredor del cantón de Berna, acabó tercero con su nueva moto. Era su primer año a los mandos de la moto suiza Suter, confeccionada en Turbenthal, una aldea cerca de Winterthur. “Fue un buen año. Estoy contento con la moto pero pude haber tenido más constancia. Voy a seguir corriendo con ella. En cualquier caso, siempre es algo especial competir con una máquina suiza. Estoy encantado de poder hacerlo”, indica.

Precisamente, ser constante y mantener el ritmo de carrera de los pilotos más rápidos del Mundial son sus objetivos de cara a la próxima temporada.

MotoGP tendrá que esperar

En abril pasado y durante el Gran Premio de España de Motociclismo celebrado en Jerez, el representante de Thomas Lüthi, Daniel Epp, anunció que era más que posible que su piloto contara con una plaza en un equipo de MotoGP para 2012. Sin embargo, meses después la noticia no se llegó a producir, lo que generó cierta frustración entre los aficionados suizos al motociclismo y a los propios seguidores del piloto.

“La temporada pasada he estado un poco más atento a MotoGP que en los últimos años...pero la situación no ha propiciado este cambio. ¡Obviamente espero seguir contando con el apoyo de mis ‘fans’ en la categoría de Moto2! Después, ya abordaremos de nuevo el tema de MotoGP”, confiesa a swissinfo.ch.

Desde 1998, con Eskil Suter, precisamente el patrón de la marca Suter, ningún piloto suizo compite en la cima del motociclismo internacional.

Muerte de Simoncelli

El Gran Premio de Malasia, en el que ganó Lüthi, se tiñó de luto tras el trágico accidente sufrido por el italiano Marco Simoncelli. Tras la caída de Simoncelli, Colin Edwards y Valentino Rossi, que venían inmediatamente detrás de él, no pudieron evitar embestir al italiano que falleció prácticamente en el acto. Las escalofriantes imágenes de televisión todavía ponen los pelos de punta.

Toda la familia del Mundial de Motociclismo se vio profundamente conmocionada por el suceso: pilotos, familiares, organización y patrocinadores lamentaron la terrible pérdida de Simoncelli. Para Lüthi no podía ser menos: “Claro que fue algo nada fácil de asumir. Pero ver cómo los otros corredores volvieron a montar en moto para hacer su trabajo me ayudó mucho para seguir en el día a día de las carreras”, señala el antiguo campeón del mundo.

Respecto a la cuestión de si los pilotos van a demandar mayores medidas de seguridad tras el accidente de Malasia, el suizo asegura que “en nuestro deporte se han aplicado muchas mejoras en términos de seguridad. Un hecho que ha sido muy buen acogido por todos los pilotos, entre los que yo también me incluyo”.

Ya queda menos para poder disfrutar del espectáculo del motociclismo. El 8 de abril de 2012, los motores volverán a rugir sobre el asfalto del circuito de Catar. Tras 17 carreras, el Mundial acabará en Valencia más de medio año después, donde esperamos que Lüthi pueda saborear de nuevo las mieles del triunfo final.

Thomas Lüthi

Equipo: Interwetten Paddock Moto2

Nació en Linden (Suiza) el 6 de septiembre de 1986.

Peso: 64 kg

Altura: 172 cm

End of insertion

Carrera profesional

En 2002 obtuvo la oportunidad de debutar en el Mundial de 125cc con Honda.

En 2003, su primera temporada completa, consiguió una 2ª plaza en Catalunya, pero la falta de consistencia sólo le permitió clasificarse en 15º lugar.

2004 fue una pesadilla para Lüthi debido a numerosas caídas y lesiones.

Sin embargo, en la siguiente campaña volvió a emerger como uno de los pilotos más fuertes y acabó consiguiendo el título en el octavo de litro (125cc).

Después de un intento de revalidar la corona, frustrado por las lesiones, Lüthi dio el salto a los 250cc en 2007, una campaña que cerró en la octava posición.

Se estrenó en el podio en 2008, en su segunda campaña en la categoría, con el tercer puesto logrado en Mugello y el segundo en Assen.

Cerró la campaña con la 11ª plaza, una posición que mejoró el siguiente curso, que concluyó en la séptima plaza de la general.

En 2010 fue cuarto en el primer Campeonato de Moto2

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.