Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

UBS endereza timón: gana 7.200 millones en 2010

El primer banco helvético "limpia" sus cifras rojas.

El primer banco helvético "limpia" sus cifras rojas.

(Keystone)

No obstante, aunque regresó a los “números negros” por primera vez desde el año 2006; su trayectoria durante el último trimestre decepcionó al mercado. “Aún tenemos mucho por mejorar”, reconoce la institución.

Dos datos claves con respecto al 2010: el pago de bonos a directivos se redujo 10% y se frenó la fuga de capitales por parte de los clientes. Pero la volatilidad internacional persiste, por lo que el optimismo es moderado en 2011.












El desempeño de las finanzas de UBS en 2010 confirmó que la tormenta quedó atrás. Durante el año pasado, las utilidades netas del grupo sumaron 7.200 millones de francos suizos, frente a las pérdidas por 2.700 millones de francos suizos del 2009.

Por lo tanto, los accionistas recibirán un dividendos de 1,87 francos suizos por cada título del grupo, en lugar de la pérdida de 75 centavos por título registrada el año previo.

“Hemos observado un progreso sustancial en 2010, pero estamos perfectamente conscientes de que nuestro desempeño financiero aún debe mejorar sustancialmente”, afirmó Oswald J. Grübel, consejero delegado de UBS, al presentar los resultados del banco a los accionistas.

Informó que, durante el cuarto trimestre en particular, las ganancias de UBS sumaron 1.290 millones de francos suizos. Dato positivo pero inferior a los 1.664 millones de francos del tercer trimestre.

Del mismo modo, UBS dio a conocer que la fuga de capitales por parte de los clientes finalmente se detuvo y recibió flujos por 7.000 millones de francos adicionales durante el cuarto trimestre.

Menos gastos

En el informe presentado (08.02) a la Bolsa de Valores Suiza (SIX) da cuenta de ingresos totales para UBS del orden de los 31.975 millones de francos suizos en 2010, casi 9.000 millones por arriba del dato del año previo.

En tanto, los gastos se compactaron, para sumar 24.573 millones de francos suizos en 2010, frente a los 25.162 millones de francos suizos del año previo.

A diferencia de los dos años previos, en los que UBS vivió un recorte masivo de personal, en el 2010 el gasto destinado al personal no fue el rubro que permitió ajustar el gasto a la baja.

UBS refiere que la nómina de la compañía, que incluye alrededor de 65.000 empleados, sumó 16.994 millones de francos suizos el año pasado, incluso ligeramente por encima del 2009, cuando dicho indicador totalizó 16.543 millones del 2009.

Las ganancias del cuatro trimestre del año (1.290 millones de francos suizos), decepcionaron particularmente a los analistas, que estimaban que el banco podría alcanzar una ganancia de superior a los 1.450 millones de francos suizos.

Pero fue bien recibida la decisión del grupo de realizar provisiones por 230 millones de francos suizos para continuar el proceso de saneamiento financiero de la compañía.

Recorte a los bonos

El siempre espinoso tema de los bonos para ejecutivos es abordado con detalles por el informe anual de UBS.

Grübel anunció a los accionistas que “se redujeron 10% en 2010”, al sumar 4.300 millones de francos suizos, en lugar de los 4.800 millones de francos del 2009.

Detalló que hasta tres tercios de dicho premio financiero serán desembolsados paulatinamente en los años por venir, y no en las semanas posteriores a la presentación de los resultados financieros anuales (como habría sucedido en años previos).

Se busca asegurar que los empleados mantengan el interés por generar al grupo una trayectoria ascendente y sostenible, afirma el consejero-delegado de UBS y explica que el pago diferido es susceptible de ser afectado a la baja si la exposición del banco al riesgo se modifica negativamente o si decrece la competitividad en el mercado internacional.

“Queremos recompensar sólo a los colaboradores que demuestren y confirmen un interés de desarrollo de largo plazo”, refirió el consejero-delegado del banco.

El modelo en marcha, cabe recordar, responde a las exigencias que impuso la Autoridad Supervisora de los Mercados Financieros (FINMA) y por los principales bancos centrales internacionales.

Por debajo del tercer trimestre

En el Reporte Anual Integro, UBS hace énfasis en el desempeño del cuarto trimestre.

Suiza se confirma como el mercado más rentable para UBS. Su división de Wealth Management & Swiss Bank, encargada de la administración de grandes fortunas, generó utilidades por 875 millones de francos suizos en 2010. Un dato interesante para el grupo, pero 7% inferior al que había obtenido durante el tercer trimestre del 2010.

La división de administración de fortunas de América no corrió con la misma suerte, de hecho, se anotó una pérdida de 33 millones de francos suizos durante el último trimestre.

En tanto, el negocio con empresas y clientes tradicionales también se deterioró ligeramente, generó al grupo ganancias por 387 millones de francos suizos, 13% por debajo del año previo.

Y el área de Investment Bank también operó modestamente, con ganancias de sólo 75 millones de francos en el periodo reportado. A diferencia del 2009, abandonó ya los “números rojos”, pero se mantiene como una división que aporta poco al grupo.

Expectativas cautas

En resumen, el balance de UBS para 2010 fue positivo, pero exultante. Oswald J. Grübel lo sabe y se muestra cautamente optimista de cara al 2011.

“En el primer trimestre del 2011 aguardamos una mejora en los resultados de la división de Investment Bank, especialmente comparándoles con los dos trimestres previos, pero queremos aclarar que esto dependerá en gran medida de las condiciones del mercado y del volumen de negocios que permita realizar la actividad económica.

En principio, aguardamos que algunas inversiones realizadas en 2009 y 2010 comiencen a dar frutos, y sobre todo, la división de Investment Banking continue con la prometedora hoja de ruta que registró.

No obstante, finalizó: “Confiamos en la llegada de nuevos capitales durante los primeros meses del 2011, y para el ejercicio íntegro, creemos que los flujos de capital aumentarán notablemente”.

UBS

UBS es producto de la fusión, en 1998, entre la Sociedad de Bancos Suizos y la Unión de Bancos Suizos (UBS). De ella nació el banco más importante de Suiza, especializado en la gestión de fortunas.

El banco cuenta con una doble sede de operación, en Zúrich y Basilea, y su estructura operaciona comprende cuatro divisiones: Wealth Management & Swiss Bank, Wealth Management-Americas, Global Asset Masnagement y Investment Bank.

En 2010, UBS consiguió regresar a la senda de la rentabilidad luego de enfrentar tres ejercicio fiscales de pérdidas derivadas por una crisis financiera internacional que le convirtió en el banco más vulnerado de Europa.

UBS –aunque bajo el nombre de Unión de Bancos Suizos- opera en el mercado suizo desde hace 150 años.

El banco tiene presencia en 50 países y 65.000 empleados.

En 2008, producto de la crisis de los “subprime”, UBS fue rescatado de la quiebra por el gobierno y el banco central suizo con un paquete de rescate de 68.500 millones de francos suizos.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

×