Navigation

Un buen día para Palestina

Mahmoud Abbas gana la eleción presidencial palestina. Keystone

Suiza acoge con beneplácito la elección presidencial en el territorio palestino ocupado y presenta sus respetos al nuevo presidente Mahmoud Abbas.

Este contenido fue publicado el 10 enero 2005 - 19:41

Expresa su convencimiento de que este día marca un paso importante hacia la consolidación de la democracia en Palestina y la reanudación del proceso de paz.

“El Ministerio de Exteriores (DFAE) reconoce la participación significativa así como la serenidad y la madurez de las que dio prueba el pueblo palestino durante el escrutinio”, destaca la dependencia en un comunicado emitido este lunes.

“Con esta elección se da un paso adelante en dirección de la consolidación de la democracia y de las instituciones del Estado de derecho en los territorios palestinos”, añade el DFAE para el que esa medida será reforzada con las futuras elecciones comunales y legislativas.

Una oportunidad para la paz

Berna destaca igualmente las medidas adoptadas por Israel para facilitar el desarrollo y la seguridad del escrutinio. En ese contexto, estima que el plan para el retiro israelí de la Franja de Gaza “puede aportar una contribución sustancial al objetivo de una paz justa y duradera” en la región.

El DFAE exhorta a “todas las partes” a respetar los compromisos asumidos en el marco de la ‘hoja de ruta’, tendiente a poner fin a la violencia y a garantizar un mejoramiento de las condiciones de vida de los palestinos.

Berna se dice dispuesta a apoyar los esfuerzos de paz “en la medida de sus posibilidades”.

Por su parte, Mario Carera, coordinador de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) en los territorios ocupados, considera que la elección presidencial se llevó a cabo “de manera transparente y democrática”.

Un bemol en Jerusalén

No obstante, un bemol: la votación en Jerusalén-Este no respetó los criterios internacionales. Sólo 5.300 de los 12.000 palestinos que viven ahí pudieron depositar su voto en ese lugar. Los demás tuvieron que acudir a las urnas fuera de la Ciudad Santa. La tasa de participación en ese sector sería, sin duda, muy escasa, subraya Mario Carera.

La diputada Rosmarie Zapfl, que formó parte del equipo de los trece observadores suizos, confirma sin embargo la impresión general de Mario Carera. Las oficinas electorales que visitó estaban bien organizadas. “Se ve que los palestinos estaban motivados para este escrutinio”, subraya la diputada.

Suizo también, Peter Egloff formó parte de la misión europea de observadores en Palestina.

En toda la región de Tulkarem, cerca de la barrera de seguridad construida por Israel, pudo constatar la hospitalidad y la generosidad de una población mayoritariamente reducida al desempleo.

“Prácticamente, las personas del lugar no nos dejaron nunca pagar lo que comprábamos en el mercado. Y, de manera general, diría que los ciudadanos y las autoridades acogieron muy bien la presencia de los observadores extranjeros”, subraya Peter Egloff.

Un signo importante

“Para el ciudadano común y corriente esas elecciones son importantes para confirmar la existencia de un embrión de Estado, para mostrar al mundo que Palestina existe y puede manifestarse”, agrega el observador suizo.

Empero, Peter Egloff no se muestra demasiado optimista. El famoso muro y las nuevas colonias no presagian, a su parecer, nada bueno para el futuro. Pero él mismo subraya su esperanza de equivocarse al respecto.

swissinfo y agencias

Datos clave

Mahmoud Abbas (69 años), jefe de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) gana la elección presidencial palestina con 62,32% de los votos.

Su principal rival, el candidato independiente Moustapha Barghouthi, obtiene sólo el 19,8% de los sufragios.

Esa victoria fue acogida con beneplácito este lunes por las principales capitales del mundo.

End of insertion

Contexto

El primer ministra israelí, Ariel Sharon, declaró que el nuevo presidente será juzgado “de acuerdo con la manera en que combatirá el terrorismo y desmantelará sus infraestructuras”

Por su parte, los radicales de los movimientos Hamas y Jihad islámico se comprometieron a cooperar con Mahmoud Abbas, pero anunciaron que continuarán sus ataques contra Israel.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.