Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Un poco de Suiza en el Puerto de Valparaíso

Antiguos trolebuses suizos circulan alegremente por las calles de Valparaíso.

(Nelson Muñoz)

31 trolebuses que antes prestaron servicio en Ginebra, San Gall y Schaffhausen recorren hoy las calles de Valparaíso.

Además de ser un medio de transporte ecológico por excelencia, son parte de los atractivos turísticos de la ciudad chilena, declarada por la UNESCO patrimonio de la humanidad.

“Los pasajeros los prefieren por sus colores originales, la amplitud de espacio y su vista panorámica” declara a swissinfo Gonzalo Santana, gerente de la empresa chilena al tiempo de recordar que los vehículos llegaron entre 1991 y 1992.

“Este tradicional medio de transporte ayuda a mejorar la calidad de vida de las personas, por eso existen proyectos para ampliar sus recorridos a los cerros del puerto y se espera que en otras ciudades se pueda repetir la experiencia, especialmente por su carácter de buses ecológicos y que descontaminan desde el punto de vista acústico”, agrega Santana.

Preferidos por las personas ancianas

Los buses suizos destacan por ser articulados, con 19 metros de largo que permiten el traslado de una mayor cantidad de pasajeros y porque, según la conductora Andrea Oyarce, de 32 años –cuatro de ellos en la empresa-, son más fáciles de manejar, más rápidos que los buses americanos y tienen menos fallas desde el punto de vista mecánico.

Andrea asegura que el público los prefiere por su comodidad y suavidad, especialmente las personas de la tercera edad, estudiantes, porteños y extranjeros.

Los usuarios de este sistema destacan la amabilidad de sus conductores, la seguridad que representan los espacios interiores y los tiempos de recorrido que permiten disfrutar del paisaje por alrededor de 45 minutos en el plan del puerto.

Desde 1991 en circulación

La primera adquisición porteña de trolebuses suizos de segunda mano se realizó a inicios de los años ’90, con la comercialización de 27 máquinas articuladas, fabricadas entre 1957 y 1975.

Cada trolebus articulado pesó 14 toneladas; fueron traídos por embarcaciones de la naviera chilena Empremar S.A. El primer desembarco en Valparaíso se realizó el 27 de Septiembre de 1991.

El gerente general de la empresa porteña, Pedro Massai, destaca el apoyo prestado por la Federación Ginebrina de Cooperación al Desarrollo, que permitió la compra de estos trollebuses, a un costo simbólico, "y evitar así que terminaran sus días en la demolición".

Los vehículos fueron incorporados a Chile por la empresa de transportes colectiva del estado (ETC), gracias a la gestión comercial realizada por la empresa de transportes públicos de Ginebra (TPG), a través de la cual se vendieron las tres primeras máquinas.

Ramón Carrillo, que hoy ocupa el cargo de jefe del departamento técnico de la empresa de trolebuses porteña, asistió en tres oportunidades a cursos de capacitación en Ginebra, dictados por el técnico español Martin Cassanova. "Lo importante era saber si estos trollley, con el sistema articulado, funcionarían en las calles del puerto", recuerda.

Ciudad puerto

Valparaíso adquiere un nivel internacional al ser reconocida por la UNESCO como ciudad patrimonio de la humanidad en el mes de junio de 2003, aumentando a tres los lugares patrimoniales que posee este país.

La distinción la recibieron anteriormente la Isla de Pascua, por su riqueza arqueológica, en 1955, y las Iglesias de Chiloé, en el sur del territorio nacional, otorgado por su riqueza arquitectónica el 2000.

Valparaíso, que significa “valle del paraíso”, representa en su conjunto los valores de la “ciudad puerto”, donde las construcciones y la peculiar geografía del entorno representan un anfiteatro interrumpido por la presencia de cerros, quebradas y pendientes irregulares que miran hacia el mar. El paseo en trolebús permite conocerla desde abajo, circundando la bahía.

Recorridos ginebrinos

Cabe destacar que algunos buses vendidos 'tal cual' por los TPG de Ginebra, continúan circulando por las calles de Valparaíso indicando en sus frontis sus antiguos recorridos helvéticos.

Así es posible identificar la antigua línea 33, que indica en francés el que con toda seguridad fue su último destino: Bellair-Rive-Merle-D´aubigné.

Pero los primeros trolebuses se integraron al paisaje porteño a mediados del siglo XX. Corría 1948 cuando las portadas de los diarios regionales anunciaban en grandes titulares el inicio del recorrido del nuevo sistema de locomoción colectiva.

La primera inversión en esta área fue de un millón y medio de dólares que consideraba los equipos rodantes, líneas aéreas, postes y el resto de la infraestructura. Fue el 30 de diciembre del ’52, con la presencia de autoridades nacionales y regionales y las miradas orgullosas de sus habitantes, que se da inicio al servicio entre desfiles y bandas callejeras.

Valor histórico

En América Latina sólo otros dos países cuentan con un servicio similar, Venezuela y Brazil. En este último, los trolebuses incluso fueron distinguidos por la UNESCO, por su antigüedad y mantenimiento, como Patrimonio de la Humanidad.

Los que circulan por las calles del puerto chileno embellecen el paisaje y mantienen viva la nostalgia por el pasado, y en este caso de los antiguos trolebuses suizos. Según Allen Morrison, especialista mundial en sistemas de transporte y autor de varios libros sobre eltema, éstos constituyen verdaderos monumentos.

swissinfo, Nelson Muñoz Mera, Valparaíso

Contexto

Después de que el puerto de Valparaíso fue nombrado Patrimonio de la Humanidad, la cantidad de visitantes en la zona se ha incrementado notablemente.

Sólo entre octubre de 2003 y enero de 2004, cruceros venidos de distintas partes del mundo trajeron a la zona un total de 44.866 turistas.

La gastronomía local, arquitectura y particular entorno han cautivado a cineastas, escritores, músicos, pintores, fotógrafos, viajeros y poetas que han sido inspirados por este puerto conocido también como “La joya de Pacífico”.

Los buses suizos son un aporte suplementario para el turismo del puerto.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes