Una muchedumbre dice adiós a Ylenia

Una foto de Ylenia presidía el culto religioso en su memoria. Keystone

Centenares de personas participaron este miércoles en la ceremonia funeraria en memoria de la niña de cinco años y medio, asesinada tras su secuestro el pasado 31 de julio.

Este contenido fue publicado el 26 septiembre 2007 - 18:37

La pequeña iglesia de Appenzell estaba abarrotada. Muchas personas escucharon el culto desde fuera, bajo la lluvia. El drama había suscitado una viva emoción en toda Suiza.

La iglesia protestante de Appenzell estaba a reventar. Muchas personas siguieron la ceremonia a través de altavoces, desde el exterior.

No se autorizaron las fotografías ni las grabaciones, ni en la iglesia ni en el cementerio. Los bomberos se encargaron de mantener el orden.

La familia rechazó la presencia de algún representante gubernamental con el objetivo de que la ceremonia se limitara al círculo de los amigos y de las personas que aportaron su ayuda.

"Queríamos vivir contigo, ¿por qué debías morir tan pronto?", escribieron sus allegados en el anuncio mortuorio. La familia había pedido evitar las vestimentas de duelo porque a Ylenia le gustaban mucho los vestidos de colores.

Sin respuesta

El pastor no evocó al asesino de Ylenia. La sola referencia fue esta breve frase: "la pregunta ¿por qué?, sigue sin respuesta". "La pérdida de la niña, arrancada tan temprano y de modo tan abrupto de la vida, deja una herida abierta y un gran vacío", dijo el prelado.

Recurriendo a una parábola de la Biblia que cuenta cómo Jesús calmó una tempestad, llamó a los allegados a buscar la paz mental en la fe.

Al final de la ceremonia, los participantes soltaron globos de colores, simbolizando la memoria de Ylenia y los buenos pensamientos que "subían hacia ella".

Un ángel

Nacida el 18 de noviembre de 2001, Ylenia ha sido descrita como una niña llena de alegría de vivir y de ánimo, comunicativa, independiente y a veces "un poco traviesa".

Una foto la mostraba totalmente orgullosa y con la cara iluminada por una gran sonrisa al volante de un pequeño coche para niños.

La iglesia fue decorada con globos de colores y coronas de flores. Sobre la mesa fue puesta la urna en forma de ángel con las cenizas de Ylenia.

swissinfo y agencias

Contexto

De 5 años y medio de edad, Ylenia había desaparecido al salir de la piscina de Appenzell el 31 de julio. El mismo día, algunas pertenencias de la pequeña fueron encontradas en un bosque a 30 kilómetros del lugar de su desaparición.

El día siguiente se descubrió en el mismo bosque el cuerpo de un suicida, y en la camioneta de éste, objetos de Ylenia. La policía sospecha la implicación de ese hombre en otros casos de desapariciones de niños desde los años 80.

El cuerpo de Ylenia fue encontrado en el mismo bosque 47 días más tarde, en el curso de una batida organizada por algunos ciudadanos. No presentaba rastros de violencia ni de abuso sexual. La pequeña habría sido asfixiada o envenenada por su raptor.

Esta tragedia levantó una ola de emoción a través del país y en los medios de comunicación. La familia de la pequeña anunció la creación de una fundación en su memoria para ayudar a niños desamparados.

Los cantones discutirán en noviembre la instauración de un dispositivo nacional de 'alerta de secuestro'. El ministro de Justicia y Policía, Christoph Blocher, anunciará una decisión de alcance nacional la primavera próxima.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo