Navigation

Skiplink navigation

Votaciones: satisfacción de Berna y de Bruselas

Prácticamente la mitad de los mil millones irán a Polonia. Keystone

Beneplácito de Berna y de Bruselas al 'sí' de la ciudadanía suiza a la ayuda a los países del Este. Para el gobierno suizo el resultado del voto constituye "una contribución solidaria a una Europa estable y social".

Este contenido fue publicado el 26 noviembre 2006 - 20:22

El escrutinio sobre la armonización del subsidio familiar, un "compromiso aceptable". Las cifras de las urnas son claras: 53,4% y 68%, respectivamente.

Con el 'sí' a la Ley sobre la cooperación con Europa del Este, Suiza confirma la vía bilateral. Demuestra que piensa mantener su papel de compañero solidario y fiable. Este empeño contribuye al éxito de la colaboración con la Unión europea, dijo en sustancia la ministra de Exteriores, Micheline Calmy-Rey.

El gobierno no podrá liberar el dinero sin más ni más. El Parlamento debe dar todavía su aval con el examen de dos proyectos de crédito-marco, durante las sesiones de primavera y de verano 2007, precisa por su parte la ministra de Economía, Doris Leuthard, y subraya las ventajas del 'sí' para el empleo y para la plaza económica suiza.

Por su parte, la Comisión Europea y los nuevos Estados miembros de la Unión acogieron con entusiasmo el veredicto del pueblo suizo. Con su voto, "los suizos demuestran la voluntad de asumir sus responsabilidades por la paz en Europa así como por el desarrollo económico y social en los nuevos Estados miembros", afirma Benita Ferrero-Waldner, comisaria europea de las Relaciones Exteriores.

"Los electores suizos comprendieron" que uno 'sí' a los mil millones de francos de cohesión también está en su interés, añade el presidente de la Comisión, José Manuel Barroso.

Resultado apretado

A pesar de las críticas de la UDC (derecha dura) concernientes al financiamiento de los mil millones, el 53,4% de los suizos aceptó que la Confederación abra la cartera para los diez nuevos miembros de la UE.

Los habitantes del cantón de Vaud fueron los campeones del 'sí', con 61,5% de opiniones favorables. Les pisaron los talones los cantones-fronterizos, tradicionalmente más eurófilos, a saber Basilea-Ciudad, Ginebra y el Jura, con resultados un poco superiores al 60%.

Neuchâtel (58,8%) y Friburgo (55,8%) aceptan el proyecto un poco más tímidamente. Valais cierran la marcha, con 51,5% de opiniones positivas. En Berna, el índice de aprobación alcanzó el 55,3%

La Suiza de expresión alemana, en cambio, se vio dividida. El 'sí' se impuso en el noroeste, así como en Zúrich, Zug y Lucerna. El resultado osciló allí entre 50,2% (Argovia) y 57% (Zúrich).

Pero, como las dos votaciones europeas precedentes, el 'no' se impuso en la Suiza central y oriental, así como en el Tesino. Este cantón, con 62,9% de opiniones negativas, forma parte del trío que rechazó más claramente los mil millones, con Glaris y Schwytz.

Pequeños pasos

En lo que toca al subsidio familiar, la victoria del 'sí' fue más contundente, con 68% de los votos, lo que permitió a Pascal Couchepin, ministro del Interior y responsable de los asuntos sociales, manifestar su satisfacción.

Para él, el éxito de este "compromiso aceptable" muestra que en materia social, "no hay que llevar revoluciones sino avanzar a pequeños pasos" y asegurarse cada vez el apoyo popular.

La nueva ley deberá entrar en vigor a más tardar en enero de 2009. Hasta entonces, los cantones deberán revisar sus legislaciones.

Las palmas al Jura

Entre los cantones, sólo Appenzell Rhodas-Interiores dijo 'no', con 54,5%. Otras entidades de Suiza central se mostraron reticentes: Nidwald y Glaris adoptaron el proyecto con sólo 50.3%.

Otros cantones de expresión alémana dieron prueba de más entusiasmo, con puntas de más de 70% en Basilea-Ciudad y Lucerna. La palma de los más fervientes adeptos a la armonización fue el Jura con 83,7% del 'sí'.

Se ubicaron luego el Tesino, Vaud Friburgo y Neuchâtel, con más de 75%. En Ginebra, el 68,3% de los ciudadanos dijo 'sí'.

En el Valais, el cantón más generoso en materia de asignaciones, el índice de aceptación alcanzó el 64,7%. Al contrario, Berna, que otorga hoy sólo 160 francos mensuales por niño, aprobó el proyecto con 73,1%.

swissinfo y agencias

Datos clave

Ley sobre la ayuda a los países del Este.'Sí', 1.158.442. 'No', 1.010.255. Aceptada por 53.4%.
Armonización de los subsidios. 'Sí', 1.480.350. 'No', 697.736. Aceptada por 68%.
Participación: 44.9%

End of insertion

Cooperación con el Este

Suiza ayuda a los países de Europa del Este desde 1990. Hasta ahora, ha entregado cerca de 3.500 millones de francos. Objetivo: apoyar la democracia y la economía.

En mayo de 2004, diez nuevos Estados se unieron a la UE, con la cual Suiza concluyó dos paquetes de acuerdos bilaterales. LA UE invitó a Suiza a apoyar financieramente a sus nuevos miembros, lo que el parlamento aceptó al principio de año.

En caso positivo del voto de este domingo, la ayuda estaría dividida en segmentos de 100 millones y entregada a lo largo de diez años. Cerca de la mitad de esta suma está destinada a Polonia.

End of insertion

Subsidios familiares

En Suiza, el importe del subsidio familiar es fijado por los cantones. Varía fuertemente de un cantón al otro.

La propuesta de armonizar el sistema y de fijar un mínimo a escala nacional remonta a una iniciativa parlamentaria de hace 15 años.

En 2004, el sindicato Travail.Suisse había lanzado una iniciativa popular que pedía una asignación mínima de 450 francos al mes por niño.

El Parlamento adoptó un contraproyecto de la iniciativa. Su texto prevé
200 francos al mes por niño hasta los 16 años y de 250 francos por joven en formación hasta los 25 años. En respuesta a estas propuestas, Travail.Suisse retiró su iniciativa.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo