Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

WEF: Velada de armas en Davos

A toda marcha los últimos preparativos para la apertura del Foro de Davos.

(WEF)

El Foro Económico Mundial (WEF) comienza esta semana en Davos convirtiendo una vez más a la estación alpina suiza en centro de la actualidad internacional.

El gobierno suizo enviará a 5 de sus 7 ministros a la cumbre que será abierta por el presidente de la Confederación, Joseph Deiss.

Asistirán a esta conferencia de 5 días, diferentes representantes del mundo económico helvético, como el director ejecutivo del banco Credit Suisse, Walter Kielholz; de Novartis, Daniel Vasella, y de Nestlé, Peter Brabeck.

Se encontrarán con más de 2.100 dirigentes políticos, directores de industrias y científicos. Cerca de 30 jefes de Estado confirmaron su participación.

Entre los asistentes destacan Dick Cheney, el vicepresidente más poderoso de la historia de los Estados Unidos y su ministro de Justicia, John Ashcroft.

También estarán presentes el Secretario General de Naciones Unidas, Kofi Annan; el presidente de Pakistán, Pervez Musharraf; el ministro británico de Exteriores, Jack Straw, y su homólogo francés, Dominique de Villepin.

José Maria Figueres, el codirector del Foro de Davos (WEF), señaló a swissinfo que la edición 2004 "asombrará a más de uno".

"Aún no es de dominio público, pero habrá dos grandes sorpresas. Una al comienzo y otra al final", agregó Figueres.

La seguridad, una pesadilla

La presencia de la élite mundial pondrá una vez más a prueba a las autoridades suizas. Miles de soldados y policías han sido movilizados y el espacio aéreo ha sido cerrado para proteger la estación situada a 1.560 metros de altura.

Los organizadores están decididos a evitar que se repitan los deplorables enfrentamientos que han empañado las cumbres precedentes.

El año pasado cerca de 6.000 manifestantes intentaron en vano penetrar en Davos.

Pero este año, las autoridades prevén una afluencia más modesta de militantes antiglobalización. “Esperamos menos manifestantes, pero más radicales”, estima Walter Schlegel, jefe de la seguridad del cantón de los Grisones.

El costo de la seguridad de los invitados del WEF, incluyendo el desplazamiento de 4.700 soldados en torno a la estación grisona, podría alcanzar los 30 millones de francos suizos.

En busca de sensacionalismo mediático

En el centro de conferencias, también bajo alta vigilancia, los participantes podrán seguir cerca de 257 reuniones previstas para esta semana.

Los temas abarcan diferentes campos. “¿China es una mina de oro o un campo minado para los inversionistas extranjeros?”, “La vergüenza como herramienta política”, o “¿Monet aprobaría los módem?”

Algunos debates están abiertamente destinados a ocupar las primeras páginas de los diarios mundiales y justificar así la estadía de una semana en Davos de más de 400 periodistas en busca de buenas historias.

Irak deberá con toda seguridad ocupar el centro de los debates debido a la presencia de Paul Bremen, administrador en este país de la coalición dirigida por Estados Unidos.

A esto se suma la cuestión de Oriente Próximo, con la participación del viceprimer ministro de Israel, Silvan Shalom, y diferentes personalidades palestinas.

También los organizadores desearían dar un nuevo impulso a los acuerdos comerciales de Doha, que se encuentran en punto muerto.

Además, se especula la realización de una eventual “cumbre paralela” en Davos con la participación de algunos de los principales socios de las negociaciones comerciales, como Supachai Panitchpakdi, director general de la Organización Mundial de Comercio (OMC) y el responsable del comercio estadounidense, Robert Zoellick.

Optimismo matizado

Klaus Schwab, el fundador del WEF, resume en estos términos el tema principal de la edición 2004: “La seguridad + la prosperidad = a la paz”.

"Sin prosperidad usted no garantizará nunca la seguridad o cualquier proceso de creación de riqueza”, señaló Klaus Schwab a swissinfo. “Un solo país no puede crear un mundo de paz, para ello es necesaria la colaboración".

Klaus Schwab precisa que el optimismo provocado recientemente por la economía mundial será analizado con lupa esta semana. “Hay signos positivos en ciertos frentes geopolíticos y económicos, pero muchos problemas están sin solucionar”.

La pobreza, el medio ambiente, el déficit del presupuesto estadounidense, la rigidez estructural de la Unión Europea y las actividades financieras en China constituyen factores potenciales de inestabilidad, comenta Schwab.

Mirada Pública sobre Davos

Si el maratón de Davos logra concretizar uno solo de esos grandes problemas, tal vez haría silenciar a ciertos detractores del WEF.

Este “foro alternativo” (denominado en inglés Public Eyes on Davos)lanzará una vez más una mirada crítica a las actividades del WEF y ofrecerá una plataforma a los excluidos del centro de conferencias.

swissinfo, Jacob Greber
(Traducción: Alberto Dufey)

Contexto

El 1er Foro Económico Mundial fue creado en 1971 en Davos por Klaus Schwab, entonces profesor de Economía de la Universidad de Ginebra, bajo forma de un simposio de gestión empresarial.

Desde entonces la estación alpina acoge al Foro.

Una mayoría de la población local votó hace poco a favor de mantener la cumbre en el lugar.

Klaus Schwab declaró que "probablemente era la primera vez que una conferencia internacional recibía un sufragio popular de esa envergadura”.

El tema de la edición 2004 es “La colaboración para la prosperidad y la paz”.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes