Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"Es el momento de regresar la solidaridad a Cuba"

Huellas de la destrucción de Ike a su paso por la provincia cubana de Holguín.

(Keystone)

Organizaciones suizas lanzan un llamado a la solidaridad con las víctimas de una estación ciclónica devastadora en El Caribe: unos 600 muertos en Haití, 4 en Cuba, cientos de miles damnificados, y una destrucción como no se recuerde.

Este martes, Ike mantuvo a La Habana en estado de alerta máxima y convertida en ciudad fantasma con los habitantes atrincherados en sus casas, sin luz y sin agua, amén de 240 mil personas evacuadas.

"La situación es catastrófica. Las comunicaciones y los accesos son difíciles, pero la presencia que había en el terreno ha posibilitado la distribución de la ayuda de urgencia: alimentos, agua potable, abrigos, asistencia médica", explica Caroline de Palèzieux, de la Cadena de la Solidaridad, sobre la situación en Haití.

Por su parte, las Naciones Unidas establecieron un puente aéreo entre Puerto Príncipe y la ciudad de Gonaïves, 150 kilómetros al norte, a fin de llevar ayuda a las 250.000 personas siniestradas de la región, donde el número de víctimas fatales desde ayer lunes (08.09) sería de 101, de acuerdo con la ONU.

En esa población se concentra también la ayuda de las organizaciones helvéticas: Caritas Suiza, Cruz Roja Suiza, Eper, Enfants du Monde, Handicapés Internacionales, Medicos del Mundo y Terre des Hommes, entidades asociadas con la Cadena de la Solidaridad.

"Esos organismos tienen presencia en Haití, el país más pobre de América Latina, porque desarrollan proyectos tendientes a mejorar las condiciones de la población, particularmente en Gonaïves, severamente golpeada por huracanes precedentes", subrayó Caroline de Palèzieux.

Graves pérdidas en Cuba

La ONG suiza Médico Internacional anuncia, a su vez, la introducción de un proyecto para brindar apoyo psicológico a los damnificados en Cuba.

"No tenemos grandes recursos para ayudar a la reconstrucción y tampoco es nuestro tema, pero pensamos que el apoyo psicológico es importante para las personas que perdieron sus hogares y pertenencias", afirma Philippe Gerber, de esa ONG.

Recuerda que Cuba "siempre ha sido solidaria con otros países de América Latina" y sentencia que "es el momento de regresar esa solidaridad a Cuba".

La presencia de cuatro fenómenos meteorológicos en tres semanas: Fay, Gustav, Hanna e Ike, dejó una estela de desolación en Cuba y en Haití. De acuerdo con las autoridades cubanas, sólo el Huracán Gustav causó daños materiales por más tres mil millones de dólares a su paso por el oeste del país el 30 de agosto.

Más de 60% del territorio de Pinar del Río, famoso por sus plantaciones de tabaco, había sido devastado por el Gustav, 16 veces más fuerte que el Ike y a cuyo saldo se agrega la destrucción de una cien mil casas en el oriente de la isla.

Impresionante labor

"En un par de horas se destruyó buena parte de la producción de todo el país", lamenta Philippe Gerber. "Se registraron vientos de más de 300 kilómetros por hora. Fue desastroso".

De acuerdo con los testimonios recogidos por Médico Internacional de sus delegados en Cuba, la destrucción es enorme "pero también es enorme constatar cómo se puede evitar muertes. Hay muchos damnificados pero el esfuerzo de los cubanos y de la Protección Civil cubana es impresionante, comparado por ejemplo, con Nueva Orléans".

En efecto, a pesar de las imágenes desoladoras que llegan desde Cuba, hasta ahora se han registrado cuatro víctimas fatales, lo que ratifica la eficacia de la protección civil cubana, considerada modelo a escala internacional y que en esta ocasión se movilizó para evacuar a alrededor de dos millones de personas.

swissinfo, Marcela Águila Rubín y agencias

Datos clave

Caritas agradece sus donativos a la cuenta postal 60-7000-4, mención 'Víctimas en el Caribe' o directamente en línea.

La Cadena de la Solidaridad abrió igualmente la cuenta 10-15000-6, para recibir los donativos en beneficio de las víctimas de los huracanes en el Caribe.

Fin del recuadro

Cuba

El huracán Ike sacudió fuertemente los inmuebles de la Habana vieja antes de dirigirse a las costas estadounidenses.

Torrentes de aguas y fuertes borrascas sacudieron esa zona de la capital cubana, clasificada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

De acuerdo con las autoridades 16 edificios fueron destruidos.

El fenómeno meteorológico atravesó La Habana ya en categoría uno de la escala de Saffir-Simpson, pero con vientos de hasta 120 kilómetros por hora.

El paso de los huracanes Gustav e Ike golpeó severamente la economía de la isla:

La producción de níquel, principal exportación del país, quedó interrumpida y las industrias del café y el azúcar también resultaron afectadas.

Fin del recuadro

Haití

Haití es el país del Caribe con mayor número de víctimas como resultado del paso devastador de los huracanes Gustav, Hanna e Ike en el curso de apenas un par de semanas.

Alrededor de 600 personas perdieron la vida, más de un millón se encuentran en situación de desamparo, sólo en Gonaïves, 250 mil, y 70.000 más se refugian en albergues provisionales.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×