Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"La mejor solución para UBS y Suiza"

El presidente suizo, Hans Rudolf Merz, garantizó que el secreto bancario seguirá "intacto" en el país.

(Keystone)

El presidente de Suiza, Hans Rudolf Merz, garantiza que el secreto bancario seguirá "intacto" pese al caso UBS, porque "es la voluntad del Gobierno" helvético.

En una rueda de prensa, celebrada esta tarde, Merz subrayó que "el sector bancario no protege a los defraudadores", en referencia al caso de UBS.

Ayer miércoles se acordó entregar a las autoridades de los Estados Unidos los nombres de clientes estadounidenses acusados de defraudar al fisco de su país.

Hans-Rudolf Merz aclaró, sin embargo, que la decisión fue tomada únicamente por el UBS y la Autoridad Federal de Vigilancia de Mercados Financieros (FINMA), aunque contó con el aval del Gobierno suizo.

Sobre el fraude perpetrado contra el fisco estadounidense, el presidente -quien también es ministro de Finanzas- señaló que "se trata de casos muy claros" de violación de la ley y que incluso varios de ellos habían llegado a su Ministerio.

Confirmó el efecto inmediato del acuerdo y que los datos requeridos por la justicia estadounidense fueron entregados anoche a la embajada de EEUU en Berna.

Asimismo, Merz sostuvo que el UBS no tuvo más alternativa que llegar al acuerdo con las autoridades de Washington porque corría el riesgo de perder su licencia de operación en ese país.

"Existía un peligro para la situación del UBS en EEUU", admitió, tras recordar que en este caso se jugaba de alguna manera "la estabilidad del sistema financiero suizo y global".

"Por ello se decidió entregar los datos, en beneficio de la economía nacional", añadió.

Ante de posibilidad de que esta noticia atemorice a los clientes extranjeros de los bancos suizos, ante un supuesto debilitamiento del secreto bancario, Merz recordó que Suiza tiene acuerdos de fiscalidad con la Unión Europea y otros países.

Gracias a ellos, el fisco helvético ha entregado "mucho dinero a los países de origen" de los clientes por concepto de impuesto a la renta", explicó.

El presidente de la Confederación pidió al sistema bancario "actuar de acuerdo a la ley".

Las medidas necesarias

La justicia estadounidense amenazó con emprender diligencias penales contra el banco UBS en caso de que, hasta el miércoles (18.02) no se hubiera encontrado una solución, indicó el presidente suizo.

Para evitar este caso, el gobierno pidió en diciembre a la Autoridad Federal de los Mercados Financieros (FINMA) que adoptara "todas las medidas necesarias".

Una posible acción judicial hubiera podido reforzar la presión. Los inversores del UBS hubieran estado tentados de retirarse. Lo que hubiera amenazado la existencia del banco, según Merz, y hubiera supuesto un peligro para el país.

Defensa del Consejo Federal

Hans-Rudolf Merz admitió que el Consejo Federal (Gobierno suizo) hubiera podido, desde un punto de vista político, jugar su papel en el caso entre el UBS y los Estados Unidos.

Aunque el gobierno no ha tenido las competencias para intervenir desde un punto de vista jurídico.

"No sé sobre qué base legal el Consejo Federal habría podido intervenir", declaró el presidente Merz ante la prensa. A la vez que insistió en el hecho de que la FINMA es una entidad independiente: "El Consejo Federal no le puede dar órdenes".

Hans-Rudolf Merz se mostró optimista en cuanto al futuro de las relaciones entre Suiza y los Estados Unidos. La situación entre Berna y Washington no debe deteriorarse, pronosticó, asegurando que el caso UBS es un "caso particular".

Reacciones políticas

La Unión Democrática del Centro (UDC, derecha nacionalista) explicó que es problemático tanto este levantamiento del secreto bancario como que la UE haga igualmente presión sobre Suiza.

En este contexto, el acuerdo entre el UBS y EE UU es una "mala señal". Al contrario hay que reforzar el secreto bancario dentro de la Constitución, sostiene la UDC.

El Partido Demócrata Cristiano (PDC) criticó que el ministro Hans-Rudolf Merz "debería haber reaccionado más rápidamente". El caso se sabía desde hace meses, declaró a la radio suiza de expresión alemana el presidente del partido, Christophe Darbellay. "Su importancia ha sido ignorada y él tuvo que jugar a los bomberos".

La crítica fue compartida por el Partido Socialista Suizo (PSS), para quien el Consejo Federal ha "cedido lamentablemente ante las amenazas deplorables de los Estados Unidos".

Frente a este "naufragio", la formación socialista cree "indispensable" la modificación completa de la reglamentación sobre el secreto bancario.

Por último y según el portavoz del Partido Radical Democrático (PRD), Damien Cottier, "la fuerza predomina sobre el derecho". Una demanda de ayuda mútua hubiera podido ser aceptada por Suiza, señaló, además de hablar de los errores cometidos por parte del UBS.

swissinfo y agencias

Reacción de la UE

La Comisión Europea reclamó un tratamiento idéntico para los Estados de la UE tras el anuncio del acuerdo entre UBS y los Estados Unidos para resolver el caso de fraude fiscal que implicaba al banco suizo.

La Comisión Europea acogió positivamente el acuerdo alcanzado, declaró su portavoz.

Además, subrayó que el caso es un asunto bilateral entre los dos países. "Si se produce una demanda similar por parte de un Estado miembro de la UE, éste último debería ser tratado de la misma manera".

Fin del recuadro

UBS

UBS, producto de la fusión en 1998 de los grupos bancarios UBS y SBS, constituye hoy la sociedad bancaria y financiera más importante de Suiza. Su especialidad es la gestión de fortunas internacionales.

Los orígenes del banco se remontan a 1850, cuando Suiza desarrollaba sus primeras vías férreas y se requería financiamiento para ello. Una tarea que tomó el antecesor del actual UBS.

En el siglo XXI UBS ha sido la institución financiera europea más golpeada por la crisis de los subprime o créditos hipotecarios estadounidenses de mala calidad.

En noviembre de 2008, en Asamblea General Extraordinaria, los accionistas del banco aprobaron (98,4% de votos a favor) un plan un plan de rescate diseñado por la mancuerna Confederación Helvética-Banco Nacional de Suiza (BNS) para evitarle la quiebra.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes