Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

70 años de negocios entre suizos y argentinos

Alfredo Rodríguez, preside desde este año la Cámara de Comercio Suizo Argentina.

(swissinfo.ch)

Más de 160 empresas asociadas, una modernización estructural, 140 eventos anuales y más de 50 años de vida de la revista 'Helvetia', son algunas de las características que distinguen a la Cámara de Comercio Suizo Argentina.

Su nuevo presidente, el empresario Alfredo Rodríguez, analiza el papel de la institución y las relaciones comerciales entre la Confederación y el país sudamericano. Entrevista.

Alfredo Rodríguez se convirtió este año en presidente de la Cámara de Comercio Suizo Argentina (CCSA), institución que en mayo festejó siete décadas de vida y que hoy es una de las entidades bicamerales más prestigiosas del país sudamericano.

Treinta y tres años de trabajo al frente de empresas helvéticas en Argentina y una extensa e intensa actividad como vicepresidente de la CCSA fueron algunos de los motivos que contribuyeron a su nombramiento al frente de la entidad.

swissinfo: El 70 aniversario de la Cámara lo encuentra al frente de su presidencia. ¿Qué significa para usted, que siempre ha estado vinculado a empresas suizas?

Alfredo Rodríguez: Para mí es un orgullo, un privilegio y una sorpresa muy grande. No lo esperaba debido a que no pertenezco a la colonia suiza y mi conexión con la misma ha sido a través de los 33 años que trabajé con empresas helvéticas.

Cuando llegó esta oferta, este 'desafío', me tomó por sorpresa. Y como dije en el momento en que me lo ofrecieron, no puedo ofrecer antecedentes suizos ni puedo hablar fluidamente el suizo-alemán, pero puedo poner pasión, que es lo que he hecho en todos los proyectos que encaré en mi vida. Esta es una tarea voluntaria donde hay muchísimo por hacer.

swissinfo: Recién habló de 'desafío' y de todo lo que hay 'por hacer'. ¿Qué cosas por ejemplo...?

A.R.: Creo que el desafío es 'aggiornar' la Cámara, no porque se haya puesto vieja sino porque los negocios son diferentes. Esta velocidad de Internet, de las comunicaciones tan inmediatas, hace que ya no se pueda emitir una revista cuatrimestral ni que un suizo o un argentino se queden sentados esperando que llegue la posibilidad de exportar o de hacer negocios.

Ya hemos empezado a promover los negocios y siendo vicepresidente de la Cámara trabajé con Cancillería y estuvimos dos veces en Suiza, en Lucerna y en Zúrich; hemos estado con la cadena de supermercados Globus y a partir de una iniciativa nuestra se vendieron en el supermercado productos argentinos durante un mes.

Es decir, comunicar, fomentar y promover la relación comercial entre ambos países, pero llevado a los tiempos de hoy.

swissinfo: Cuando dice que los negocios han cambiado, ¿qué cosas pueden ofrecer hoy Argentina y Suiza, más allá de relojes, chocolates y 'commodities' (productos básicos)?

A.R.: Fundamentalmente lo que hacen las PyME. Las empresas grandes como Novartis o Nestlé no necesitan una Cámara de Comercio para fomentar sus negocios; los apoyamos y los ayudamos, pero de ninguna manera dependen de nosotros.

En cambio, un pequeño productor suizo o argentino, que tiene inquietudes o necesidad de ampliar su negocio, de buscar un representante o distribuidor, o de radicarse en el otro país, no sabe cómo hacerlo, y ahí está nuestro trabajo.

swissinfo: ¿Cómo diría que ha evolucionado la Cámara a lo largo de siete décadas de trabajo?

A.R.: Creo que el cambio fundamental que marcó nuestra evolución fue considerar a la Cámara como una empresa y no quedarnos con aquello de las mal llamadas 'organizaciones sin fines de lucro', que no son otra cosa que asociaciones de la vida civil que no procuran un rédito, pero que deben ser pensadas como una empresa privada, con metas, con premios, con castigos para estructurar una forma dinámica y moderna.

Por otro lado, creo que otro cambio es un énfasis total y continuo en el servicio, pensando, vislumbrando y detectando qué es lo mejor para los asociados.

Y por último, una tarea de 'fidelización' de los socios, y nuestra tarea de retención a través del servicio es continua y cuerpo a cuerpo.

swissinfo: ¿Qué cosas nuevas resultan atractivas para los socios?

A.R.: Nosotros tenemos una actividad de eventos, y una vez por mes, a cada asociado le facilitamos todas las instalaciones, que no es solamente el lugar físico, sino un servicio integral que le permite realizar conferencias de prensa, lanzamientos, capacitación.

swissinfo: ¿Qué cosas cambiaron después de la crisis del 2000?

A.R.: Luego de la crisis perdimos algunos socios que se fueron del país. Pero también hubo una renovación que estimo que implicó alrededor de un 20% de crecimiento.

Tenemos un contacto permanente con la Embajada con una relación fecunda y sinérgica basada en un entendimiento, una comprensión y objetivos comunes.

También tenemos relación con la Fundación Exportar, con la Cancillería Argentina (Ministerio de Exteriores), con la Embajada argentina en Suiza y con varios asesores contables e impositivos para atender las consultas de nuestros clientes y potenciales clientes.

swissinfo: El ministro Philippe Nell, responsable para las Américas de la Secretaría de Estado de Economía (Seco), consideró que si se efectiviza el pago de la deuda con el Club de París, probablemente mejorará la relación comercial de Suiza con Argentina. ¿Cuál es su lectura como empresario?

A.R.: En primer lugar, creo que las deudas cuando se contraen deben pagarse, y en ese aspecto hay que felicitar al Gobierno. En cuanto a la implementación del pago tengo algunos reparos, ya que el anuncio fue muy repentino y sin saber de qué forma se iba a pagar.

Lo importante es que va a destrabar una serie de negociaciones y va a bajar la carga negativa que significaba tener una deuda no atendida.

Es un paso importante para la imagen de Argentina en el exterior, sobre todo en los tiempos turbulentos que se vienen.

Entrevista swissinfo: Norma Domínguez, Buenos Aires

Cámara de Comercio Suizo Argentina

Se fundó el 16 de mayo de 1938, en el salón de actos del Círculo de la Prensa, en Buenos Aires.

A principios de ese año, miembros del consejo directivo de las sociedades suizas y de la Federación de Sociedades Suizas iban dando forma a ideas que se concretarían con la constitución de la Cámara.

Apellidos como Bertschi, Brunner, Ferrari, Paul y Troillet forman parte de los pioneros de la institución.

La Cámara es motivo de orgullo para la comunidad helvética y para los argentinos.

Su revista HELVETIA es muy prestigiosa y demandada por la comunidad empresarial.

Entre sus socios se encuentran empresas como Nestlé, Novartis, Roche, ABB, Minetti, Sika, Clariant, Zurich, Holcim, UBS, Syngenta, además de PyMes y diferentes profesionales ligados al intercambio comercial suizo-argentino.

El gobierno suizo quiso compartir el 70 Aniversario mediante la visita a la Cámara del ministro Philippe Nell, responsable para las Américas de la Secretaría de Estado de Economía (Seco).

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×