Navigation

ABB en Brasil: une luz al final del túnel

La empresa helvético-sueca ABB suministrará electricidad a una amplia región brasileña. Keystone

La multinacional helvético-sueca obtuvo contratos por cerca de 300 millones de dólares para las nuevas líneas de transmisión entre dos regiones aisladas de Brasil.

Este contenido fue publicado el 20 junio 2001 - 17:53

Se trata del más importante contrato desde principios del año. La empresa fue seleccionada para concebir y poner en funcionamiento dos líneas de transmisión de alta tensión en más de 1.300 kilómetros en el norte y noreste de ese país, cuya talla es superior a 200 veces el territorio de Suiza.

El gigante latinoamericano atraviesa una crisis energética. Su producción de electricidad es insuficiente para cubrir las necesidades en ciertas regiones industriales y el gobierno ha tenido que imponer un plan de racionamiento que obliga a los hogares a reducir en 20% su consumo so pena de cortes de corriente.

Los ahorros de energía exigidos a las empresas van de 15% a 25% según los sectores de actividad. La penuria es la consecuencia de una carencia crónica de inversiones en la infraestructura del país.

La transmisión de energía de una región a otra puede contribuir a evitar perturbaciones en el sistema. El programa de concesiones al sector privado de construcción de la línea de transmisión se aceleró de esa manera.

A principios de mes, el consorcio Scahin-Alusa se hizo de dos ofertas del ramo durante un proceso público de licitación. ABB fue electo como socio técnico.

En el curso de los próximos dos años, dos obras enormes deberán quedar concluidas en la Amazonía. El proyecto más ambicioso consiste en unir el estado de Pará, en el norte, al de Maranhäo, en el noreste. El grupo de Zúrich se encarga ya de una línea de transmisión entre Argentina y el sur de Brasil.

swissinfo

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo