Navigation

Erdogan anuncia una operación de los rebeldes sirios en la provincia de Idlib

Un edificio destrozado en Jisr al-Shughur, en el noroeste de la provincia siria de Idlib, el 29 de septiembre de 2017 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 07 octubre 2017 - 11:08
(AFP)

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, declaró este sábado que los rebeldes sirios apoyados por Ankara lanzaron una nueva operación en la provincia de Idlib, controlada en gran parte por yihadistas de la antigua rama de Al Qaida en Siria.

"Tomamos nuevas medidas para garantizar la seguridad de Idlib. Hoy se lleva a cabo una operación seria en Idlib, y seguirá adelante", declaró Erdogan en un discurso televisado.

En respuesta a preguntas de periodistas, el presidente turco precisó que el Ejército Libre Sirio está a cargo de esa operación, ya que las Fuerzas Armadas turcas "todavía" no están en Idlib.

Erdogan afirmó que Turquía no abandonará a los numerosos civiles que huyeron a Idlib desde Alepo, reconquistada el año pasado por el ejército sirio y sus aliados.

Gran parte de Idlib está en manos de Tahrir al Sham, una coalición yihadista formada en su mayoría por miembros de la que fuera rama de Al Qaida en el país.

Esa provincia es una las cuatro zonas de distensión sirias anunciadas en mayo por los aliados internacionales del régimen y de los rebeldes, con el objetivo de instaurar treguas en varias zonas de Siria.

El 15 de septiembre, Rusia e Irán, aliados del gobierno de Bashar al Asad, y Turquía, que respalda a los rebeldes, anunciaron que iban a desplegar fuerzas de seguridad en Idlib sin aclarar cuándo lo harán.

La iniciativa debe allanar el camino a un alto el fuego duradero en el país, devastado por seis años de guerra que causaron más de 330.000 muertos y millones de desplazados y refugiados.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), "las grúas del ejército turco empezaron a quitar partes del muro de separación entre Turquía y la provincia de Idlib en previsión de la ofensiva militar".

Esta orgaonización con sede en Reino Unido, que dispone de una extensa red de observadores en Siria, aseguró sin embargo que la operación aún no había comenzado.

- "Liberar Idlib" -

La agencia progubernamental Anadolu describió este sábado una concentración de comandos y vehículos militares turcos en la frontera siria.

Erdogan declaró este sábado que Turquía se encargará de la seguridad en la ciudad de Idlib, capital de la provincia homónima, mientras que Rusia se ocupará del exterior.

Turquía realizó entre agosto de 2016 y marzo de 2017 una operación militar en el norte de Siria, denominada "Escudo del Éufrates" para expulsar de allí al grupo Estado Islámico (EI) y las milicias kurdas que Ankara considera como terroristas.

Desde el final de esa operación, Ankara afirmó en repetidas ocasiones estar dispuesta a lanzar una nueva operación militar en Siria, insistiendo en que no permitirá la creación de un "corredor terrorista" en su frontera.

Un comandante rebelde afirmó bajo anonimato que "todos los grupos rebeldes que participaron en la operación 'Escudo del Éufrates' participan" en esta nueva ofensiva.

"Hay miles de combatientes, y varios soldados turcos participan", añadió, sin aclarar cuando empezará la operación cuyo objetivo es "liberar por completo Idlib de Tahrir al Sham".

- Medidas -

Erdogan anunció la operación una semana después de recibir al presidente ruso, Vladimir Putin, en Ankara.

Turquía y Rusia, que apoyan a bandos enfrentados en Siria, dejaron de lado sus divergencias de los últimos meses para buscar una solución al conflicto.

Durante su encuentro, los dos mandatarios acordaron aumentar los esfuerzos para implementar la zona de distensión de Idlib.

En cuanto al reparto de papeles con Moscú, Erdogan explicó este sábado que Rusia se encargará de los contactos con el régimen de Asad, mientras que Turquía "tomará medidas en otros ámbitos".

Tras una situación de calma relativa en los últimos meses, el ejército sirio y su aliado ruso realizaron este mes varios ataques aéreos contra la provincia de Idlib, matando a decenas de civiles, según el OSDH.

El ministerio de Defensa ruso anunció este sábado haber matado en sus bombardeos a cerca de 120 miembros del EI y más de 60 "mercenarios" extranjeros en Siria en las últimas 24 horas.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.