Navigation

Instalan, como protesta, estatua dorada de Netanyahu en Tel Aviv

Un hombre se toma un selfi con una estatua del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, hecha por el artista israelí Itai Zalait como una forma de protesta contra el dirigente y colocada sin permiso oficial fuera de la alcaldía de Tel Aviv, el 6 de diciembre de 2016. afp_tickers
Este contenido fue publicado el 06 diciembre 2016 - 21:58
(AFP)

Los habitantes de Tel Aviv pudieron contemplar el martes durante algunas horas una estatua gigante dorada del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, instalada clandestinamente por la noche por un artista israelí, antes de ser retirada por las autoridades.

La estatua, de cuatro metros de alto, es una obra de Itai Zalait, un artista israelí poco conocido del público y que se complacía el martes con la polémica que suscitó su instalación.

"Lo hice para comprobar una cosa: ¿Dónde está la libertad de expresión en Israel en 2016? ¿Estará esta obra autorizada? ¿Habrá sanciones?", declaró a la AFP Itai Zalait.

La respuesta no se hizo esperar por parte de la ministra de Cultura, Miri Regev, cercana a Netanyahu y en conflicto con una parte del sector de la cultura.

"Cuánto puede estar desconectado un artista de la realidad", escribió la ministra en su página Facebook.

"Israel es una democracia, uno de los países más libres. El odio a Netanyahu es su único y verdadero Becerro de Oro", prosiguió, haciendo alusión al episodio bíblico en el que los hebreos son castigados por Dios por haber adorado a una estatua dorada.

Con esta instalación, el escultor Itai Zalait afirma haber querido abrir un debate sobre la relación de los israelíes con su primer ministro, al que algunos llaman "rey Bibi". Por eso decidió colocar esta parodia de estatua oficial, donde se ve al primer ministro en traje, en la plaza Yitzhak Rabin, donde fue asesinado en 1995 el ex primer ministro, y que se ha convertido en un lugar de importantes manifestaciones políticas.

"La reacción de los israelíes me interesa, entre los que empiezan a decir que querrían ver más estatuas como ésta en las plazas del país y los que quieren derribarla a martillazos", explicó el artista.

El ayuntamiento de Tel Aviv retiró el martes por la mañana la estatua. "Actuamos así cada vez que se instala un objeto sin autorización (...) en un lugar público", afirmó a la AFP Mira Marcus, portavoz de la municipalidad, dirigida por el alcalde Ron Huldai, un laborista opositor de Benjamin Netanyahu.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.