Navigation

Once muertos en una semana en la mayor prisión de Kinshasa en RDC

Un soldado monta guardia durante un juicio en la prisión de Makala, en Kinshasa, el 21 de abril de 2015 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 07 enero 2020 - 12:59
(AFP)

Al menos once reclusos murieron desde el principio del año en la mayor prisión de Kinshasa, la capital de República Democrática del Congo (RDC), por escasez de alimentos y medicinas, según fuentes carcelarias y humanitarias.

"Desde el 1º de enero, hemos registrado once muertos. Los tres últimos murieron ayer (lunes), por falta de medicinas para tratarlos y de recursos económicos de sus familias", dijo a la AFP un funcionario de la prisión central de Makala, en Kinshasa, que no quiso revelar su identidad.

"Desde octubre, el Estado dejó de desembolsar fondos para suministrar medicinas y alimentos a la prisión", añadió.

"La cárcel de Makala así como la mayoría de las cárceles del país han dejado de recibir alimentos y medicinas", lamentó Emmanuel Cole, director de una organización congoleña que se preocupa por la situación carcelaria en RDC.

"Es cierto, hubo un retraso en el pago a los proveedores, lo que justifica esta escasez de productos en la prisión central de Makala. Pero la situación ya ha sido regularizada", informó el lunes a AFP el ministro de Justicia, Celestin Tunda Ya Kasende.

"Existen aproximadamente 9.000 personas presas. Se puede entender que hayan muerto una decena de ellas. Pero los médicos tienen que confirmar si estas muertes fueron causadas por la escasez de medicamentos y alimentos", agregó.

La prisión central de Makala fue construida durante la época de la colonización belga para albergar a 1.500 personas. Actualmente, cuenta con "8.618 reclusos", de los cuales "500 tienen condena firma", según Cole.

Se están realizando obras en al menos tres pabellones, lo que obliga a los presos a vivir en una mayor promiscuidad.

Construidas durante la época colonial, las prisiones de RDC sufren de un estado de deterioro y sobrepoblación. Los detenidos viven en condiciones de higiene desastrosas y están expuestos a numerosas enfermedades, deshidratación y malnutrición.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.