América Central, entre violencia y esperanza

Marilú Pacheco de ALAS y en segundo plano, Marco Antonio Garavito Fernández, director de la Liga Guatemalteca Higiene Mental. swissinfo.ch

Gracias a la iniciativa de la Asociación Latinoamérica-Suiza (ALAS) y a la de otras organizaciones comprometidas con programas a favor de los derechos humanos en esa región, asistieron a una conferencia en Berna dos personalidades centroamericanas de primer nivel.

Este contenido fue publicado el 21 septiembre 2006 - 16:13

Ambas, estrechamente vinculadas con la sociedad civil de sus respectivos países. Las dos, íntimamente ligadas a Suiza y sus ONG de cooperación.

Los dos exponentes han sido Carmen Ayón, coordinadora de proyectos de la Ayuda Obrera Suiza (AOS) en Nicaragua y Marco Antonio Garavito Fernández, director de la Liga Guatemalteca de Higiene Mental.

La "Liga", reconocida organización de promoción social y de la memoria, es apoyada por EPER/HEKS, la organización de ayuda de las iglesias protestantes suizas que tiene programas de solidaridad en los países del Sur.

Nicaragua, entre crisis y organización

Aunque la situación económico-social continúa siendo muy compleja en Nicaragua, el alto nivel de organización de los sectores populares –especialmente a la luz de la experiencia sandinista- constituye un capital esencial y una señal de esperanza.

Esta es la principal tesis que aporta Carmen Ayón en su documentada ponencia en el "Foro Político de la Confederación", de la Torre de la Prisión (Käfigturm) en el casco viejo de la ciudad de Berna.

Ayón describió el particular momento político que vive Nicaragua de cara a las elecciones generales del 5 de noviembre próximo, de las cuales saldrá un nuevo presidente y un nuevo poder legislativo.

"Hay cuatro partidos principales en disputa. Dos de derecha y dos sandinistas. Las encuestas indican que estos últimos podrían lograr una mayoría parlamentaria. En cuanto a la presidencia, si bien Daniel Ortega, candidato del Frente Sandinista (FSLN) está a la cabeza de las intenciones de voto, todavía todo está abierto", enfatiza.

Para la representante de AOS en Nicaragua se perfilan "dos escenarios posibles". Que Ortega gane en la primera vuelta, o bien, en el caso que no obtenga los votos suficientes y sea necesario ir a una segunda ronda, "que toda la derecha se una e impida la victoria sandinista".

De una u otra variante, podría anticiparse "un país con un legislativo y un presidente de izquierda" o bien, "un legislativo con mayoría sandinista que conviva con un ejecutivo de derecha".

De las especulaciones electorales a la realidad cotidiana, sólo hay un paso en el análisis de Ayón. La situación es crítica con 80% de la población que vive con menos de dos dólares diarios y una dependencia creciente de las remesas internacionales que mandan los inmigrantes nicaragüenses en el extranjero, especialmente desde Costa Rica y Estados Unidos y que oscilan en torno a los mil millones de dólares anuales.

Y en lo social, como dato destacable aparece el papel de las mujeres, uno de los sectores que apoya la Ayuda Obrera Suiza que participa en Nicaragua desde hace 25 años.

En más de 30% de las familias nicaragüenses, ellas son las que dirigen solas esos primeros pilares de la sociedad nicaraguense. "La mujer en mi país soporta altos niveles de violencia física, sexual y psicológica", explica Ayón. Flagelos derivados, principalmente, de la guerra que vivió Nicaragua en la década de los años ochenta y cuyos efectos siguen presentes en la sociedad a más de tres lustros después de la firma de los acuerdos de paz.

Guatemala, ecos de la violencia

Otro cruento conflicto bélico envolvió a la sociedad guatemalteca durante 36 años, hasta 1996 cuando se firmaron los Acuerdos de Paz entre la guerrilla y el gobierno.

La postguerra sigue apareciendo también en Guatemala como un factor determinante en las esferas sociales y económicas, sostiene por su parte Marco Antonio Garavito Fernández, psicólogo de formación y director de la "Liga de Higiene Mental", invitado por la Red Guatemala de Berna.

"Una de las consecuencias de esa guerra fueron los niños desaparecidos. Entre 4.000 y 5.000 niños separados de sus familias y que constituyen una de las más dramáticas consecuencias de la confrontación", explica Garavito Fernández a swissinfo.

Y de allí la importancia del programa 'Todos por el Reencuentro', impulsado por la Liga y sostenido directamente por el EPER/HEKS, Pro-Victimis de Suiza y otras instituciones de la solidaridad internacional.

La tarea de acompañamiento de los padres que buscan a sus hijos se desarrolla en comunidades mayas de los siete departamentos que fueron más afectados por el conflicto.

Resultados a la vista

"El programa, luego de siete años de existencia, ha logrado ochenta y tres reencuentros de algunos de esos niños con su familia...y cada día ese número aumenta", subraya Garavito.

Los promotores esperan poder resolver la situación de cerca de 500 de esos infantes que fueron víctimas del alejamiento de sus familias hace ya más de 20 años.

Sin embargo, "el reencuentro mismo, aunque es el elemento movilizador no es el objetivo único de esta iniciativa.

"Promovemos la creación de la Asociación de Familiares de Niños Desaparecidos –prevista para febrero o junio del 2007. Y a más largo plazo, queremos aportar el verdadero gran reencuentro social de nuestro país", insiste el psicólogo.

Detrás de todo este esfuerzo que constituye uno de los tantos programas impulsados por la Liga –que trabaja también en las prisiones, con bandas juveniles, con víctimas sociales, en la información y en la formación- se encuentra un reto estratégico:

"Recuperar el pasado para construir el futuro. Superar el pasado –reconstruyendo la memoria histórica- para recuperar el derecho a soñar. Porque el futuro es justamente eso, sueños de lo que queremos ser como individuos o como sociedad", concluye Garavito Fernández.

swissinfo, Sergio Ferrari en Berna

ALAS

Por tercer año consecutivo, ALAS -que cuenta con una amplia red de miembros y benévolos- organiza seminarios de información. La actual serie se realiza bajo el título global de 'Cambio de Rumbo en América Latina', gobiernos de izquierda, ¿Nueva Política?

ALAS es apoyada por una decena de ONG y asociaciones de solidaridad. Dichos seminarios ocupan ya un lugar clave en la reflexión en Suiza sobre el continente latinoamericano. Destacadas personalidades helvéticas y de América Latina son invitadas como expositores.

End of insertion

Nicaragua

Nicaragua, con 5.2 millones de habitantes, de los cuales un 80% viven con menos de 2 dólares diarios, se ubica hoy según las estadísticas de las Organización Naciones Unidas, entre las naciones más empobrecidas del continente latinoamericano.

43% de esa población está en el campo. Y es la más afectada no sólo por la crisis social sino por la inseguridad jurídica, debido a las idas y venidas de la Ley de Propiedad que intentó regular la tenencia de la tierra luego de la Reforma Agraria Sandinista (1979-1990) y del proceso de transición iniciado con la derrota electoral del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en 1990.

End of insertion

Guatemala

Guatemala cumple en 2006 la primera década de la vigencia de los Acuerdos de Paz, que cerraron en 1996 la confrontación armada que imperó en el país durante 36 años. La activa participación de la sociedad civil fue uno de los rasgos particulares de ese proceso de pacificación en Guatemala.

La Liga de Higiene Mental, una de las organizaciones de esa sociedad civil, existe desde hace más de 50 años. Su radio de acción es muy amplio en el terreno de la salud mental, la prevención, la información y la formación. Impulsa el concepto de salud desde una perspectiva social y no desde el ángulo tradicional de la terapia.

Su intensa actividad de información fue premiada en el 2001. La Liga recibió el Premio UNICEF al mejor programa radial del año.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo