Navigation

Aprobado el TLC entre Suiza y Chile

Chile afina sus lazos con la EFTA. RTS

El Senado chileno avaló este acuerdo cuya negociación comenzó en el 2000; mientras el Presidente Joseph Deiss establecía una nueva agenda económica con Japón.

Este contenido fue publicado el 15 octubre 2004 - 08:35

En la presente semana económica, la farmacéutica Roche anunció también que sus ventas a septiembre crecieron más de 12%.

La presente semana económica suiza fue intensa para el comercio internacional.

Tras cuatro años de negociaciones y uno de haberse firmado el documento final, el Senado de la República de Chile dio finalmente “luz verde” al TLC entre la nación sudamericana y Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein, miembros de la Asociación Europea de Libre Comercio.

En tanto, el presidente de la Confederación Helvética, Joseph Deiss, visitó Japón en busca de nuevas inversiones y sobre todo, de un nuevo tratamiento fiscal para las empresas nacionales.

El sector de los negocios también dio de qué hablar en estos días. En octubre, las principales empresas comenzaron a rendir cuentas a los inversionistas sobre su situación financiera a septiembre.

TLC con Chile

La Comisión de Relaciones Exteriores del Senado de Chile aprobó el miércoles (13.10) un TLC entre esta nación sudamericana y la llamada Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA por sus siglas en inglés), compuesta por Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein.

La diferencia entre este TLC y el que existe entre Chile y la Unión Europea (UE) es que en este caso no existe un tratado de cooperación ni de asociación política, la negociación es puramente comercial.

A Suiza, en particular, le permitirá importar bienes mineros, forestales y frutícolas altamente competitivos. Y le abrirá, a cambio, un nuevo mercado en Chile para sus productos tecnológicos, maquinaria pesada y bienes de alto nivel industrial.

El valor agregado que tiene el EFTA es que está constituido por cuatro de los países más ricos del mundo –todos ajenos a la UE-, con un PIB sumado de 480.000 millones de francos suizos, que implica una riqueza por habitante (PIB per cápita) de 34.200 francos suizos, el doble de la UE.

Las negociaciones del TLC habían concluido el 23 de marzo del 2003 en Ginebra, luego de seis rondas de negociaciones que comenzaron en el 2000, pero el Congreso chileno puso una serie de “peros” que demoraba su aprobación.

Deiss en Japón

Por otra parte, Suiza estrechó lazos económicos con Japón, su tercer socio comercial después de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, a través de la visita que realizó Joseph Deiss, presidente de la Confederación Helvética, a su vecino asiático.

Reunido en Tokio con el primer ministro nipón, Junichiro Koizumi (12.10), trazó una nueva agenda bilateral de prioridades económicas:

1) Actualización de la doble imposición.
El objetivo central es que las empresas suizas que realicen negocios en Japón no paguen impuestos dos veces (en casa y después en Asia), lo que exige revisar la legislación vigente desde 1971, en aras de otorgarle a Suiza el mismo tratamiento que Tokio le da a Estados Unidos.

2) Promoción de nuevas inversiones.
Sin aventurarse a los montos específicos, los dos gobiernos acordaron promover un mayor flujo de inversión y, sobre todo, intercambiar tecnologías que faciliten la creación de empleos.

“El ámbito que más nos interesa es el de la biotecnología”, detalló Christophe Hans, portavoz del Departamento Federal de Economía de Suiza. Un posible acuerdo de libre comercio se anunció como parte de una agenda de largo plazo, pero no se aterrizó nada al respecto.

Roche gana

En octubre, las grandes empresas suizas que cotizan en la Bolsa de Valores comienzan a rendir cuentas a sus inversionistas sobre sus finanzas correspondientes a los primeros nueve meses del año.

La farmacéutica Roche anunció (14.10) que sus ventas totalizaron 21.900 millones de francos suizos (14.220 millones de euros) durante los primeros nueve meses del año, lo que implica un crecimiento de 12% más que en el mismo periodo del 2003.

Un dato que se da en un contexto de incertidumbre en el que muchas empresas del sector industrial pierden terreno. Roche se convierte pues en 2004 en la tercera empresa más rentable de Suiza y la octava farmacéutica más importante del mundo.

La empresa detalló que su filial más rentable fue la de Estados Unidos –Genentech- donde el nuevo medicamento contra el cáncer de colon (Avastin) permitió un incremento de 43% en las ventas de enero-septiembre.

El presidente del grupo, Franz Humer, aseguró que el Avastin podría comenzar a comercializarse en la Unión Europea antes de fin de año, lo que impactaría positivamente en las ventas totales de Roche en el 2005.

Y Swisscom, por su parte, confirmó –pese a su inconformidad-, que reducirá hasta 7% la comisión que cobra a sus competidores telefónicos (Orange y Sunrise) por concepto de interconexión.

Es decir, actualmente Swisscom es la responsable de conectar las redes de los operadores que le compiten y sus elevados cobros son objetio de litigio con el gigante azul, pues reducen la capacidad de competencia de las otras empresas telefónicas.

swissinfo/Andrea Ornelas

Datos clave

·El PIB total de la Asociación Europea de Libre Comercio (Suiza, Islandia, Noruega, y Liechtenstein) es de 480.000 millones de francos suizos.

·La riqueza por habitante de los cuatro países (PIB per cápita) promedia 34.200 francos suizos

·El PIB per cápita en la Unión Europea es de 18.600 francos suizos


·Las ventas de la farmacéutica Roche sumaron 21.900 millones de francos suizos entre enero y septiembre del 2004

End of insertion

Contexto

·Suiza, al lado Noruega, Islandia y Liechtenstein inició la negociación de un TLC con Chile desde al 2000.

·El documento final fue firmado en junio del 2003 en Ginebra.

·Este miércoles (13.10) recibió la ratificación del Senado chileno, escéptico frente al documento.

·El presidente de la Confederación Helvética, Joseph Deiss, visitó Japón y replanteó la agenda económica bilateral: se comprometió a incentivar el intercambio de inversiones y pidió un tratamiento fiscal para las empresas suizas semejante al que los nipones ofrecen a EU.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.