Navigation

Argentina: en busca de la memoria colectiva

Un atento público escucha la disertación de Sergio Ferrari. Marilu Pacheco-Geissbühler

El golpe de estado de 1976 y sus consecuencias fueron abordados en la última de seis conferencias pronunciadas en Berna sobre la ‘Violencia política en América Latina: situaciones y perspectivas’.

Este contenido fue publicado el 13 octubre 2004 - 14:49

El periodista Sergio Ferrari trazó este martes (12.10) un cuadro de lo vivido en esa etapa oscura de la historia argentina.

“Nos condenaron a la amnesia.... de ella sólo podemos salir con una revolución de la memoria”. Son palabras de Sergio Ferrari, uno de los miles de argentinos que vivió en carne propia la brutalidad de la dictadura, que fue expulsado de su país y que desde la distancia –vive en Suiza desde 1978-, participa en la recuperación de esa memoria colectiva.

Ferrari es periodista, sin embargo en su conferencia “Argentina, de la dictadura militar al surgimiento de nuevos actores sociales”, se distanció de la “objetividad de la prensa” y habló como el hombre comprometido con las causas populares cuyas “cicatrices aún no terminan de cerrarse”. Hizo una retrospectiva de la historia argentina reciente, desde el surgimiento de las Madres de la Plaza de Mayo hasta los Piqueteros.

Una audiencia atenta siguió la última de seis disertaciones semanales que la Asociación Latinoamérica-Suiza ofreció, entre el 7 de septiembre y el 12 de octubre, para presentar al público suizo un cuadro del pasado reciente y realidd de hoy en el subcontinente americano.

Represión: pilar de la “seguridad nacional”

La doctrina de la seguridad nacional que imperaba en tiempos de la dictadura argentina es para Ferrari la proyección de la política estadounidense que en una orilla ve a quienes están en el poder y, en la otra, a los que no participan de ese poder, que son los enemigos.

“Era una extrema derecha sin matices ni intermedios, por lo tanto, cualquier militante de una organización popular tenía que pagar el precio de la persecución”.

El consenso político desapareció durante la represión. “El aquí mando yo” alcanzó facetas increíbles y dió lugar a un fenómeno hasta entonces desconocido: las desapariciones. Miles de militantes sociales fueron detenidos en campos de concentración ubicados en pleno centro de la ciudad.

“En siete años de dictadura desaparecieron 30.000 compañeros, hubo 10.000 presos políticos y miles de exiliados, sin contar a los exiliados internos. Fue la masacre de toda una generación”, señaló Ferrari.

Los movimientos de las Madres de la Plaza de Mayo y de las Abuelas de la Plaza de Mayo; así como los piquetes y las marchas de las cacerolas, entre otras manifestaciones, se han convertido en los referentes de la resistencia, entonces, y hoy.

Con la restauración de la democracia en 1983, los argentinos dejaron atrás- aunque no del todo- un capítulo negro de su historia y pasaron a uno gris. En esta etapa se produjo la primera explosión de la deuda.

Descalabro financiero

El arbitrario manejo de los fondos de Estado en la dictadura militar y la desafortunda gestión de Carlos Saúl Menem – elegido masivamente tras la recuperación de la vida democrática en el país -, concentraron el poder en manos de grupos hegemómicos, mientras se advertía un tímido renacimiento del movimiento social, de organizaciones de barrio, sindicales y campesinas.

Parafrasenado a la película que está en cartelera, Ferrari describió la década de Menem como la “Memoria de un saqueo”.

Con Menem empiezan las reformas neoliberales, la disciplina fiscal- todos debían pagar impuestos, los chicos mucho, los grandes poco-, la “estabilidad” macro, se dio luz verde a la apertura indiscriminada del capital global, a la venta- mejor dicho al regalo - de las empresas estatales y la corrupción se hizo sistemática. Hubo una especie de esquizofrenia política entre la retórica y la práctica, sentenció Ferrari.

Había que crecer para “pagar la deuda”. Entonces la deuda se duplicó y lo único que se pagaba eran los intereses. Ferrari enfatizó que la deuda es impagable. “Jamás Argentina va a poder pagar sus 144.000 millones de dólares de deuda. Tampoco van a poder hacerlo otros países latinoamericanos”.

Argentina hoy

Mi país es hoy el resultado de las fracturas y las contradicciones recientes, dijo Ferrari. “Con Kirchner ha habido avances en el terreno de los derechos humanos, pero persiste la debilidad política interna, la deuda externa ha aumentado a 180.000 millones de dólares, continúa la presión del Fondo Monetario Internacional y otros acreedores y los agroexportadores son algunos de los pocos “ganadores”.

Destacó también los esfuerzos políticos regionales que intentan fortalecer a Latinoamérica. “Kirchner, Lula, en menor medida Lagos, pero sobre todo Chávez y Castro intentan crear un polo anti-ALCA (Area de Libre Comercio para las Américas), la propuesta económica norteamericana que pretende dolarizar las economías y repartir la producción entre sus miembros”.

Sin embargo, Ferrari reconoció que América Latina no está en condiciones de resolver sus problemas por sí sola, pues de por medio está justamente la política norteamericana para la región. “Se han creado relaciones de tanta dependencia que si Bush es reelegido aumentará el intervencionismo”.

En este contexto, Europa podría jugar un papel decisivo. “Por ejemplo, la participación Suiza para acercar a las fuerzas en conflicto en Colombia es relevante. De hecho, Europa, con su cultura política más consolidada, podría ser un colchón en las relaciones conflictivas entre América Latina y Norteamérica”.

En la última conferencia del ciclo “Violencia Política en Latinoamérica, situaciones y perspectivas” organizada por la Asociación Latinaomérica Suiza, Ferrari se refirió brevemente a “Del otro lado de la mirilla”. Este libro, del que es coautor, es uno de los tantos esfuerzos argentinos para deshacerse del lastre de la dictadura y recuperar la memoria colectiva.

swissinfo, Rosa Amelia Fierro

Datos clave

- La Asociación Madres de Plaza de Mayo, movimiento emblemático de oposición a la dictadura, ha recibido innumerables premios, entre ellos “Solidaridad del Pueblo Noruego” en 1980, “León Felipe”de España en 1990, “Sajarov” a la Libertad de Pensamiento otorgado por el Parlamento Europeo en 1992 y el Premio Unesco de Educación por la Paz 1999.

- El 96, en el sur de Argentina surge el movimiento social de los “piqueteros”, quienes ante la imposibilidad de realizar huelgas por ser desempleados, optan por cortar los puntos estratégicos de acumulación del capital. Hoy son el principal actor social.

End of insertion

Contexto

- El libro “Del otro lado de la mirilla, olvidos y memorias de ex presos políticos de la cárcel de Coronda”, se presentará el 29 de octubre, a las 19.30 horas, en Zentrum 5, Berna. De la primera edición, publicada hace menos de un año, se han vendido ya 6.000 ejemplares.

- Ferrari estuvo preso tres años en Coronda, una cárcel de máxima seguridad ubicada al norte de la provincia de Santa Fe. Después de 22 años, Ferrari y sus 60 compañeros de cárcel relatan sus vivencias en el libro.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.