Navigation

Atentados EE UU: un terrorista pasó por Suiza, pero nada más

El fiscal general, Valentin Roschacher (dcha), y el director de la Oficina Federal de Policía, informaron sobre las investigaciones en curso. Keystone

La preparación logística de los atentados no tuvo lugar en territorio helvético, según la fiscalía suiza, si bien uno de los terroristas hizo escala en el aeropuerto de Zúrich en julio pasado. Tampoco hay indicios que impliquen a la plaza financiera helvética en la organización de los ataques.

Este contenido fue publicado el 02 octubre 2001 - 16:17

Mohamed Atta, de nacionalidad egipcia y considerado como uno de los hombres clave de los atentados perpetrados el 11 de septiembre, llegó a Suiza el 8 de julio por la mañana, en un vuelo procedente de Miami, indicó este martes el fiscal general del Ministerio Público de la Confederación, Valentin Roschacher, ante los representantes de la prensa en Berna.

Atta pasó unas horas en el aeropuerto, antes de proseguir su viaje a mediodía hacia Madrid, en el vuelo de Swissair SR-656. "No podemos decir, por el momento, si Mohamed Atta dejó el aeropuerto durante su breve estancia en Suiza. Teniendo en cuenta el visado que tenía, pudo haberlo hecho", admitió Roschacher.

Navajas y chocolates

Mohamed Atta retiró cantidades de dinero en un cajero automático del aeropuerto por una suma total de 1.700 francos suizos. Los investigadores no disponen, sin embargo, de detalles sobre la utilización de esa suma. Lo único que se sabe es que compró dos navajas y chocolates, en una tienda libre de impuestos del aeropuerto, y que pagó con tarjeta de crédito.

Una cosa es cierta: las dos navajas no han servido durante el secuestro del avión en el que participó Atta, ya que han sido encontradas y están en manos de la policía de Boston, según Roschacher. Estaban en el equipaje de Mohamed Atta que se quedó en el aeropuerto, a causa de un atraso de la conexión aérea.

No hay otros elementos

Por el momento no hay indicios de que los terroristas hayan preparado en Suiza los aspectos logísticos de los atentados, afirmó el procurador helvético, quien no ha querido pronunciarse, por ahora, sobre el paso por el país de otro supuesto terrorista, el 29 de junio pasado.

Se han efectuado unas 2.000 verificaciones en los hoteles y no se han obtenido indicaciones en relación con el paso de personas que enumera la lista establecida por Estados Unidos, dijo.

Tampoco existe ningún "elemento sustancial" que permita concluir que ha habido una implicación de la plaza financiera suiza en la transferencia de fondos para la preparación de los atentados, precisó Roschacher. Las investigaciones se concentran ahora en este aspecto.

Crítica a la falta de informaciones

Suiza va a presentar esta semana una petición de ayuda judicial a Estados Unidos. Espera así mejorar el intercambio de informaciones en las investigaciones, que por el momento deja mucho que desear.

"No se rinde servicio a la lucha mundial contra las actividades terroristas apuntando con el dedo, más o menos acusador, a Suiza, porque supuestamente favoreciera las acciones terroristas, mientras que, por otro lado, no obtenemos o de manera muy incompleta, informaciones útiles para realizar nuestro trabajo, en tanto que autoridad de acusación penal de Suiza", criticó Roschacher.

El director de la Oficina Federal de Policía, Jean-Luc Vez había formulado reproches en ese sentido hace dos semanas. "Hemos propuesto a los americanos que integren a uno o dos representantes en la célula suiza de investigación 'Task Force Terror USA', pero seguimos esperando una respuesta", declaró.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.