Navigation

Aumenta el aflujo ilegal de personas

En aumento los delitos en las fronteras suizas. www.zoll.admin.ch

Suiza continúa siendo un país atractivo para aquellos que intentan ingresar ilegalmente. En particular requirentes de asilo son detenidos en las fronteras.

Este contenido fue publicado el 22 julio 2003 - 11:17

En 6 meses, la policía fronteriza detuvo a 4.042 personas, muchas en busca de empleo.



A pesar de que en ciertos pasos fronterizos el tránsito de personas es apenas controlado (acuerdo con la Unión Europea obliga), los controles ocasionales efectuados por los guardias de frontera permitieron la detención de 4.042 individuos durante el primer semestre del 2003.

El informe que elabora periódicamente el Cuerpo de Guardias de Frontera (CGF) señala un aumento del 25% de casos de personas que intentan entrar ilegalmente al país. Las personas detenidas son en su mayoría solicitantes de asilo.

1241 personas que declararon que venían a Suiza para presentar una solicitud de asilo político provenían de Africa. El resto es originaria de los Balcanes y de Asia.

Algunos manifestaron que venían con el objetivo de conseguir un trabajo clandestino. 984 fueron detenidas por haber presentado documentos de identidad falsificados.

Otras causas

Pero los guardias de frontera no sólo se han ocupado de los ilegales. También detuvieron a 19.980 personas buscadas por la policía de Suiza o de otros países europeos, por diversos motivos.

“Desde personas que eran buscadas por no haber pagado las multas de tránsito hasta las buscadas por homicidio figuran en esas cifras,” indica el informe.

La policía procedió también a expulsar a 50.426 personas que en momento del control en la frontera carecían del visado correspondiente para ingresar al país.

Drogas y violencia

Por otro lado, el informe destaca que en lo relacionado a las infracciones a la ley de estupefacientes se registró una leve disminución del número de individuos aprehendidos: 2015 frente a 2445 en el 2002, pero dobló la cantidad de cocaína incautada.

“En el 2002 requisamos 20 kilos de esa droga; pero en lo que va corrido del año la cantidad se eleva a 46 kilos,” indicó un portavoz del Cuerpo de Guardias de Frontera.

Los guardias no sólo efectúan tareas de control y de detención de personas ilegales. A veces se transforman en policías de tránsito, operativo que se tradujo en 16.749 personas multadas por haber cometido alguna infracción de circulación.

Los guardias detectaron asimismol 7.000 fraudes fiscales, esencialmente aduaneros (exceso de mercaderías no declaradas o prohibidas) y derechos de IVA no cancelados.

Estadísticas minuciosas

El celo de los guardias de fronteras tampoco se limita a enumerar los delitos y las detenciones. También mantienen un registro con las veces en las que los funcionarios fueron insultados o maltratados.

Al respecto, el informe deplora el aumento de la violencia contra el personal del servicio. Se señalan 38 casos de agresiones sufridas por los guardias en el momento de los controles, 344 injurias y 7 casos de agresiones físicas. En promedio, los guardias intervienen 700 veces al día. Más exacto no se puede.


swissinfo y agencias

Datos clave

Miles de personas son detenidas anualmente en los pasos fronterizos.
Se trata esencialmente de individuos que intentan ingresar ilegalmente en busca de asilo político o de empleos clandestinos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo