Navigation

Un calor a prueba de tormentas

Las precipitaciones pluviales no impidieron las celebraciones del Día Nacional de Suiza, el 1 de agosto. En la imagen: cantón de Uri. Keystone

Lluvias torrenciales, inundaciones e incluso deslizamientos de tierra interrumpieron la prolongada ola de calor en algunas partes de Suiza el miércoles por la noche, pero la sequía continúa.

Este contenido fue publicado el 02 agosto 2018 - 11:30
SRF-RTS/swissinfo.ch/sm

Las precipitaciones pluviales provocaron encharcamientos de entre 50 y 90 milímetros en zonas del noreste de Suiza, pero en las llanuras del país y en el cantón del Tesino apenas cayeron unas cuantas gotas.

En los cantones de Berna, Grisones y Uri se produjeron derrumbes que ocasionaron bloqueos carreteros. Cerca del lago de Constanza, el desbordamiento de un riachuelo inundó las vías del tren. Parte de la autopista A13 en San Gall, así como el paso de Flüela entre Davos y Susch corrieron la misma suerte.

Las temperaturas descendieron varios grados en pocos minutos y hubo fuertes vientos en todo el país. En Berna y Zúrich inclusive granizó.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.