Navigation

Los efectos secundarios de las vacunas son limitados

En 70 casos, las reacciones ocurrieron explícitamente después de la segunda dosis de la vacunación. Keystone / Peter Klaunzer

El examen sobre los efectos indeseables de las vacunas no revela problemas de seguridad diferentes a los detectados durante la fase de ensayo, ni “altera la relación positiva entre beneficios y riesgos”, informó Swissmedic este viernes.

Este contenido fue publicado el 26 marzo 2021 - 12:18
Keystone-SDA/ts

La Agencia Suiza de Productos Terapéuticos ha analizado 862 notificaciones de presumibles reacciones adversas a las vacunas contra la COVID-19 en Suiza, lo que corresponde a alrededor de un caso por cada 1000 dosis administradas.

Entre las reacciones “conocidas, no graves y muy frecuentes” se encuentran: dolores pasajeros, hinchazón en el lugar de la inyección, fatiga, escalofríos, fiebre, dolor de cabeza y dolor muscular o articular. “Estas reacciones, en su mayoría locales o generales, suelen ser un signo de que el organismo está reaccionando a la vacuna”, explicó Swissmedic en un comunicadoEnlace externo.

Estos informes confirman el perfil de efectos secundarios que se observó en los ensayos realizados antes de la aprobación de las vacunas. De los 862 informes, 460 conciernen la vacuna de Pfizer/BioNTech y 393 los de Moderna. En 9 de ellos, no se especifica la vacuna administrada.

Más reacciones "no graves"

Un total de 599 notificaciones (69,5%) se refieren a reacciones adversas “no graves”, mientras que 263 (30,5%), a reacciones “graves”. En el último caso, significa que las personas tuvieron que ser hospitalizadas o que sus reacciones se consideraron “médicamente importantes por otras razones”, explica el comunicado y precisa que, en la mayoría de los casos, esas reacciones no pusieron en peligro la salud de los afectados.

Las reacciones más frecuentes en los llamados casos “graves” notificados son fiebre (38), dificultad respiratoria (25), hipersensibilidad (19), reacciones anafilácticas (9), infección por COVID-19 (16), vómitos (12), mareos (12), dolores de cabeza o migrañas (17) y reactivación del herpes zóster (8).

La mayoría de los informes mencionan más de una reacción. Se registran 2 154 reacciones en total para 862 informes, un promedio de 2,5 por informe.

Más reacciones en las mujeres

La mayoría de los casos se refieren a mujeres (67,9%). La edad promedio de las personas afectadas es de 64,4 años, y oscila entre los 16 y los 101 años. De ellos, el 42,7% tiene 75 años o más.

En los 263 casos considerados graves, la edad promedio es de 70,6 años y las personas afectadas requirieron tratamiento hospitalario. En 70 casos, las reacciones ocurrieron explícitamente después de la segunda dosis de vacunación.

No hay muertes a causa de la vacuna

Treinta y siete personas murieron "en diferentes intervalos después de recibir la vacuna", indicó el comunicado. “Estas muertes se debieron a enfermedades cuya aparición no tuvo nada que ver con la vacunación (infecciones, eventos cardiovasculares o enfermedades de los pulmones y las vías respiratorias, etc.)”.

Los casos fueron “analizados con especial cuidado”, subrayó Swissmedic. La edad promedio era de 84 años y la mayoría de ellos presentaba enfermedades preexistentes graves, puntualizo.

Pese a que hubo una correlación temporal entre la administración de una vacuna y la muerte de estas personas, “nada indica concretamente que la vacuna fuera la causa de la muerte", explicó la agencia. Sus conclusiones coinciden con las de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las autoridades de control de drogas de otros países.

Swissmedic precisó que la obligación de informar en virtud de la Ley de Productos Terapéuticos no se aplica a las reacciones conocidas y no graves. Sin embargo, los efectos secundarios desconocidos o graves hasta ahora "deben ser notificados".

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.