Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Primicia mundial Separadas con éxito unas hermanas siamesas de ocho días



Intervención cirúrgica en el Hospital Universitario de Berna, el pasado 10 de diciembre, para separar a las hermanas siamesas Lydia y Maya, que tenían apenas ocho días de vida.

Intervención cirúrgica en el Hospital Universitario de Berna, el pasado 10 de diciembre, para separar a las hermanas siamesas Lydia y Maya, que tenían apenas ocho días de vida.

(Keystone)

El pasado 2 de diciembre, unas gemelas siamesas fueron separadas con éxito en el Hospital Universitario de Berna, el Inselspital. Tenían apenas ocho días de vida, por lo que se trata de una primicia en Suiza y probablemente también mundial.

La madre había dado a luz a trillizas El 2 de diciembre, ocho semanas antes de salir de cuentas. Una de las pequeñas nació sana. Las otras dos –que juntas pesaban solamente 2 200 gramos– compartían el hígado y el tórax, pero disponían de todos los órganos vitales.

Las siamesas tenían problemas graves porque una importante cantidad de sangre circulaba de una a la otra a través del hígado. En el caso de una, el flujo de sangre era demasiado elevado y la presión sanguínea, excesiva. La otra, en cambio, sufría hipotensión.

Los especialistas del Inselspital de Berna y el Hospital Universitario de Ginebra decidieron, con el consentimiento de los padres de las niñas, proceder a una cirugía de emergencia para separarlas. Normalmente, los médicos suelen esperar entre tres y seis meses, pero esta vez no cabía esa posibilidad debido a las críticas condiciones de salud de las dos neonatas.

“La operación salió bien gracias a un perfecto trabajo de equipo entre médicos y el personal sanitario”, ha declarado al diario ‘Der Bund’ Steffen Berger, jefe de Cirugía Infantil del Inselspital. La intervención duró cinco horas. Los médicos confían en que las pequeñas puedan abandonar la unidad de cuidados intensivos en las próximas semanas.

Steffen Berger quien dirigió al equipo de médicos de los hospitales universitarios de Berna y Ginebra, se rehúsa a hablar de un “milagro”. En una entrevista concedida al diario ‘Der Bund’, afirma: “Por la forma como estaban unidas, era posible separarlas. Además, la intervención quirúrgica, aunque compleja, salió bien porque integramos a expertos de las disciplinas más variopintas. Si funciona la interacción, una intervención tan infrecuente como esta puede ser un éxito”.

Como la madre de la pequeña dio a luz a trillizas tras una fecundación artificial ahora se plantea si este método puede incrementar los casos de bebés siameses. “Sabemos que uno de los riesgos de la inseminación artificial son los embarazos múltiples. Aun así, el riesgo de que nazcan siameses es muy limitado”, según Steffen Berger.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×