Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Todos locos por Facebook, o casi

Un fenómeno planetario que se expande como una gota de aceite.

(Reuters)

Facebook acaba de superar los 500 millones de usuarios. En Suiza como en el resto del mundo resulta cada vez más difícil resistir a la llamada de la tan concurrida red social, pero hay quien lo consigue.

Se ha convertido en una especie de nuevo continente: la población de usuarios de Facebook equivale a la suma del número de habitantes de Estados Unidos, Japón y Alemania. Un ejército de personas interconectadas gracias a esta plataforma creada en 2004 por el estudiante estadounidense Mark Zuckerberg, que se ha convertido en el multimillonario más joven del mundo.

Al anunciar esta histórica cifra, su fundador recordó la idea inicial – algo utópica –de lo que se ha convertido en una formidable máquina de dinero: “Crear un mundo más abierto y más interconectado, en el que se puede permanecer en contacto permanente con las personas a las que queremos”.

Cada vez más usuarios

¿Hasta cuándo seguirá creciendo Facebook? “Nadie puede responder con certeza a esta pregunta, incluso si este fenómeno es atípico: las demás redes sociales generalmente alcanzan un tope de inscripciones y al cabo de dos años aproximadamente registran un descenso”, explica Paolo Attivissimo, periodista informático y autor de un blog muy concurrido.

Facebook, en cambio, sigue creciendo desde hace seis años. “El sitio ha alcanzado probablemente tal masa crítica de usuarios que esto incita a quienes aún no lo son a adherirse a la red”.

Uno de los factores que explica este éxito es el fácil manejo de Facebook, lo que seduce incluso a los menos jóvenes. “Por lo menos en apariencia el sitio es, en efecto, sencillo de utilizar. En poquísimo tiempo se logra crear un perfil y compartir contenidos – por ejemplo fotografías – con otros usuarios”, señala Attivissimo.

También las empresas

Facebook, sin embargo, no es únicamente un instrumento de diversión e intercambio. Muchas empresas lo utilizan para promocionar sus productos y garantizar un contacto permanente con el público.

“Sobre todo en los países anglosajones Facebook es un canal de comunicación muy utilizado, ya que facilita la visibilidad y un diálogo directo con quienes se interesan por un determinado producto o un tema específico. Por ejemplo, la BBC y muchos otro medios tienen enlaces a la red social”.

Países que no son de habla inglesa también avanzan rápidamente. Der Spiegel, de Alemania, y La Repubblica, de Italia, por ejemplo, tienen un alto número de admiradores. Incluso en árabe se advierte esa tendencia, como lo muestra el experimento de swissinfo en esa lengua. swissinfo es el medio de comunicación helvético líder en Facebook merced a su audiencia global.

Muchas empresas suizas – entre ellas Postfinance, Swisscom y Swatch – aprovechan las ventajas que ofrece esta plataforma social. Lo hacen sobre todo con el objetivo de atraer –mediante concursos, anuncio de eventos, presentación de productos – a los más jóvenes, generalmente impermeables a los canales de publicidad tradicionales.

También en Suiza Facebook sigue siendo un instrumento privilegiado sobre todo por la población joven: según un sondeo reciente, más de la mitad de los usuarios helvéticos tiene entre 18 y 35 años; el 16% entre 35 y 44 y el 3% más de 55 años.

Aprender a usarlo

Pero cabe recordar la otra cara de la medalla, o sea los riesgos que derivan del abuso de datos personales. En Suiza, el encargado de la protección de datos ya ha prevenido a la población en reiteradas ocasiones: los usuarios no tienen ninguna posibilidad de controlar en qué modo se utilizan sus datos y a veces se ven confrontados con consecuencias desagradables.

“Publicar material es casi demasiado fácil; además, no todo el mundo comprende exactamente qué queda accesible a todos y qué permanece en la esfera privada. En consecuencia, a veces se divulgan informaciones que deberían compartirse únicamente con un reducido círculo de usuarios”, advierte Attivissimo.

“Muchas personas no piensa en que, por ejemplo, un potencial empleador puede leer ciertos comentarios o ver fotos publicadas en Facebook. A fin de cuentas, es una cuestión de responsabilidad personal y de familiarización con un nuevo medio de comunicación”.

La red social ha sido a menudo objeto de críticas a raíz de los escándalos provocados por algunos grupos; cabe recordar el que proponía usar los niños con síndrome de Down como blanco de tiro o se alegraban de la muerte de soldados en Kabul.

Según Attivissimo, “muchas personas sienten el deseo de llamar la atención, de que se hable de ellas en el vasto universo de Facebook. Y aquí también es imprescindible aprender a utilizar correctamente este nuevo instrumento y a respetar sus reglas”.

Vivir sin Facebook

Por razones de seguridad u otros motivos Facebook no gusta a todo el mundo. Sara Contini, de 35 años, trabaja en el sector de la comunicación. Aún así ha decidido prescindir de Facebook. ¿Por qué? “Porque no he encontrado aún un motivo realmente válido para inscribirme. Entendámonos, no soy en absoluto tecnófoba. He seguido el desarrollo de Internet desde el inicio y enseguida me abrí una cuenta de correo electrónico, puesto que me resultaba útil.”

Pero en el caso de Facebook no opina lo mismo: “Tengo la impresión que ocurre lo mismo que con los teléfonos de última generación que ofrecen muchísimos ‘gadgets’, pero pocas funciones realmente útiles. En definitiva, se termina por ser utilizado por el instrumento en lugar de utilizarlo”, afirma Sara Contini.

Se podría objetar que es extraño dedicarse a la comunicación y prescindir de un instrumento tan difundido… “Para nada, ya que puedo encontrar y compartir las informaciones que busco gracias a instrumentos que ya existen: blogs, foros, sitios de información”, responde.

Otro argumento contra la utilización de Facebook - la misma que llevó a muchas empresas a prohibir el acceso a sus empleados durante los horarios laborales- es el tiempo.

“El día tiene sólo 24 horas. Si dedico una a discutir con personas que se hallan a 10.000 km de distancia, es una hora de tiempo que pierdo en no consagrarme a cosas importantes para mí, empezando por mi familia. Jamás podría prescindir de Internet, pero sí de Facebook: hay una vida más allá del ordenador y sería una pena no disponer de tiempo para vivirla”.

Andrea Clementi, swissinfo.ch
(Traducción: Belén Couceiro)

FACEBOOK PROHIBIDO

Seis de los siete ministerios de la administración suiza y la Cancillería Federal decidieron bloquear el acceso a Facebook desde el 15 de septiembre de 2009.

Un estudio de la Oficina Federal de Informática y Telecomunicaciones había revelado que la popular red social era la segunda web más visitada en el seno de la administración federal.

Pese a las advertencias a utilizarlo con moderación, las nuevas encuestas no mostraron que la situación mejorara.

Así, los Ministerios del Interior, Justicia y Policía, Defensa, Finanzas, Economía, Medioambiente y Transporte, así como la Cancillería Federal decidieron bloquear el acceso a Facebook.

Los colaboradores que necesitan acceder por razones profesionales lo pueden hacer solamente con la autorización de su superior.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes