Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Consumidores consecuentes con sus principios

Les agriculteurs suisses ne pourront pas utiliser d'OGM, durant cinq ans.

(Keystone)

Desde hace años, los sondeos reflejan que los consumidores no quieren alimentos transgénicos en sus mesas. Y el resultado registrado este domingo en las urnas les da la razón.

Los suizos respaldan la aplicación de la ingeniería genética con fines médicos, pero no quieren saber nada de ensayos transgénicos en el ámbito alimentario.

Los dos sondeos sobre intención de voto efectuados por encargo de la SRG SSR idée suisse (ente público) indicaban que la moratoria de cinco años sobre la utilización de organismos genéticamente modificados en la agricultura contaba con un amplio respaldo en la población. Pero no se esperaba que ese apoyo fuera tan abrumador.

De hecho, la moratoria fue aprobada no sólo por una mayoría de los suizos, sino también por todos los cantones. Un resultado sorprendente, ya que es muy difícil que una iniciativa – que requiere una enmienda constitucional - supere el obstáculo de la doble mayoría (población & cantones).

Las urnas confirman los sondeos

Los sondeos efectuados en los últimos años en Suiza y otros países reflejan que los consumidores se muestran escépticos frente a los OGM, incluso si no se ha demostrado científicamente que son nocivos para la salud.

De forma general, los ciudadanos son favorables a la aplicación de la ingeniería genética con fines terapéuticos o médicos, pero la gran mayoría no quiere que los alimentos sometidos a manipulaciones genéticas terminen en sus mesas.

Al aceptar la moratoria de cinco años, los consumidores han mostrado ser consecuentes con los principios que venían defendiendo hasta ahora. Además, los promotores de la iniciativa han contado con el apoyo de diferentes grupos y movimientos.

Entre ellos los ecologistas, que denuncian los riesgos que pueden representar los OGM para la biodiversidad.

De forma general, el conjunto de la izquierda se opone a la utilización de cultivos transgénicos en la agricultura. Algunos luchan contra que los campesinos de los países en desarrollo terminen bajo la tutela de las grandes multinacionales productoras de semillas transgénicas.

Pero el apoyo a la iniciativa no se limita a los partidos de la izquierda. De haber sido así, no hubiera superado la prueba de las urnas. Una parte de la derecha conservadora tampoco ve con buenos ojos que se manipule en el laboratorio lo que nos ha dado la Madre Naturaleza.

Moratoria imposible en la UE

Pero, sobre todo, si la iniciativa fue aprobada, es debido a su carácter moderado. Ya que sólo exige una moratoria de cinco años sobre la utilización de OGM en la agricultura, plazo en el que los científicos podrán establecer cuáles son los efectos de los transgéncos a largo plazo.

Si los promotores se hubieran mostrado más radicales, exigiendo por ejemplo una prohibición total y definitiva de los OGM, no cabe duda alguna de que el veredicto de las urnas habría sido otro.

Los adversarios evocaban las repercusiones negativas para la economía. Un escenario dudoso ya que el principal sector concernido – la agricultura – respaldaba la moratoria. Además, la iniciativa no tenía una influencia directa sobre el campo de la investigación.

Cabe señalar, sin embargo, que pese a su carácter moderado en ningún país miembro de la Unión Europea se podría votar una moratoria semejante. El Tribunal de Justicia Europeo se pronunció contra una medida similar en Austria, argumentando que no se ha demostrado hasta ahora que los OGM sean nocivos.

swissinfo, Olivier Pauchard
(Traducción: Belén Couceiro)

Datos clave

El 55,7% de los suizos, así como todos los cantones aceptaron la moratoria sobre los OGM.
El voto significa que durante cinco años no se podrán utilizar organismos genéticamente modificados (plantas y animales) en la agricultura suiza.
En cambio, sí se podrán importar productos acabados como por ejemplo la soja.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×