Navigation

Crean centros especiales para solicitantes de asilo

El 80% de requirentes de asilo que son separados son traficantes de drogas. Keystone Archive

Sólo el cantón de Zúrich dispone de estructuras especiales para requirentes de asilo problemáticos.

Este contenido fue publicado el 05 septiembre 2003 - 10:15

La apertura de 100 plazas no implicará gastos para el erario público, según las autoridades.

Las autoridades del cantón de Zúrich organizaron este jueves (04.09) una Jornada de información sobre el asilo, ocasión en que fueron mostradas las nuevas estructuras para atender a los solicitantes. En particular, aquellas destinadas a los requirentes considerados peligrosos, que necesitan un seguimiento particular.

En las cercanías del aeropuerto de Kloten, en Rümlang, fue abierto uno de los centros que Suiza establece para albergar a los solicitantes de asilo problemáticos. Se trata de personas implicadas en delitos como el tráfico de drogas, precisaron las autoridades cantonales.

El nuevo centro dispone además de una oficina especializada en el registro de solicitantes y la verificación de informaciones que los interesados entregan sobre sus casos.

Entre los aviones

“El centro fue instalado aquí para ofrecer al mismo tiempo la preparación al retorno”, declaró Eric Jaun, director de la Oficina cantonal de recibimiento de refugiados (ORS), organismo que en Zúrich se ocupa de los centros de acogida para los solicitantes de asilo.

El centro de preparación en cuestión funciona en medio del ensordecedor ruido de los motores de los aviones que aterrizan y despegan durante todo el día. Está situado al lado de la cárcel del aeropuerto, donde se encuentran detenidas las personas que son expulsadas de Suiza por diferentes motivos.

Este centro existe desde 1999 y se compone de 3 contenedores con capacidad para recibir a 200 personas. “Pero esto no quiere decir que todos los requirentes son problemáticos”, precisó Ruedi Hofstetter , responsable de los servicios sociales del cantón. Este servicio se ocupa de 13.000 requirentes de asilo en esta parte de Suiza.

El otro local para atender a requirentes de asilo considerados peligrosos se encuentra en pleno centro de la ciudad de Zúrich.

Traficantes de drogas

¿Qué han hecho esas 100 personas, en su mayoría hombres, que han sido instalados en ese centro?

“Son personas que violaron varias veces los reglamentos del centro donde se encontraban albergados, actuaron violentamente contra los asistentes sociales, o que se oponen por la fuerza a ser devueltos a sus países de origen”, explicó Eric Jaun.

La directora del centro de Rümlang, Liliane Beck, precisó que el 80% de entre ellos eran traficantes de drogas. El objetivo es evitar que estas personas trafiquen en los centros ordinarios. Para evitar que el tráfico se expanda dentro de nuestro recinto, revisamos regularmente los dormitorios”, agregó.

En caso de problemas mayores, los 9 funcionarios del centro están autorizados a llamar a la policía. “Lo hacemos sistemáticamente en caso de amenazas, lo que no toleramos bajo ningún pretexto”, añadió Eric Jaun.

Los contenedores de Rümlang no tienen nada de idílicos. Dormitorios con dos camas pequeñas, con calefacción mínima para enfrentar los días fríos.

Servicio mínimo

En promedio, los recalcitrantes permanecen en estos centros durante 5 meses, y si se comportan bien, son reintegrados en los centros de acogida ordinarios.

Pero un joven proveniente de Sierra Leona afirmó que se encuentra ahí desde hace dos años. Va y viene. Como está relacionado con los traficantes de droga – lo que él niega- la policía de Zúrich le prohibió deambular por el centro de Zúrich.

En el lenguaje oficial, estos centros se consideran como “servicios mínimos”, es decir, que la asistencia a los requirentes problemáticos es reducida. Hay menos entretenimientos y los cursos de alemán no son obligatorios, como en los centros de acogida normales.

Poco dinero para el bolsillo

Los 16,66 francos diarios que la Confederación entrega por cada solicitante de asilo, se reparten también de manera diferente en este cantón.

Así, los recalcitrantes reciben sólo 8,50 francos para su alimentación diaria, y dos francos como dinero para el bolsillo.

Estos centros son los únicos que existen actualmente en Suiza. Pero contrariamente a lo que pretenden los partidarios de crear centros de internamiento para los requirentes en general, en Zúrich los residentes son libres de salir y de entrar.

swissinfo, Ariane Gigon Bormann, Zúrich
(Traducción: Alberto Dufey)

Datos clave

Zúrich es el primer cantón en aplicar medidas de disuasión para solicitantes de asilo.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo