El fin del secreto bancario

Para los clientes de los bancos suizos que declaran sus impuestos fuera de Suiza, el secreto bancario ha terminado.

Con la aplicación de la ‘Convención Multilateral sobre Asistencia Administrativa Mutua en Materia Fiscal’, Suiza se ajusta a las normas internacionales en materia fiscal.Más de un centenar de otros Estados ya han firmado el acuerdo, el cual garantiza que la información financiera de cuentas bancarias en Suiza de ciudadanos de algunos países será compartida anualmente. Suiza comenzará a recopilar sus datos a partir de este 2017 y los compartirá con los países seleccionados desde 2018. 


Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo