Navigation

"Nos hemos volcado todos"

De izqda a drcha: Iñaki Guevara, Isabel Stoffel, Eloísa Vargas, Roberto Hijón, Carlos Iglesias e Isabel Blanco. Keystone

"Desde que cumplí los dieciocho, he ido todos los años a Suiza. Y a mis mejores amigos siempre los he llevado a conocer donde viví", reconoce Carlos Iglesias.

Este contenido fue publicado el 25 agosto 2006 - 20:50
Belén Couceiro, Locarno, swissinfo.ch

En esta ocasión ha vuelto para presentar 'Un franco, 14 pesetas', arropado por gente que le quiere y ha compartido con él mucho más que el rodaje de la película...

"Soy hija de emigrantes y este es el detalle que me lleva a hacer esta película. Primero, por compartir una experiencia personal, y segundo, porque es mi primer trabajo en cine", señala Isabel Blanco.

Este rostro conocido de la televisión gallega nació en Berna. En la película encarna el papel de Hanna, la mujer suiza que regenta la pensión donde se hospedan los protagonistas y con la que Martín inicia un romance. "Es muy curioso, porque mi primer trabajo en televisión fue gracias al gallego, mi primera lengua madre; y mi primer trabajo en cine es gracias al suizo alemán, mi segunda lengua madre".

Isabel tenía 16 años cuando sus progenitores decidieron volver a su Galicia natal. "Yo regresé a una tierra añorada por mis padres y, en consecuencia, añorada por mí, pero realmente no había vivido en ella. Sin embargo, por carácter era muy afín a ella", dice. Quizás por ello la adaptación no le resultó excesivamente dura.

Como muchos hijos de emigrantes criados en Suiza, habla varios idiomas. Y antes de dedicarse al arte dramático, Isabel estudió Traducción e Interpretación en Vigo, pero el poliglotismo no es el único bagaje cultural que adquirió en tierras helvéticas. "Haciéndome vivir aquí hasta los 16 años, mis padres me han llenado mi maleta personal de cosas bonitas, de unos valores y de una formación con la que ellos no han podido llenar la suya. Ellos y Suiza me han dado una oportunidad enorme".

Recuerdos comunes

La actriz gallega no es la única que ha vivido el rodaje de 'Un franco, 14 pesetas' como "si fuera tu propia criatura". "Éramos 47 personas en el rodaje y todas se dejaron dominar por ese amor que generaba Carlos, que en todo momento estuvo comprensivo, amable", reconoce.

"Nos hemos volcado todos porque todos teníamos, de alguna manera, esos recuerdos comunes, pero ese entusiasmo se contagiaba a quien no tenía nada que ver con la historia que se contaba" en la película.

Es el caso de Isabelle Stoffel, que a los 17 años vivió doce meses en Guatemala, una experiencia que la marcó profundamente. "Cuando volví a Suiza tenía muy claro que yo quería volver a irme. Y leyendo el guión de esta película me sentí muy reflejada en lo que le pasaba a esta gente, aunque yo no soy una española que ha vivido en Suiza, sino al revés".

La actriz helvética, que después de trabajar varios años en Alemania hoy vive a caballo entre Madrid y Suiza, añoraba la cultura latina. "Yo creo que el anhelo que tuve durante muchos años de querer volver a un mundo latino se alimenta mucho cuando no lo tienes", concluye. Y es que ser feliz, no depende de un país, sino de uno mismo. "Cualquier sitio es bueno, si puedes amar a alguien. La cita es de Rilke", puntualiza Iñaki Guevara, actor como Carlos Iglesias, y su mejor amigo desde la tierna adolescencia.

"Al final, se ha dado la magia"

Carlos Iglesias siempre quiso que sus mejores amigos conocieran el país donde vivió parte de su infancia y al que ha regresado todos los años desde que cumplió la mayoría de edad. "Primero la conoces de oídas, porque te habla continuamente de ella y de su experiencia", anota Eloísa Vargas, su mujer. "Yo le tengo mucho cariño a Suiza – tampoco me queda más remedio... Es un poco lo que decía Iñaki: Cuando amas a una persona, amas también lo que ella ama".

Eloísa ha disfrutado "veranos maravillosos en Suiza", le encanta esquiar, descubrir un glaciar, admirar un paisaje, pero "es imposible sentir la misma pasión que Carlos porque yo no he vivido aquí". Es una mujer mediterránea y, como tal, necesita sol, necesita luz...

"Yo creo Carlos algún día tiene que matar a Suiza – en el buen sentido, como el que mata al padre o a la madre – y darse cuenta de que Suiza es blanca y es oscura, sino no podría existir", acota Iñaki.

"Cuando tenía 14 años creía que todos los caminos llevaban a Roma, pero me engañaba. Cuando conocí a Carlos me di cuenta que todos los caminos llevan a Suiza". ¿Por qué volvían todos los años?

"Era porque, al final, teníamos que contar una historia, que es la que ha contado. Porque Carlos no ha hecho una película por hacer cine. Tenía que contar la historia. Esto es lo que veníamos a buscar todos los años a Suiza. Y creo que, al final, se ha dado la magia".

'Un franco, 14 pesetas': SINOPSIS

España, 1960. Dos amigos, Martín y Marcos, deciden marcharse a Suiza en busca de trabajo. Dejan a sus familias en España y emprenden un viaje hacia una nueva vida en la Europa del progreso y las libertades.

Allí descubrirán una mentalidad muy diferente a la que deberán adaptarse, trabajando como mecánicos en una fábrica y viviendo en un pequeño pueblo industrial.

Con la llegada de Pilar, la mujer de Martín, con su hijo Pablo, y de Mª Carmen, la novia de Marcos, se les termina la vida de hombres solteros que llevaban en un país con tanta libertad.

El trabajo sigue siendo el día a día de Martín y Pilar, mientras el pequeño Pablo comienza a ir al colegio y a integrarse.

Con la muerte del padre de Martín, se plantean que lo que habían ido a buscar ya lo han conseguido y es hora de regresar. Para su sorpresa, será más difícil la vuelta que la ida.

End of insertion

FICHA ARTÍSTICA

Martín: Carlos Iglesias
Marcos: Javier Gutiérrez
Pilar: Nieve De Medina
Hanna: Isabel Blanco
Pablito: Iván Martín
Pablo: Tim Frederic Quast
Luisa: Eloísa Vargas
Tonino: Aldo Sebastianelli
Carmen: Ángela Del Salto

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.