Perspectivas suizas en 10 idiomas

Los Lepontinos: un mítico pueblo alpino

Objetos de vidrio de los Lepontinos expuestos en el Museo Nacional Suizo. Keystone

El próximo 12 de agosto termina en el Museo Nacional Suizo (Landesmuseum) de Zúrich la exposición dedicada a los llamados Lepontinos, cuyo asentamiento tuvo lugar en lo que actualmente es el Tezín, en la región de los Grisones, y en las regiones del norte de Italia.

Se hace mención de esta cultura en varias fuentes literarias antiguas desde el año 150 AC. Un pueblo prácticamente olvidado durante siglos, que logró establecerse al sur de los Alpes en medio de dos grandes civilizaciones: los Celtas y los Etruscos.

Plinio el Viejo explica el origen de esta población argumentando la etimología de su nombre. Así, dice que Lepontinos viene del griego “leipein” que significa abandonar.

Por eso se cree, quizá, que los Lepontinos serían los descendientes directos de los compañeros de Hércules ‘abandonados’, justamente, por habérseles congelado las piernas durante su paso a través de los Alpes.

Mientras que Julio César en su Historia de las Galias atestigua que los Lepontinos ocupaban el territorio de los Alpes donde nacía el río Rin.

La exposición recoge una gran variedad de objetos rituales y de uso cotidiano, que da cuenta de la importancia de esta cultura y de sus sucesivas influencias celtas, etruscas y, más tarde, romanas.

Por ejemplo: una vasta cantidad de objetos de bronce como pendientes, collares, fíbulas y brazaletes, utilizados por las mujeres quienes solían cubrirse con vestidos y túnicas recogidos por broches y cinturones ricamente decorados.

En cambio, los hombres iban vestidos de una manera más simple. Acostumbraban llevar cascos, armas, puntas de lanza, espadas y puñales rudimentarios, que se colgaban a la altura de las caderas.

Los Lepontinos no crearon sus propias armas, sino que las copiaron de los Etruscos y más adelante de los Celtas.

La posición geográfica del territorio que ocupó este pueblo le permitió tener un papel de primer orden en el intercambio cultural y económico entre los Etruscos, establecidos en Italia, y los Celtas, que ocupaban parte de Europa central.

Del norte venían productos como el ámbar, mientras que del sur llegaban recipientes de bronce finamente acabados, todo lo cual le dio a la cultura lepontina un enorme enriquecimiento.

En la exposición se muestra igualmente una serie de inscripciones grabadas sobre estelas de piedra, en cerámica, en bronce, en monedas y en epitafios. Esto indica que los Lepontinos habían aprendido y adaptado a sus necesidades el alfabeto etrusco.

Así es que los primeros testimonios escritos en Suiza fueron transmitidos por los Lepontinos durante el siglo V1 AC.

Es probable que este pueblo alpino haya tenido contacto directo o indirecto con los Romanos cuando, en 59 AC, César fundó una colonia en el norte llamada ‘Novum Comum’ (el actual Como en Italia).

En 42 AC la Galia Cisalpina (llamado así antiguamente al norte de Italia) se une a la República Romana y con ella el Tezín, lugar de asentamiento de los Lepontinos, pasó a formar parte de las provincias de Roma.

“Los Lepontinos – entre Celtas y Etruscos” en el Landesmuseum de Zúrich es una exposición que, en última instancia, reveló el deseo de identidad y de descubrimiento de las propias raíces de Suiza.

Araceli Rico, Zúrich

Los preferidos del público

Los más discutidos

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Puede encontrar todos nuestros debates aquí y participar en las discusiones.

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

SWI swissinfo.ch - unidad empresarial de la sociedad suiza de radio y televisión SRG SSR

SWI swissinfo.ch - unidad empresarial de la sociedad suiza de radio y televisión SRG SSR