Deiss en Filipinas

Joseph Deiss, dijo que la estabilidad política en Filipinas es un factor determinante para las inversiones suizas en el archipiélago. Keystone

El ministro de Exteriores suizo, Joseph Deiss, se encuentra en Filipinas. Su visita coincide con la intensificación de la crisis política en Manila ante la dimisión este jueves de la vicepresidenta, Gloria Macapagal Arrollo.

Este contenido fue publicado el 12 octubre 2000 - 17:33

Esta dimisión en la cúpula del gobierno filipino se realiza en pleno escándalo de corrupción en el que se encuentra mencionado el actual presidente del Archipiélago, Joseph Estrada.

Es una coincidencia que el ministro helvético se encuentre en Filipinas. Una visita que para Suiza tiene un carácter especial pues se trata de la primera estancia oficial de un ministro de Exteriores helvético en esa nación.

A pesar de que las relaciones entre Berna y Manila se desarrollan sin conflicto alguno, el asunto de los haberes del Estado, desviados por el ex dictador Ferdinando Marcos hacia cuentas de bancos helvéticos, es un tema que ha mantenido en contacto a ambos gobiernos.

El ministro Deiss dijo que aunque este caso esta a punto de llegar a su fin, no puede ser desatendido. "Aún falta mucho por hacer" indicó el jefe de Exteriores suizo, durante una conferencia de prensa realizada junto con su homólogo filipino, Domingo Siazon.

El ministro Siazon también enfatizó su interés de que más compañías helvéticas apunten su mirada hacia Filipinas.

Al respecto, Deiss indicó la importancia de que en ese país existan garantías legislativas y una estabilidad política que puedan asegurar las inversiones helvéticas.

En ese marco es que Berna y Manila se encuentran trabajando dos acuerdos, uno de seguridad social y otro sobre cooperación en asuntos judiciales.

El viernes Deiss se dirigirá a Bangladesh, la última etapa de su gira.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo