Navigation

“Los medios son la savia de la democracia”

La programada desaparición de 'L'Hebdo' es un duro golpe para la pluralidad de la prensa en la Suiza de expresión francesa. Keystone
Este contenido fue publicado el 25 enero 2017 - 16:03

Severos recortes en las redacciones, sinergias cada vez mayores entre las diferentes publicaciones de un mismo grupo, cierres de periódicos de referencia como ‘L’Hebdo’: es la triste realidad del paisaje mediático suizo. Para el especialista Mark Eisenegger, esas pérdidas representan una prueba para la democracia y la sociedad civil helvéticas.

Hasta finales del siglo XX, la diversidad de la prensa representaba un verdadero pilar de la democracia suiza. En comparación con otros países, la oferta mediática helvética se caracteriza aún por una gran pluralidad. Pero el número de publicaciones declina y esa tendencia parece no tener fin.  

Según los editores, las razones obedecen a la disminución en el número de abonados y especialmente al desplome de la publicidad. Ambos convergen cada vez más en las arcas de los gigantes de los medios digitales, tales como Facebook y Google.

Mark Eisenegger profesor de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Salzburgo y presidente del Instituto de Investigaciones sobre la Opinión Pública y la Sociedad (fög) de la Universidad de Zúrich. zvg

El más reciente ejemplo de esta saga interminable: la muerte anunciada de ‘L’Hebdo’. Ringier, su editor, anunció que el 2 de febrero aparecerá su último número.

“Suiza y en particular la región de habla francesa, no pueden más que lamentar la desaparición de ‘L’Hebdo’, un medio de calidad certificada”, observa Mark Eisenegger, profesor de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Salzburgo, Austria, y presidente del Instituto de Investigaciones sobre la Opinión Pública y la Sociedad (fög) de la Universidad de Zúrich, que publica entre otros el anuario ‘Calidad de los medios en Suiza'.

Según el experto, una oferta mediática variada y de calidad constituye una premisa esencial para el buen funcionamiento de la democracia suiza en la que el pueblo acude regularmente a las urnas.

swissinfo.ch: ‘L'Hebdo’ deja un gran vacío. Un representante de la Unión Democrática de Centro (UDC) propuso crear una edición en francés del ‘Weltwoche’, un semanario en alemán muy cercano a ese partido de la derecha conservadora. ¿La creciente concentración de los medios de comunicación, que distingue especialmente a la Suiza francófona, ofrece un nuevo terreno al populismo?

Mark Eisenegger: De hecho, el periodismo profesional de calidad - con algunas excepciones - se ha convertido en una actividad económica a pérdidas. Las inversiones en el periodismo de información son rentables únicamente para aquellos que tienen intereses políticos.

swissinfo.ch

swissinfo.ch: Muchos grupos editoriales tienen buenas finanzas. Sin embargo, destruyen el periodismo tradicional con recortes en las redacciones y cierres de publicaciones. ¿La idea hasta hora casi tabú de un apoyo estatal a los medios podría ser una solución? ¿El canon destinado a la radio y la televisión debería incluir a otros actores?

M. E:. Ya en la actualidad, cerca del 75% de los costos de la publicidad terminan en los bolsillos de los gigantes digitales. En paralelo, la cultura de la gratuidad es cada vez más un fenómeno que será difícil de revertir.  

Dado que los medios son esenciales para la democracia, y el periodismo de calidad es cada vez menos rentable, parece necesario el sostén a los medios a través de los fondos públicos. El ejemplo de los países escandinavos muestra que es posible un apoyo mayor a los medios sin detrimento de su independencia ni de la libertad de prensa.

swissinfo.ch: En general, ¿qué importancia tienen los medios en la democracia directa? ¿Cómo ha cambiado su papel?

M. E:. Los medios de información son la savia de la democracia. Deben desempeñar una función de control y vigilar de cerca lo que hacen los que están en el poder. También deben asumir una función de foro de discusión, para que los problemas de la sociedad estén sobre la mesa. Los medios también tienen un papel en la integración: lo que sabemos de nuestra sociedad nos llega de los medios. Estas tres funciones son básicamente amenazadas si el periodismo de calidad se ve privado de sus recursos.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.