Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Diálogo de sordos entre Berna y Bruselas

El Presidente de la Comisión Europea Romando Prodi y la ministra suiza de Exteriores Micheline Calmy-Rey.

(Keystone)

La ministra de Exteriores Micheline Calmy-Rey defendió este lunes la posición de Suiza en las negociaciones bilaterales II.

Pero la Comisión Europea no cede. Ningún acuerdo global en perspectiva.

"Nuestra prioridad no es el calendario. Es conseguir un resultado equilibrado”, resumió Micheline Calmy-Rey, al concluir su jornada europea. “Ello tomará el tiempo que sea necesario”, subrayó la ministra de Relaciones Exteriores de Suiza.

Berna quiere que todos los temas actualmente en discusión entre Suiza y la Unión Europea sean tratados paralelamente y cerrados al mismo tiempo. Es lo que repitió la ministra a Romando Prodi, presidente de la Comisión Europea, y a Chris Patten, comisario encargado de las Relaciones Exteriores.

"En una negociación se da y se recibe”, explicó la ministra. De esta forma, el Gobierno suizo estima haber dado satisfacción a la Unión Europea concluyendo un acuerdo sobre la fiscalidad del ahorro. A cambio, Berna reclama un acuerdo sobre la adhesión de Suiza al espacio de Schengen.

Según Micheline Calmy-Rey, "los obstáculos no son insuperables”. Suiza quiere simplemente una clarificación del artículo 51 sobre la ayuda mutua judicial para evitar que el secreto bancario helvético quede en peligro.

Por parte de la Comisión Europea el asunto es visto con otro prisma. “Hemos acordado a Suiza lo que deseaba, es decir, un acuerdo sobre el modelo noruego (sobre Schengen), y ahora resulta que no le conviene”, explicó un alto funcionario.

Por lo demás, los Quince estiman haber sido muy generosos acerca del acuerdo sobre la fiscalidad del ahorro.

Diálogo de sordos

En consecuencia, nos encontramos en una situación de diálogo de sordos. Cada uno considera que el balón está en el terreno adverso.

Por ambos lados se afirma que la decisión debe ser tomada en el ámbito político. Pero ninguna fecha ha sido fijada para un famoso encuentro de alto nivel.

Sin prometer nada, Romano Prodi se limitó a declarar que este encuentro podría tener lugar “en un tiempo no muy lejano”. Pero en el entorno de Chris Patten se estima que las condiciones no están reunidas para tal cita.

El lunes pasado, la cuestión de la extensión de los acuerdos sobre la libre circulación de personas a los 10 nuevos miembros de la Unión Europea fue también abordada. Según Micheline Calmy-Rey, ese asunto podría avanzar muy rápidamente.

Bruselas cede

Bruselas parece hacer concesiones. En efecto concedió a Suiza los plazos de transición que había solicitado. La próxima reunión sobre estas negociaciones tendrá lugar en Berna, el 4 de febrero.

Si la Comisión esperaba obtener a cambio más flexibilidad de parte de Suiza, tiene motivo para sentirse decepcionada. En efecto, el mensaje entregado por la ministra helvética no da lugar a dudas.

En esa partida de pulso Suiza no tiene apuro. Pero no es el caso de la Unión Europea (UE) que quiere concluir el acuerdo sobre fiscalidad del ahorro lo más rápido posible. La UE se propone también llevar a término cuanto antes los acuerdos sobre la libre circulación de personas, ya que su extensión a los nuevos miembros de la UE está prevista para el 1 de mayo próximo.

Berna apuesta entonces por que el tiempo juegue en su favor. Es posible a corto plazo, pero en una Unión Europea con 25 miembros las negociaciones corren el riesgo de ser más difíciles.

swissinfo, Barbara Speziali, Bruselas
(Traducción: Alberto Dufey)


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes