Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Diálogo para la paz en Colombia

El comisario gubernamental de Colombia para la paz, Camilo Gomez, flanqueado por los miembros encarcelados del ELN, Francisco Galan (i) y Felipe Torres (d) a su llegada a Ginebra.

(Keystone)

Ginebra alberga este lunes a más de 80 delegados a las negociaciones entre el movimiento guerrillero ELN y el gobierno colombiano en el marco del proceso de paz iniciado por el presidente Andrés Pastrana.

El secretario de Estado para Asuntos Exteriores, Franz von Däniken, inauguró el encuentro.

En su papel de miembro del "Grupo de países amigos para la paz en Colombia" -integrado también por Francia, España, Noruega y Cuba- Suiza ofrece sus "buenos oficios" a los interlocutores , explicó el vocero del Departamento Federal de Asuntos Exteriores, Livio Zanolari.

Según el alto comisionado colombiano para la paz, Camilo Gómez, las naciones que seguen las platicas entre el gobierno de Bogotá y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) -el segundo movimiento guerrillero del país, después de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas (FARC), con unos cinco mil efectivos- podrían intervenir como mediadores, en caso necesario.

La misión del grupo, precisó el representante sudamericano es la "facilitar y dar seguimiento al proceso de paz" además de garantizar el cumplimiento de los acuerdos a que se lleguen en virtud de su calidad de "testigos de honor".

Las negociaciones para la paz en Colombia tienen lugar en un contexto de violaciones a los derechos humanos que el órgano informativo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) caracterizó como el más grave del hemisferio occidental con miles de muertos, 3000 secuestros y dos millones de desplazados.

En las conversaciones de Ginebra participarán unas 80 personas entre representantes del gobierno, la guerrilla, medios políticos y económicos y de la sociedad civil, en general.

El objetivo del encuentro que se prolongará por dos días, es el de configurar una agenda para el acercamiento entre la guerrilla y el gobierno. Se espera también la revisión de un proyecto que tendría una vigencia de nueve meses y sería sometido a una serie de reformas sociales, económicas y políticas.

El encuentro de Ginebra se produce luego de que el gobierno de Bogotá sostuviera negociaciones con representantes de las FARC -que cuentan con 12 mil efectivos- a cuya disposición Pastrana acordó un territorio de 42 mil kilómetros cuadrados, y otros 5 mil kilómetros cuadrados para el ELN.

Empero, la oposición de los habitantes de las regiones involucradas, temerosos de que la guerrilla haga valer su propia ley y genere un incremento de secuestros o de ejecuciones sumarias, ha impedido la entrada en vigor de la medida.

Aunada a las negociaciones emprendidas con la guerrilla, Pastrana emprendió una campaña en busca del apoyo internacional para su lucha contra el narcotráfico.

swissinfo y agencias

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes