Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Difícil tarea, la nueva Crossair

Mario Corti, jefe de Swissair, Peter Siegenthaler, de la task force, y André Dosé, presidente de Crossair.

(Keystone)

La célula de intervención de la Confederación ha propuesto tres posibilidades para la creación de una nueva compañía aérea. El costo social es muy pesado en los tres casos, porque prevén respectivamente 9.400, 14.500 y 27.000 supresiones de empleo.

El patrón de Crossair, André Dosé, ha detallado ayer, domingo, ante la prensa, las tres variantes propuestas por la célula de intervención. La primera opción corresponde a una adaptación del plan 'Fenix' de los bancos.

Crossair, propietario de 82 aviones, retomaría 26 aviones para trayectos intercontinentales, y 26 aviones para trayectos cortos de Swissair. Las necesidades de capital serían de 2.200 millones de francos, a los que hay que añadir entre 1.000 y 1.700 millones suplementarios para asegurar la explotación de la flota de aviones intercontinentales durante el próximo horario de invierno.

Según André Dosé, el plazo es, en efecto, demasiado corto para que Crossair retome antes de fin de mes los aviones intercontinentales de Swissair.

Habría que añadir a esta suma el costo del plan social, que sería de unos 650 millones de francos, precisó Mario Corti, patrón de Swissair. Un plan social que todavía no es posible financiar.

Esta variante necesitaría unos 4.000 millones de francos en total. La cuestión fundamental es saber si Suiza quiere tener una compañía nacional con su centro en Zúrich-Kloten, subrayó André Dosé. Ahora bien, sólo la opción A puede garantizar una compañía nacional válida.

Las otras dos posibilidades

La posibilidad B prevé que Crossair retome solamente 15 aviones de largo trayecto de Swissair y 26 aviones para cortos trayectos. Para esta opción se necesitarían 1.600 millones de francos, además de 1.250 millones para cubrir los costos de reducción de personal.

En fin, la posibilidad C prevé que Crossair no retome ningún avión de Swissair. Esta posibilidad costaría 2.700 millones de francos, solamente para las medidas sociales. Además, no sería realista considerar al aeropuerto de Zúrich como un aeropuerto internacional. Los efectos negativos repercutirían también en los aeropuertos de Basilea-Mulhouse y de Ginebra-Cointrin.

El gobierno se pronunciará

La célula de intervención no ha tomado una decisión dado que no es competente para ello. Por su parte, Peter Siegenthaler, director de la Administración Federal de Finanzas, y responsable de la task force, ha precisado que informaría inmediatamente al Consejo Federal (gobierno), que, a su vez, se pronunciará el miércoles, a más tardar, sobre una eventual participación.

La Confederación esta siendo solicitada sobre todo, para un eventual financiamiento del crédito de transición, que permitiría continuar los vuelos trasatlánticos de Swissair durante el horario de invierno.

También se pedirá a la iniciativa privada que participe en el capital de la nueva compañía.

De 9.400 a 27.000 supresiones de empleo

La factura social es importante para el personal en las tres opciones. En el primer caso, 9.400 personas, es decir, el 14% del personal de Swissair, serían despedidas, de ellas, 4.100 únicamente en Suiza.

Para la opción B, 14.500 empleos, de ellos 6.800 en Suiza serían suprimidos. En fin, la peor posibilidad, la C, prevé la supresión de 27.000 empleos, de ellos 14.500 en Suiza.

De manera general, la célula de intervención de la Confederación considera que la creación de una nueva compañía aérea sólo es posible basándose en Crossair.

Problemas de liquidez en las filiales

El grupo de trabajo llegó también a la conclusión de que los medios financieros actuales son suficientes para garantizar las actividades aéreas de Swissair hasta el 28 de octubre.

Por el contrario, faltan medios para algunas filiales. Especialmente SR Technics, Swisscargo, Cargologic, Atraxis, GateGourmet, Swissport y Avireal. El dinero necesario podría obtenerse por la cantidad que desembolsen los bancos tras la compra de las acciones Crossair.

Sin embargo, la disponibilidad de un crédito transitorio de 250 millones de francos es actualmente "urgente", según la célula de intervención. Por lo demás, se deben tomar otras medidas para garantizar el funcionamiento de las infraestructuras más importantes del aeropuerto de Zúrich.

swissinfo y agencias


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes