Navigation

¿Es Suiza una manipuladora del mercado de divisas?

Thomas Jordan, gobernador del Banco Nacional Suizo, © Keystone / Eq Images / Christian Pfander
Este contenido fue publicado el 18 diciembre 2020 - 08:19
swissinfo.ch

La decisión de Estados Unidos de etiquetar a Suiza como un país manipulador de divisas recibió un alud de críticas y un rechazo total por parte del Banco Nacional Suizo. Fabio Canetg, experto en política monetaria, explica la trascendencia de la decisión.

Suiza y Vietnam fueron colocadas el miércoles en una 'lista negra' de manipuladores de divisas anunciada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. En un informe publicado el miércoles (16.12. ) refiere que está interfiriendo excesivamente en los mercados cambiarios. El Banco Nacional Suizo (BNS) lo niega y afirma que sus acciones no ofrecen ventajas competitivas a Suiza que sean injustas con otros países.

SWI swissinfo.ch: ¿Por qué el BNS es tan agresivo en la compra de divisas?

Fabio Canetg: En tiempos de crisis, los inversores tienden a comprar fuertemente el franco suizo por ser una divisa estable. Esto significa que su valor tiende a aumentar, encareciendo las exportaciones suizas. Al mismo tiempo, los bienes y servicios del extranjero se vuelven más baratos en Suiza.

Ambos efectos representan un dolor de cabeza para el Banco Nacional de Suiza (BNS) porque su mandato es mantener la estabilidad de la economía helvética y también de los precios internos.  Como resultado, el BNS compra divisas para evitar que la apreciación del franco se torne demasiado severa.

Contenido externo

SWI: ¿Por qué razones declaró Estados Unidos a Suiza un país manipulador de divisas?F.C .: Estados Unidos tolera intervenciones en los mercados de divisas cuando no superan el equivalente al 2% del Producto Interno Bruto de un país. En el caso suizo, esto significa un límite de unos 15 000 millones de francos suizos (16 970 millones de dólares) anuales. Sin embargo, las intervenciones del BNS han sido mucho mayores en 2020, alcanzando 90 000 millones de francos suizos.  Como Suiza tiene además una balanza comercial superavitaria con Estados Unidos, Washington decidió clasificarle como un manipulador de divisas.SWI: ¿Qué hay detrás de esta estrategia estadounidense?F.C .: Los criterios de Estados Unidos tienen una motivación política. Inicialmente se introdujeron como una respuesta a la decisión de China de mantener su moneda artificialmente baja para que sus productos fueran más baratos (y atractivos) en el mercado estadounidense. Pero en el caso del BNS, la estrategia del banco central no busca abaratar las exportaciones suizas, solo intenta evitar que los productos helvéticos se vuelvan excesivamente caros.

SWI: ¿El BNS estaba preparado para esto?

F.C .: Sí, el BNS estaba bastante preparado para recibir este informe. Poco antes de su publicación, el banco central dio a conocer un comunicado de prensa en el que reiteraba su intención de seguir activo en los mercados de divisas.

SWI: ¿Qué pasaría si el BNS redujera la compra de divisas que realiza?

F.C .: Desde hace aproximadamente un año, la tasa de inflación en Suiza ha estado por debajo de cero, fuera del rango objetivo determinado por el BNS. Una de las misiones del banco es también velar porque los precios no sigan bajando. Pero dado que una reducción a la tasa de interés de referencia, que es de -0,75%, no tendría efecto alguno, la adquisición de divisas es el único instrumento (de política monetaria) que le queda actualmente al BNS. Así que no dejará de utilizarla.

SWI: ¿Hay alguna otra alternativa que el BNS podría considerar?


F.C .: No. En el corto plazo, lo único que el BNS puede hacer es mantener los precios estables e intervenir en los mercados cambiarios cuando lo juzgue necesario. De lo contrario, existe un riesgo de deflación, es decir, de que se registre un periodo sostenido de caída de precios.

A mediano plazo, podría, al igual que la Reserva Federal de Estados Unidos o el Banco Central Europeo, considerar un cambio estratégico de su política moentaria. Por ejemplo, fijar una meta inflacionaria más alta, lo que restaría presión al franco suizo.

SWI: ¿Cuál es el peor escenario para Suiza tras el anuncio de EEUU?

F.C .: No es claro aún cuál sería el peor escenario para Suiza. Se espera que haya conversaciones bilaterales. La ley estadounidense tiene previstas una serie de medidas en este caso, pero ejercerlas en contra de Suiza, o no, dependerá del éxito con el que Suiza logre explicar los porqués de su intervención en los mercados de divisas. Actualmente, Suiza tiene el respaldo del Banco de Pagos Internacionales (BPI), que es el "banco central de los bancos centrales", cuyo presidente expresó al periódico Neue Zürcher Zeitung en octubre que el BNS no es un manipulador de divisas.

SWI: ¿Qué tan grave es el problema del franco suizo fuerte?

F.C .: Es una gran preocupación porque acrecienta el precio de las exportaciones suizas y coadyuva a que la tasa de inflación suiza se mantenga baja, ralentizando el desarrollo económico del país. El BNS confirma periódicamente su disposición a actuar en los mercados de divisas, pero en los últimos meses, no ha hecho nada adicional para debilitar al franco.

El especialista en política monetaria Fabio Canetg es investigador asociado en el Centro de Estudios Gerzensee del Banco Nacional Suizo (BNS), un instituto que ofrece cursos de formación y educación superior para empleados del banco central y estudiantes de doctorado en economía política.

Traducido del inglés por Andrea Ornelas

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.