Navegación

Enlaces para saltar navegación

Subsitios

Principales funcionalidades

Balance de Davos El mundo se reconfigura en 2017

Los asistentes al Foro Económico Mundial han hecho las maletas para regresar a casa tras cuatro días de debates.

Los asistentes al Foro Económico Mundial han hecho las maletas para regresar a casa tras cuatro días de debates.

(WEF/Benedikt von Loebell)

La 47ª edición del Foro Económico Mundial (WEF) concluyó el viernes en Davos. A lo largo de 400 sesiones celebradas en Suiza se debatieron los temas más relevantes para el mundo desarrollado y emergente. Esta vez, algunos acuerdos concretos se desprendieron de los trabajos.

En 2017, el mundo se reconfigura y deberá echar mano de nuevas fórmulas. Estados Unidos será gobernado por el controvertido republicado Donald Trump. El Brexit da pasos concretos obligando a Europa a un profundo ejercicio de introspección. Y China deja claro su rampante poderío comercial en tiempos en que los múltiples gobiernos apuestan por el proteccionismo.

Cuatro desafíos esenciales marcaron la agenda de Davos este año: fortalecer la colaboración mundial, revitalizar el crecimiento, reformar el capitalismo y seguir preparando al mundo para la Cuarta Revolución Industrial.

Alrededor de 3 000 líderes económicos, políticos, sociales, científicos y religiosos intercambiaron ideas y se esforzaron, esta vez, por dejar claro que las promesas irán acompañadas de hechos.

Los logros concretos

La reunión anual del Foro Económico Mundial (WEF) que se celebra en Davos es frecuentemente criticada por ser un crisol de buenas intenciones que no se traducen en hechos.

En esta ocasión, los participantes hicieron énfasis en los acuerdos logrados durante la cita en la estación alpina del cantón de los Grisones. Estos son algunos de los más importantes:

1) Se acordó la creación de un nuevo fondo respaldado por el gobierno noruego por 400 millones de dólares para proteger 5 millones de hectáreas de tierra de la desforestación en diversos países. Se prevé que esta iniciativa se traduzca posteriormente en nuevas inversiones agrícolas que generen empleos y crecimiento económico.

2) Se formalizó la Coalición para la Preparación de Innovaciones Epidémicas (CEPI en inglés) que tiene como meta reaccionar con agilidad ante posibles epidemias globales a través de la creación de vacunas que, gracias a su gestión, serían distribuidas de una forma expedita.

3) Fue lanzado el proyecto ‘Nueva visión para el empleo árabe’, que opera activamente desde 2013, y que ahora se propone contribuir a la formación de un millón de futuros trabajadores (cuadruplicando el impacto que tuvo en los tres años previos).

4) El WEF realizó una alianza con el Instituto de Ciencias Marinas de la Universidad de California para proteger la flora y fauna marina en diversos océanos del mundo.

5) Se estableció una coalición público-privada para construir cadena de abastecimientos de baterías responsable, inclusiva y sostenible. El mercado de las baterías de litio valdrá 70 000 millones de dólares en 2024, pero la producción de estos bienes aún involucra trabajo infantil. O el esfuerzo de adultos que laboran fuera de las condiciones de seguridad deseables, afectando además al medioambiente por el tipo de materiales que se utilizan.

6) Un total de 40 gobiernos y empresas pusieron en marcha un programa global para acrecentar del 14 al 70% la proporción de empaques plásticos reciclados en el mundo.

7) Water.org, fundada por Matt Damon, anunció una asociación con la empresa productora de cerveza Stella Artois para proveer agua potable a 3,5 millones de personas.

8) La empresa social GoodWeave International anunció un nuevo programa llamado ‘Sourcing Freedom’ que busca frenar cualquier forma de abuso o prácticas de esclavismo en las actuales cadenas de producción del mundo. Esto es, 21 millones de personas son forzadas en el presente a trabajar bajo condiciones precarias y en un marco de ilegalidad.

9) Un total de 100 empresarios firmaron un acuerdo de liderazgo responsable que buscará mejoras en las condiciones generales de vida, desempeño y formación de los empleados de las compañías que dirigen.

China, nuevo de líder

Un país concentró los reflectores del WEF del 2017: China.  Xi Jinping se convirtió en el primer presidente de este gigante asiático en asistir a Davos. Y lo hizo acompañado por una nutrida delegación de empresarios chinos.

China se presentó como lo que es, un nuevo líder emergente que exige espacio y respeto. Xi Jinping aseguró que su país mantendrá un compromiso con el libre mercado y las inversiones, para facilitar el comercio.

Sin hacer mención directa a Donald Trump, el mandatario chino criticó el proteccionismo comercial. “Los países deberían vigilar sus intereses considerando siempre un contexto amplio, colaborando, no a costa de los otros. Si inicia una guerra de aranceles, nadie saldrá ganando”, dijo fijando la posición de China de cara a la amenaza del nuevo gobierno estadounidense de frenar las importaciones a través de la imposición de elevados aranceles.

Una visión que suscribió el Fondo Monetario Internacional (FMI), representado en Davos por su directora gerente. Christine Lagarde afirmó que “hay 3 600 millones de personas en el mundo que aspiran a un mejor ingreso y a tener un alimento que llevarse a la boda al menos una o dos veces al día. Dar la espalda a la globalización es dar la espalda al desarrollo. Decir que la globalización es mala porque destruye empleos es una visión limitada”.

Estados Unidos, la era Trump

El último día de trabajos del WEF coincidió con la toma de posesión de Donald Trump como el 45º presidente de Estados Unidos.

En las jornadas previas, los administradores de los capitales habían tomado la palabra para compartir su visión sobre el sucesor de Barack Obama.

Laurence D. Flik, presidente de gestora global de inversiones BlackRock, aseguró que la figura de Trump aún debe demostrar que será capaz de hacer lo que prometió. Pero por el momento, dijo, las bolsas están apostando por algunas de sus políticas concediéndole el beneficio de la duda.

Sin embargo, George Soros, magnate multimillonario y fundador de Quantum y del Soros Fund Management fue mucho más duro en su juicio. “Trump es un impostor que fracasará”.

Consideró que es un dictador en potencia que encabezará un gobierno mafioso, opuesto a lo que es una sociedad abierta. Soros –quien respaldaba a la demócrata Hillary Clinton durante la campaña electoral– aseguró que se mantendrá lo más lejos posible del republicando y exhortó a los capitales mundiales a hacer lo mismo.

Pero solo el paso del tiempo dirá cuál será el devenir económico y político del mundo.

Ha concluido la edición 2017 del WEF dedicada al tema ‘Liderazgo receptivo y responsable’. Los invitados han partido y la localidad alpina vuelve a su cotidianeidad durante los próximos once meses.

×