Cede el desempleo, pero crece la pobreza

El desempleo se ha reducido en Suiza y los salarios son buenos, pero... Keystone

En 2007 convivieron elevados sueldos, un gran dinamismo económico y una paradójica pérdida del poder adquisitivo.

Este contenido fue publicado el 31 diciembre 2007 - 12:41

En este contexto, Caritas reveló que cada vez existen más 'working poors' en Suiza.

Aunque las palabras 'Suiza' y 'pobreza' parecen contradictorias, la estadística se ha encargado de derrumbar el mito.

Contra toda expectativa, este 2007 el desempleo se redujo a su tasa más baja en lo que va de la década y los salarios helvéticos se cuentan entre los más altos de Europa.

Pese a ello, el poder adquisitivo se reduce y la pobreza se multiplica, una ecuación difícil de aceptar por propios y extraños.

¿Oasis helvético?

La Secretaría de Estado de Economía (Seco) presentó el 10.03 un estudio sobre satisfacción laboral que arrojó interesantes resultados; 9 de cada 10 trabajadores suizos se dicen contentos con su empleo, horarios y con la capacidad que tienen para conciliarlo con su vida personal.

Una semana después (17.03), la Oficina Federal de Estadística (OFS) presentó un estudio que resultó complementario y en el que reveló que los suizos ganan en promedio 55 francos por hora.

Descontado el pago de impuestos, la percepción mensual de un trabajador helvético –promedio nacional- es de 5.630 francos suizos mensuales, 20% por encima de Francia, Alemania y Austria y 30% superior a la de España, por citar algunos ejemplos dentro de la Unión Europea.

Empleo creciente

Simultáneamente, el desempleo ha vivido una de sus mejores etapas en 2007.
Comenzó el año por encima del 3% con respecto a la Población Económicamente Activa (PEA), es decir, la población en edad y deseo de trabajar.

Y se redujo de forma paulatina y constante, como resultado del dinamismo de la economía y del sector exportador, hasta llegar a su nivel más bajo en octubre pasado, con una tasa de sólo 2,7% de la PEA.

Esto significa que sólo 102.300 suizos se encontraron sin oportunidades laborales en el país, un reporte sin precedente durante los últimos siete años.

La tendencia del cierre del año será hacia un ligero repunte, pero el 2008 promete buenas noticias.

Los cantones del Valais o el Tesino cuentan con tasas superiores a la media, al registrar niveles de desempleo de 3,5 y 4,5% de la PEA, respectivamente. A la cabeza del desempleo, se mantiene el cantón de Ginebra con más del 6%.
En contrapartida, Berna y Zúrich registran niveles de paro inferiores al 2%.
Una tendencia positiva, en lo general, pero que se vio empañada por algunos otros datos.

'Working poors'

Aunque los suizos se sientan a gusto con su trabajo, se abran nuevas plazas y su mano de obra sea bien remunerada -unos 5.500 francos suizos por persona a escala nacional-, el poder adquisitivo de la población pierde 1,1% anual desde el 2001 como resultado de la evolución de la inflación.

Un dato que pone el dedo en la llaga sobre un problema que pareciera ajeno a Suiza, pero que no lo es.

Existen actualmente en el país alrededor de 550.000 pobres y 360.000 de ellos están considerados 'working poors', es decir, habitantes que están activos en el mercado laboral pero viven una apretada situación financiera.

Lo anterior de acuerdo con estimaciones preliminares de la Oficina Federal de Estadística (OFS), que afirmó el 10.05 que se trata de 8,5 y 4,2% de la población, respectivamente.

Empleados que lo tienen cuesta arriba para pagar las facturas, alojamiento y alimentación.

Los datos de la OFS son sólo un acercamiento a la realidad, y de acuerdo con Caritas Suiza, falsean la misma ya que ofrecen una visión parcial.

Manual de pobreza

El 12.07, el 'Manual sobre la Pobreza en Suiza', dado a conocer por la fundación Caritas, desenmascaró con cifras una realidad que parece ajena a un país como la Confederación.

Pese a su elevado nivel de desarrollo y a la existencia de un PIB por habitante superior a los 35,500 dólares, el estudio realizado por Christin Kehrli y Carlo Knöpfel, concluyó que en Suiza existen muchos más pobres de los que aparecen en las cifras oficiales.

"Personas, familias y grupos son considerados pobres cuando disponen de medios –materiales, culturales y sociales- tan escasos que quedan excluidos del modo de vida que, en sociedad, es el mínimo aceptable", citó Kehrli.

En Suiza, según los expertos, existe una pobreza "relativa", que hace que aquellos que la padecen lleven una vida plagada de restricciones, aunque su pobreza no sea "absoluta", es decir, aquella que priva a quien la padece de casa, vestido y sustento.

Y el Manuel arroja otra reflexión importante, acusa a Suiza de carecer de un umbral oficial de pobreza. "El mínimo vital debe garantizar la existencia material (vivienda, alimento, cuidados médicos, etc) y promover la integración social y profesional", agregó.

El problema del empobrecimiento suizo seguirá entrelazado con los datos espectaculares de ingreso individual, en un caleidoscopio en donde todo es posible.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

La economía helvética crecerá 3% en 2007, el mejor dato de la década, situación que permitió paliar el desempleo en prácticamente todos los sectores productivos.

La Red Caritas, primera entidad no gubernamental especializada en medir la pobreza en Suiza, otorga ayuda social a desempleados, inmigrantes, 'woorking poors' y otros grupos con problemas económicos.

La Oficina Federal de Estadística (OFS) y la Secretaría de Estado de Economía (Seco) son las instancias públicas encargadas de ofrecer datos sobre empleo y desempleo. Pero no existe aún estadística oficial sobre pobreza.

End of insertion

Datos clave

En Suiza, los salarios más altos son 6 veces mayores que los más bajos; en la Unión Europea (UE) la brecha es 30% mayor.

Un suizo se halla en 'pobreza' cuando gana menos de 2.500 francos suizos mensuales.

Si bien el salario promedio es de 5.500 francos suizos mensuales en Suiza, 25% de la población gana menos de 4.120 francos y otro 25% devenga más de 8.020 francos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo