Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Cuentas opacas en Suiza España no está interesada ahora en un Rubik

La amnistía fiscal valió la pena, aunque la recaudación fue modesta, según el ministro de Hacienda Cristóbal Montoro.

La amnistía fiscal valió la pena, aunque la recaudación fue modesta, según el ministro de Hacienda Cristóbal Montoro.

(Keystone)

Madrid y Berna confirman que no han sostenido reuniones para negociar un acuerdo de impuesto liberatorio. Un esquema que, según el instituto KOF, sería muy ventajoso para España. A cambio, el Gobierno de Rajoy apuesta por un programa antifraude.

España puso punto final a su amnistía fiscal 2012. Y el balance es el ejemplo perfecto del vaso medio lleno… o medio vacío.

El fisco español se propuso recaudar entre junio y noviembre el equivalente a 2.500 millones de euros (3.000 millones de francos suizos) de cuentas bancarias que sus contribuyentes tenían ocultas en el extranjero.

El resultado fue muy distinto: ingresaron 1.191 millones de euros (1.428 millones de francos suizos), menos de la mitad de lo previsto.

Pese al dato, para el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, “la amnistía mereció la pena”, ya que un total de 31.000 contribuyentes españoles se acercaron voluntariamente a las autoridades para regularizar inversiones por 37.800 euros como promedio.

No obstante, a los críticos del Gobierno y a los más suspicaces les quedan al menos dos preguntas sin respuesta. ¿Dónde está el otro 50% de las cuentas en el extranjero que no tributan al fisco mientras las finanzas españolas están en llamas? ¿Seguirá adelante Madrid con su interés por un posible Acuerdo Rubik con Suiza para obtener recursos frescos sin vulnerar el secreto bancario?

Impuesto liberatorio

Mario Tuor, portavoz de la Secretaría de Estado de Asuntos Financieros Internacionales (SIF), confirmó en junio a swissinfo.ch que España “había manifestado su interés por saber más sobre el modelo que Suiza aplica en materia de impuesto liberatorio”.

Las autoridades y la banca suizas consideran el modelo Rubik como una solución salomónica.

“Los acuerdos de retención del impuesto liberatorio permiten gravar a todos los contribuyentes con cuentas en Suiza, cumpliendo con ello el principio de que el país de origen grave los ingresos de sus ciudadanos. Pero consigue también que la privacidad de los clientes se mantenga protegida, ya que es éste quien decide si paga de forma anónima, o si revela a Hacienda la información sobre su cuenta”, explica Tuor.

Al preguntarle qué nuevos pasos han dado España y Suiza en este tema de junio a la fecha, el portavoz de la SIF responde que no hay avances: “Intercambiamos información sobre nuestro modelo de impuesto liberatorio. Pero no hay negociaciones concretas aún”.

Sobre Portugal, otro país que por su situación financiera podría estar interesado en un convenio Rubik con Suiza, Mario Tuor declina ofrecer detalles: “No comentamos el interés de otros países por el modelo suizo, a menos que ellos deseen hacerlo público”.

Contra el fraude

Para obtener ingresos adicionales, el Ministerio español de Hacienda prepara una nueva estrategia.

Fuentes ministeriales informaron a swissinfo.ch desde Madrid que “con respecto a un acuerdo tipo Rubik, durante los últimos meses, no ha habido reuniones para desarrollar algo parecido entre Suiza y España”.

Asimismo descartan la posibilidad de prorrogar la amnistía fiscal que concluyó el pasado 30 de noviembre.

“El plan de regularización nació con una vocación extraordinaria, tal y como aconseja la OCDE. Por lo tanto, no se contempla una segunda fase ni en el próximo año ni durante los ejercicios siguientes. A cambio, el Gobierno acaba de aprobar una ley antifraude que obligará por primera vez a los contribuyentes a presentar una declaración de los bienes y rentas que tienen en el extranjero”.

Una declaración que deberá realizarse todos los años durante el primer trimestre de cada ejercicio y que será obligatoria a partir de 2013.

Este plan permitirá al Gobierno “obtener información de estas declaraciones y utilizar también los acuerdos de intercambio de información tributaria que España está firmando con otros países de la UE”.

El Ministerio de Hacienda precisa, finalmente, que culminada la regularización fiscal especial –amnistía fiscal-, el Gobierno se centrará en la nueva ley antifraude y en potenciar diversos acuerdos de intercambio de información.

¿Qué falló?

España necesita fortalecer sus finanzas si quiere asegurar que -como lo ofreció el Gobierno del conservador Mariano Rajoy- el 2013 sea el último año recesivo.

¿Puede realmente considerarse como un éxito una amnistía fiscal que recaudó la mitad de lo previsto?

Florian Chatagny, investigador en Finanzas Públicas del Centro de Investigación Coyuntural de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (KOF) enumera tres razones fundamentales por las que la recaudación fue modesta, pese a la aplicación de una tasa de solo el 10% sobre los fondos declarados, sin sanciones adicionales ni procesos penales.

En primer lugar, puede ser el resultado de que la ley no incluyó el IVA. Así, una compañía que estaba evadiendo sobre los ingresos corporativos y también el IVA, tenía el temor de que acogerse a la amnistía le conduciría a que se detectara su fraude con respecto al IVA, explica a swissinfo.ch.

Segundo, España destina el 21,9% de la plantilla de su administración fiscal a las tareas de auditoría e investigación –frente al 65% de Alemania, por ejemplo–, por lo que muchos contribuyentes podrían considerar baja la probabilidad de ser auditados.

Y tercero, dado que el Gobierno ha anunciado un repunte en la carga fiscal que aplica a personas y empresas, no existe un incentivo para que los evasores declaren sus fondos opacos cuando saben que deberán pagar más en el futuro, estima el experto.

Firmar un acuerdo Rubik con Suiza traería muchas ventajas para España, según Chatagny. “Proveería al Gobierno español de un ingreso tributario adicional en poco tiempo. Especialmente considerando que un sistema de intercambio automático de información con países como Suiza, Austria o Luxemburgo es algo improbable”.

Por otra parte, “a diferencia de una amnistía fiscal que es una medida única, el sistema Rubik tendría también la ventaja de generar flujos permanentes de ingresos fiscales para el Ejecutivo español. Además de que los costos administrativos de un acuerdo Rubik son absorbidos de forma casi íntegra por los bancos”, puntualiza.

calatrava muda su fortuna a suiza

En medio de la cruzada que realiza Hacienda para cerrar brecha al incumplimiento tributario y aumentar los ingresos que fluyen a las arcas públicas, figuras como el arquitecto español Santiago Calatrava han decidido transferir su fortuna a Suiza, según el diario económico Cinco Días.

Desde el pasado 23 de noviembre, la empresa familiar Calatrava & Family, dedicada al negocio de la adquisición de bienes inmobiliarios nacionales y extranjeros y con un portafolio de inversión que ronda los 38,3 millones de francos suizos, ha mudado su domicilio a Zúrich, levantando críticas en su país.

Fin del recuadro

Acuerdos Rubik

El impuesto en la fuente con efecto liberatorio (impuesto liberatorio) es un gravamen aplicado a una fuente de ingresos a partir de una tasa negociada. Se conoce también como Acuerdo Rubik.

Suiza pondrá en marcha dos acuerdos de este tipo el 1 de enero de 2013 con Austria y Gran Bretaña. Los bancos helvéticos aplicarán el gravamen acordado sobre los haberes de los ciudadanos de estos dos países. En el futuro se gravarán también los rendimientos.

Los fondos serán transferidos a la Administración Federal de Contribuciones de Suiza (AFC) y ésta los transmitirá a Viena y Londres, respectivamente.

El acuerdo con Alemania –que aprobó el Parlamento suizo- tiene pocas probabilidades de ser reactivado, después de que el Bundesrat (cámara alta) germano lo rechazara en  noviembre.

Suiza mantiene conversaciones para sendos Rubik con Italia y Grecia.

Fin del recuadro

Éxito de una amnistía fiscal

La amnistía fiscal española de 2012 permitió recaudar 1.190 millones de euros. En 2009, Francia e Italia aplicaron esquemas semejantes. París recaudó 700 millones de euros, mientras que Roma consiguió ingresar 5.600 millones.

Algunas condiciones claves para que una amnistía fiscal sea exitosa son:

-Ofrecer un incentivo sustancial para que los contribuyentes participen, vía la reducción de las multas impuestas a los contribuyentes, una reducción de la tasa que debe pagarse sobre los activos declarados, o la garantía de no realizar inspecciones impositivas o persecuciones legales posteriores.

-Las fuentes asignadas a los servicios de inspección impositiva y las penas aplicadas en caso de detección deben aumentar para que lo haga también la percepción de que se puede ser atrapado y castigado en el futuro.

-La cobertura de una amnistía debe ser tan amplia como sea posible incluyendo todo tipo de impuestos aplicados en el país.

-Las disposiciones contenidas en una amnistía deben evitar las interpretaciones jurídicas ambiguas e, idealmente, debe acompañarse de una reforma fiscal que busque ampliar la base gravable.

Fuente: Florian Chatagny, investigador en Finanzas Públicas, KOF

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

×