Navigation

Denunciará UBS a evasores grandes y pequeños de EEUU

El UBS entregará a EE UU información sobre 4.450 clientes sospechos de evasión fiscal. Keystone

Entregará información sobre clientes estadounidenses con "cuentas ocultas" superiores a los 250.000 francos suizos, revela el acuerdo firmado entre Washington y Berna en agosto pasado.

Este contenido fue publicado el 18 noviembre 2009 - 11:38

La información será enviada por la autoridad helvética, que dotará a los involucrados de herramientas para apelar si así lo desean. UBS intenta voltear la página y promete jugosas utilidades antes del 2014.

Tras mantener la información en secreto durante tres meses, la Administración Federal de Contribuciones (AFC) de Suiza reveló este martes (17.11) los detalles del acuerdo que Berna firmó con Washington para finiquitar el escándalo de evasión de impuestos que protagonizó el UBS en el país de las barras y las estrellas.

La gran noticia: la pesquisa de evasores incluye clientes del UBS de tamaño medio, no sólo a millonarios.

De hecho, los criterios que aplicó el UBS para seleccionar a los clientes cuyas coordenadas serán entregadas al fisco de EEUU son:

1) Clientes estadounidenses del banco poseedores de cuentas superiores a 250.000 francos suizos (246.300 dólares) que no fueron reportadas ante el fisco de EEUU entre 2001 y 2008.

2) Cuentas de estadounidenses que generaron ganancias anuales superiores a los 100.000 francos suizos (98.500 dólares) no declaradas durante los últimos tres años.

El compromiso suizo

El verano pasado (19.08), el Gobierno de Suiza se comprometió con su homólogo estadounidense a entregar el nombre de 4.450 clientes del UBS sospechosos de evadir al fisco del Gobierno de Barack Obama a través de sus cuentas en el banco suizo.

Todo en un periodo máximo de un año. Y los primeros 500 nombres deberán fluir antes del 25 de noviembre.

Los criterios del documento fueron guardados celosamente durante un trimestre porque revelarlos afectaría la evolución de la "amnistía" fiscal que ofreció el Internal Revenue Service (IRS) a todos sus contribuyentes con cuentas en el extranjero, una tregua tributaria que concluyó el 15 de octubre pasado.

Este martes, finalmente, la AFC helvética ofreció detalles del compromiso asumido en el acuerdo extrajudicial que libró al UBS de ser sometido a un proceso en una corte de Florida por promover y encubrir la evasión de impuestos entre sus clientes estadounidenses con cuentas en Suiza entre el 2001 y el 2007.

De hecho, el IRS pedía que fueran revelada la identidad de 52.000 evasores potenciales y se contentó con la muestra de los 4.450 referidos.

El filtro de la AFC

Al realizar el anuncio de los detalles del compromiso, la Administración Federal de Contribuciones helvética confirma también que el UBS no está en facultad de transmitir directamente la información al fisco de EEUU.

"El banco prepara y edita el expediente de sus clientes, y la sociedad de auditoria PricewaterhouseCoopers (PWC) controla que los contenidos se ciñan a las instrucciones de la AFC y se procede después a un examen jurídico", cita.

Lo anterior garantiza el derecho de consulta de las personas concernidas, que tienen la posibilidad de asesorarse, fijar su posición, y tienen 30 días para depositar un recurso ante el Tribual Administrativo Federal.

"Para asegurar que todo el procedimiento se desarrolle como se debe, el gobierno helvético ha nombrado a Hans-Jörg Müllhaupt como titular de un equipo responsable de esta tarea que funciona plenamente desde octubre", refirió.

A finales de octubre, la AFC recibió ya los primeros 500 casos, los evalúa, tomará decisiones conforme reciba el material, y los primeros expedientes están listos ya para ser enviados a EEUU antes de que concluya noviembre.

UBS, tras la rentabilidad

Por su parte, también este martes, UBS ofreció noticias desde Zúrich.
Su intención es recuperar la confianza de sus clientes.
Durante la celebración de la llamada "Jornada de los Inversionistas", dio a conocer una ambiciosa meta para el grupo: Obtener utilidades anuales (antes de impuestos) de 15.000 millones de francos suizos en un periodo no mayor a 3-5 años. Y un rendimiento sobre fondos propios del orden del 20%.
Dos cifras que no son fáciles de alcanzar pero que se inscriben en el ámbito de lo posible.

Para Oswald Grübel, Director General del UBS, "la estrategia implicará toda una revolución en la operación del grupo; y en su posicionamiento como administradora de fortunas que tendrá también que demostrar una presencia activa en la banca de negocios internacional".

El grupo, dijo Grübel, ya fortaleció su capital y se ocupa cada vez más de responder a las necesidades de su clientela, estamos convencidos de que podemos mantenernos como el banco número uno de Suiza.

Compromiso de transparencia

Y aunque el banco helvético se dice listo para erigirse como "un nuevo UBS, protagonista de criterios elevados y reconocido por su transparencia, calidad de servicio y honestidad en la gestión de activos", el camino por andar aún es largo.

Más allá del discurso y las promesas, la realidad es que el UBS acumula ya cuatro trimestres con pérdidas, la más reciente por 564 millones de francos suizos correspondientes al tercer trimestre del 2009. Y durante el segundo trimestre del año, los "números rojos" alcanzaron 1.400 millones de francos, datos que hablan de un desempeño aún frágil y, sobre todo, de la desconfianza de sus clientes.

Sobre la marcha, UBS ha experimentado una fuga de capitales por parte de sus clientes de 56.100 millones de francos suizos durante el 2009, lo que deja claro que un discurso optimista no es suficiente. Hacen falta hechos.

Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Contexto

Suiza constituyó en agosto pasado una unidad especial conformada por 30 especialistas en auditoría contable y 40 juristas y fiscalistas que trabajan en el suministro de información financiera y bancaria que debe transmitirse al IRS sobre los clientes sospechosos del UBS.

UBS contactó en septiembre a todos sus clientes estadounidenses en riesgo de ser detectados por el IRS estadounidense, para animarlos a presentarse voluntariamente ante el IRS para regularizar su situación. El castigo era pagar un monto equivalente al 6% de sus inversiones.

EEUU tiene previsto cerrar el proceso civil contra UBS hasta el 24 de agosto del 2010. Puede hacerlo antes (1 de enero del 2010), sólo si el IRS recibe declaraciones voluntarias de 10.000 cuentas del UBS.

End of insertion

Datos clave

JUNIO 2007. El Internal Revenue Service (IRS) comienza a investigar al UBS por ayudar a muchos de sus contribuyentes a evadir impuestos vía cuentas en Suiza.

MAYO 2008. El entonces ex empleado del UBS, Bradley Birkenfeld, confiesa que UBS promovió y encubrió la evasión entre sus clientes americanos.

FEBRERO 2009. UBS paga una multa de 780 millones de francos suizos al IRS para purgar su culpa. El fisco estadounidense le exige además las coordenadas de 52.000 posibles evasores; el banco suizo se niega a entregarlas.

MAYO 2009. Un juicio civil contra el UBS se torna inminente en el estado de Florida.

AGOSTO 2009. Berna y Washington llegan a un acuerdo extrajudicial en el caso UBS-IRS, cuyos detalles se mantienen en secreto hasta noviembre del 2009.

End of insertion

LOS COMPROMISOS DE SUIZA

Tras 50 días de enfrentamientos, Suiza y el gobierno de Estados Unidos firmaron en Washington (19.08), un acuerdo extrajudicial que puso fin al conflicto protagonizado por el UBS y el fisco estadounidense por la evasión que encubrió el banco suizo (2001-2007) entre millares de sus clientes americanos con cuentas en Suiza.

El gobierno suizo se comprometió a entregar al Internal Revenue Service (IRS), fisco estadounidense, información confidencial sobre 4.450 cuentas en un periodo máximo de 12 meses contados a partir de entonces.
Los primeros 500 nombres deben fluir antes de que concluya noviembre del 2009.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.