Julius Bär, sancionado por su laxitud ante el lavado de dinero

La compañía petrolera estatal venezolana PDVSA es uno de los clientes citados en el caso. Associated Press

La autoridad supervisora del sector financiero suizo FINMA prohibió temporalmente al banco zuriqués Julius Bär realizar grandes adquisiciones debido a que, entre 2009 y 2018, incumplió con los estándares que debía poner en marcha para evitar el lavado de dinero.

AP/Keystone-SDA/dos

FINMA, en su calidad de vigilante del sistema financiero, señaló al banco Julius Bär  el “serio incumplimiento de la legislación del mercado financiero” en el que incurrió y le prohibió “realizar adquisiciones complejas y a gran escala hasta que demuestre que está cumpliendo con la ley”.

Asimismo, ordenó al banco poner en marcha una serie de medidas que aseguran que eliminará las brechas y vacíos que demostró. Por ejemplo, FINMA revisará la contratación y gestión del personal y tareas que realizan los empleados que asesoran a los clientes, y tendrá voz sobre los castigos y recompensas que el banco da a los empleados por su desempeño. 

FINMA explicó que el mal ejercicio del banco se relaciona con el periodo 2009-2018 y está estrechamente vinculado con la relación que tenía con la petrolera estatal venezolana PDVSA y con el organismo rector mundial del fútbol FIFA.

Según FINMA, el banco no hizo lo necesario para determinar la identidad y antecedentes de los clientes, y además Julius Bär basó su "sistema de remuneraciones de forma casi exclusiva en el cumplimiento de objetivos financieros, sin considerar que se cumplieran los lineamientos en materia de gestión de riesgos”.

“En 2014, por ejemplo, un importante cliente venezolano realizó una transacción de 70 millones de francos suizos (alrededor de 70 millones de dólares) y el banco no realizó las investigaciones pertinentes a pesar de que estaba al tanto de que esta persona había enfrentado cargos por corrupción previamente”, afirma FINMA.

FINMA nombrará un auditor independiente que estará a cargo de supervisar los cambios que deben producirse en Julius Bär.

Por su parte, en un comunicado, el banco reconoció como válidas “las conclusiones (a las que llegó FINMA) con respecto a sus deficiencias en el combate contra el lavado de dinero en sus negocios en Latinoamérica”.

Añadió que ya había atendido las deficiencias identificadas y había comenzado a instrumentar medidas correctivas, como el nombramiento de nuevos gerentes, al tiempo que se refuerza su sistema global de gestión de riesgos desde 2018. También expresó que su estrategia de crecimiento futuro “dejará atrás la simple generación de nuevas ganancias para concentrarse en un crecimiento sustentable de dichos beneficios”.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo